Tarifaaldia

Verdemar denuncia la muerte cientos de animales salvajes en las carreteras y en las torres de alta tensión

Las carreteras comarcales también necesitan de reparaciones para el paso de estos animales. Se sabe de los puntos negros, están identificados y se pueden establecer planes para estas reformas

1. cigüeñas1
Un par de cigüeñas yacen muertas a los pies de una torreta de alta tensión/Shus Terán
Verdemar denuncia la muerte cientos de animales salvajes en las carreteras y en las torres de alta tensión

Verdemar Ecologistas en Acción denuncia que cada vez es más frecuente ver las carreteras con los arcenes llenos de residuos (latas, vidrios) y en el asfalto animales salvaje muertos.

 

Muchos de estos animales salvajes atropellados están protegidos por la ley (garduñas, águilas, ginetas…)  También se repiten las muertes en los mismos tendidos eléctricos de alta tensión (búhos reales, buitres, cigüeñas, águilas…)

 

Para los ecologistas, las infraestructuras son propias del siglo XVIIII y la presión es cada vez mayor en la naturaleza. Las infraestructuras cada vez se acercan más a la naturaleza salvaje, el número de atropellos y muertes en tendidos de alta tensión se multiplica por año. Es necesario establecer vías verdes entre municipios y la construcción de ecoductos o pasos de fauna para reducir las muertes de animales por atropellos.

 

Es necesario que en Andalucía se desarrolle una Ley para restablecer la normalidad entre la población, las infraestructuras y la fauna salvaje. Los “ecoductos” son pasos elevados para la fauna por autovías, autopistas o líneas ferroviarias con vegetación para conectar con la naturaleza.

 

Las carreteras comarcales también necesitan de reparaciones para el paso de estos animales. Se sabe de los puntos negros, están identificados y se pueden establecer planes para estas reformas.

 

En las carreteras comarcales sería interesante complementar los “pasos de animales” con carriles bici para favorecer la práctica de este deporte que tanta afición tiene en Andalucía. Este deporte genera riqueza en nuestra tierra.

 

Por otra parte, seguimos viendo cómo las eléctricas no modernizan los tendidos de alta tensión y siguen muriendo aves electrocutadas en las mismas torres. Es necesario soterrar cables de interconexión aprovechando obras en vías de comunicación, pero antes hay que corregir urgentemente esas torres de alta tensión que no cumplen con la legalidad.

 

La muerte de aves en tendidos eléctricos debería estar perseguida desde la fiscalía de medio ambiente, así se está haciendo en otras comunidades autónomas.

 

Se deben establecer medidas correctoras para evitar la muerte por electrocución de aves. Estas torres también, en ocasiones, provocan incendios forestales.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad