Las sombras de Gil García arrastran a Cristóbal Iglesias

El gobierno local pretende aprobar hoy en pleno el inicio del procedimiento para la extinción de la relación laboral que en excedencia mantiene aún el alcalde de Facinas en el Ayuntamiento tarifeño. La Justicia le condenó en el 2016 junto a Gil García por su irregular contratación

cristobaliglesias1
Cristóbal Iglesias el día de la presentación de la candidatura de Gil García
Las sombras de Gil García arrastran a Cristóbal Iglesias

 

El gobierno del tripartito en base a la sentencia acusatoria dictada en marzo del 2016 por la magistrada del Juzgado de lo Penal número 2 de Algeciras, ha determinado extinguir el contrato ‘laboral y temporal’ que mantenía con el alcalde de la ELA de Facinas, Cristóbal Iglesias Campos.

Como recordarán el que fuera secretario de Organización Socialista, abandonó el PSOE y se integró en la militancia del Partido Popular, bajo la presidencia de Juan Andrés Gil. Cuando Gil ganó las elecciones y comenzó a gobernar, colocó a Cristóbal Iglesias en un puesto de trabajo que ya ocupaba otro trabajador que fue despedido por decreto de Gil García y su plaza pasó a ocuparla Iglesias Campo  realizando trabajos de reforma en el castillo de Guzmán el Bueno sin que fuese convocado ningún proceso de selección ni contratación para tal fin.

El asunto derivó en una denuncia del Partido Socialista por presunta ‘prevariación’ contra Gil García, y el proceso judicial desembocó -en la referida fecha- en una condena a Juan Andrés Gil, exalcalde de Tarifa, a siete años de inhabilitación para cargo y empleo público por un delito de prevaricación administrativa establecido en el artículo 404 del Código Penal. Pero además, la jueza determinó que en el caso de Iglesias Campos, se impusiese una condena a una multa de tres meses, a razón de seis euros diarios, en virtud al artículo 406 del Código Penal, que alude a la persona que acepta la propuesta, nombramiento o toma de posesión sabiendo que carece de los requisitos legalmente exigibles. A su vez, lo absuelve de la acusación de cooperador necesario de un delito de prevaricación administrativa.

Gil se vio obligado a dimitir, pero Cristóbal Iglesias, a pesar de ser condenado se mantuvo en su puesto, pero desde que ostenta las responsabilidades como alcalde pedáneo de Facinas, gozaba de una ‘excedencia en su trabajo’. El Gobierno del tripartito, “en base a la responsabilidad política y municipal’ ha determinado, por probada constatación de un delito, y en función de la condena dictada en su día “extinguir por ilegal el contrato que unía a Cristóbal Iglesias con el Ayuntamiento de Tarifa.

Es por ello por lo que en la tarde de hoy y dentro del punto 3.2 del orden de la sesión plenaria prevista, se lleva el asunto con dictamen: Personal. Expediente 2017/72, la “propuesta inicio de procedimiento de revisión de oficio expediente de contratación laboral temporal de Cristóbal Iglesias). Un punto que todo hace indicar saldrá hacia delante con los votos favorables del equipo de gobierno y el voto en contra de sus actuales compañeros de partido.

Desde el Gobierno local se entiende que la contratación de Iglesias, se hizo de manera fraudulenta, ya que se realizó de manera arbitraria e ignorando dos informes de técnicos que alertaban de su ilegalidad y que su condena y la de Gil García así lo constatan.

Desde el gobierno local, habían estado barajando la posibilidad de exigir a Iglesias Campos responsabilidad patrimonial, es decir reponer de su bolsillo los salarios cobrados durante todo el tiempo que se ha beneficiado económicamente de las arcas municipales, pero finalmente han descartado esta posibilidad y solo propiciarán extinguir la relación laboral con el alcalde de Facinas condenado por la Justicia.

Comentarios