La Junta de Comarca debatirá el anteproyecto de las obras de transporte y distribución de aguas regeneradas a la zona norte de San Roque

Tendrá su origen en la EDAR de La Línea y mediante esta infraestructura, el sistema de aguas regeneradas constituirá un pilar esencial para la resolución del déficit hídrico de la comarca durante las próximas décadas.

Tanque de depuración de aguas residuales/S.Terán

En la próxima sesión de la Junta de Comarca de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar, que tendrá lugar el viernes 5 de abril, el plenario comarcal someterá a debate y votación la aprobación inicial del anteproyecto del contrato de concesión de la obra de transporte y distribución del servicio de aguas regeneradas desde la EDAR de La Línea de la Concepción a la zona norte de San Roque.

 

 

Dicha actuación está orientada a dar adecuada respuesta a la demanda de recursos hídricos que precisan el conjunto de usuarios con obligación legal de usos y queda enmarcada en el actual contexto de excepcional sequía en el que se encuentra el Campo de Gibraltar. La propuesta da continuidad al   conjunto de obras declaradas de interés de la Comunidad Autónoma de Andalucía para la comarca, que contemplan la ejecución de los tratamientos terciarios en las EDAR de La Línea y Algeciras para aprovechamiento de aguas regeneradas, reservando de esta forma los recursos hídricos regulados en los embalses de Charco Redondo y Guadarranque.

La proposición contempla un amplio conjunto de obras, cuya ejecución hará posible el transporte de agua desde el depósito de aguas regeneradas de la EDAR linense hasta la arqueta final de distribución situada en la zona de Sotogrande, incluyendo actuaciones como la captación de agua desde el depósito de tratamiento terciario; su conducción e impulsión, con tres tramos de ejecución; así como la construcción de las correspondientes arquetas de derivación y de fin de trazado, que abastecerán respectivamente a Alcaidesa y San Roque, culminando con las derivaciones principales a Sotogrande.

El plazo de ejecución de las obras previstas en el citado anteproyecto será de quince meses, período que incluye el correspondiente a la realización de pruebas y puesta en marcha de las instalaciones.

El anteproyecto forma parte del conjunto de actuaciones impulsadas por la Mancomunidad y su empresa ARCGISA para paliar el histórico déficit de infraestructuras de regeneración y transporte de aguas regeneradas, recurso esencial para afrontar la situación de déficit hídrico estructural que viene padeciendo la comarca.

El sistema de aguas regeneradas y la presa de Gibralmedina representan los dos pilares esenciales para la resolución del problema de déficit hídrico de la comarca durante las próximas décadas.

Deja un comentario