Tarifaaldia

UN AÑO DE LA MOCIÓN DE CENSURA

Ganar Tarifa-Iu valora positivamente el año de gobierno del 'tripartito'

GT-IU hace una valoración positiva del año de gobierno del tripartito en base al pacto firmado y considera que, paso a paso, los asuntos más fundamentales salen adelante. 

image
Ganar Tarifa-Iu valora positivamente el año de gobierno del 'tripartito'

 

 

Se cumple un año desde la entrada en el gobierno del tripartito y la valoración desde la formación Ganar Tarifa – IU es positiva en tanto al cumplimiento de lo pactado por las formaciones políticas, si bien es verdad que desde GT-IU se critica la lentitud en conseguir asuntos que se tenían claros desde el inicio y que responde a la burocracia o a la necesidad de reestructurar el organigrama de la Casa Consistorial. 

 

En cuanto al cumplimiento de las premisas fundamentales del pacto, Ganar Tarifa – IU considera que se han puesto los recursos y la voluntad para cumplirlas escrupulosamente y que los resultados más palpables aún no se perciben, pero sí se observan cambios sustanciales en la forma de hacer política en el municipio. 

 

La transparencia y la participación eran clave en el pacto de gobierno, y se vislumbra el camino que conduce a su consecución a pesar de las dificultades encontradas para poderlas hacer efectivas. No obstante, se reconoce la gran dificultad en la participación ciudadana, pues Tarifa cuenta con una escasa cultura participativa que nos lleva a iniciar el procedimiento a través de las experiencias piloto como la Comisión de Apoyo a la Cultura y la Educación (KC) o los presupuestos participativos que acaba de poner en marcha la Delegación de Juventud, y en cuanto a transparencia, se han puesto todos los medios posibles para que la gestión la pueda conocer cualquier ciudadano sin grandes esfuerzos, aunque se reconoce que algunas herramientas inherentes a la transparencia están trabajándose en la actualidad para llegar a cumplir objetivos mínimos marcados en la normativa que previamente al actual gobierno eran utopía. 

 

Uno de los problemas fundamentales encontrados por el actual equipo de gobierno fue la gran deuda que el Ayuntamiento alberga, que asciende a los 40 millones de euros y que crecía de forma exponencial hasta el pasado noviembre. Es absolutamente imposible acabar con la deuda cuando ésta supone el doble del presupuesto general de un año del Ayuntamiento, pero sin embargo la misma no se ha incrementado y se ha implantado una forma de gestionar los recursos de todos los ciudadanos más eficiente que evita derroches, que posibilita mantener los servicios y mejorarlos y que conlleva a poder mejorar progresivamente la situación económica del Ayuntamiento de Tarifa y por ende de las tarifeñas y tarifeños. 

 

Tras este año de gobierno los ciudadanos han podido comprobar como adaptar las inversiones interesadas en nuestro municipio a las necesidades del municipio es posible en lugar de lo contrario, como el pueblo es escuchado y atendido prácticamente en el momento, como existe una preocupación por mejorar la situación de los ciudadanos sin diferenciarles por ninguna razón, como los espacios públicos ofrecen mejores servicios y más profesionalizados, como existen políticos más preocupados por los intereses de los ciudadanos que por los suyos mismos y como la conciliación y el consenso entre perspectivas diferentes resulta fructífero para todos. 

 

No obstante, la formación de izquierdas recalca el trabajo que queda por hacer y la necesidadGANAR TARIFA – IZQUIERDA UNIDA VALORA POSITIVAMENTE EL AÑO DE GOBIERNO

 

GT-IU hace una valoración positiva del año de gobierno del tripartito en base al pacto firmado y considera que, paso a paso, los asuntos más fundamentales salen adelante. 

 

Se cumple un año desde la entrada en el gobierno del tripartito y la valoración desde la formación Ganar Tarifa – IU es positiva en tanto al cumplimiento de lo pactado por las formaciones políticas, si bien es verdad que desde GT-IU se critica la lentitud en conseguir asuntos que se tenían claros desde el inicio y que responde a la burocracia o a la necesidad de reestructurar el organigrama de la Casa Consistorial. 

 

En cuanto al cumplimiento de las premisas fundamentales del pacto, Ganar Tarifa – IU considera que se han puesto los recursos y la voluntad para cumplirlas escrupulosamente y que los resultados más palpables aún no se perciben, pero sí se observan cambios sustanciales en la forma de hacer política en el municipio. 

 

La transparencia y la participación eran clave en el pacto de gobierno, y se vislumbra el camino que conduce a su consecución a pesar de las dificultades encontradas para poderlas hacer efectivas. No obstante, se reconoce la gran dificultad en la participación ciudadana, pues Tarifa cuenta con una escasa cultura participativa que nos lleva a iniciar el procedimiento a través de las experiencias piloto como la Comisión de Apoyo a la Cultura y la Educación (KC) o los presupuestos participativos que acaba de poner en marcha la Delegación de Juventud, y en cuanto a transparencia, se han puesto todos los medios posibles para que la gestión la pueda conocer cualquier ciudadano sin grandes esfuerzos, aunque se reconoce que algunas herramientas inherentes a la transparencia están trabajándose en la actualidad para llegar a cumplir objetivos mínimos marcados en la normativa que previamente al actual gobierno eran utopía. 

 

Uno de los problemas fundamentales encontrados por el actual equipo de gobierno fue la gran deuda que el Ayuntamiento alberga, que asciende a los 40 millones de euros y que crecía de forma exponencial hasta el pasado noviembre. Es absolutamente imposible acabar con la deuda cuando ésta supone el doble del presupuesto general de un año del Ayuntamiento, pero sin embargo la misma no se ha incrementado y se ha implantado una forma de gestionar los recursos de todos los ciudadanos más eficiente que evita derroches, que posibilita mantener los servicios y mejorarlos y que conlleva a poder mejorar progresivamente la situación económica del Ayuntamiento de Tarifa y por ende de las tarifeñas y tarifeños. 

 

Tras este año de gobierno los ciudadanos han podido comprobar como adaptar las inversiones interesadas en nuestro municipio a las necesidades del municipio es posible en lugar de lo contrario, como el pueblo es escuchado y atendido prácticamente en el momento, como existe una preocupación por mejorar la situación de los ciudadanos sin diferenciarles por ninguna razón, como los espacios públicos ofrecen mejores servicios y más profesionalizados, como existen políticos más preocupados por los intereses de los ciudadanos que por los suyos mismos y como la conciliación y el consenso entre perspectivas diferentes resulta fructífero para todos. 

 

No obstante, la formación de izquierdas recalca el trabajo que queda por hacer y la necesidad de seguir en la línea de trabajo iniciado en cuanto al consenso en el interés general. 

Comentarios