Las familias se niegan a que instalen las nuevas aulas prefabricadas en el patio del colegio de Bolonia y la consejería de Educación se los lleva

La consejería de Educación advierte a los padres que o se instalan allí o no se instalan y ante la negativa de estos… se lleva los módulos. El Ayuntamiento aún no ha concretado los trámites de cesión a Educación de los más de 1.300 metros cuadrados cedidos en el 2005

camionesprefabricadas 1
Las familias se niegan a que instalen las nuevas aulas prefabricadas en el patio del colegio de Bolonia y la consejería de Educación se los lleva

 

 

Los padres y madres del alumnado del colegio rural Campiña de Tarifa, en su centro de Bolonia-El Lentiscal han presionado tanto que los tres camiones que transportaban un total de cinco módulos (tres nuevas aulas y 2 de aseos), además de un camión grúa de gran tonelaje se han dado la vuelta y se vuelven para sus lugares de origen hasta no estar resuelto el problema.

 

Esta mañana cuando los camiones y la grúa se disponían a instalar los módulos en el patio del colegio, las madres y padres allí congregaron se negaron por lo que la Consejería de Educación lanzó un órdago a éstos, advirtiéndoles de dos soluciones: o proceder a la instalación en el patio, o llevárselos de vuelta. Los padres asumieron las consecuencias y determinaron que si los módulos no se instalaban en los más de 1000 metros cuadrados que el Ayuntamiento cedió bajo acuerdo plenario adoptado por unanimidad en el 2004, se los llevasen. Dicho y hecho, y a las once de la mañana, los tres grandes camiones y el camión grúa abandonaban el lugar. Lo cierto es, que a pesar del órdago de la Junta (según información aportada por un padre) el gruista había señalado que en la ubicación elegida por la Junta era imposible realizar la operación al carecer de plataforma donde asentarla. 

 

La no instalación de los módulos podría afectar al inicio del curso escolar, que pretende recibir al alumnado el próximo día 10 del mes en curso. Todo un problema, porque al ampliarse este año en dos nuevas líneas la Educación Infantil el aumento de la ratio de alumnado por clase necesariamente se incrementará, algo especialmente preocupante para el AMPA, los padres y la comunidad educativa en tiempo de pandemia y cuando precisamente se busca la reducción del número de alumnado por aulas como medida para evitar contagios.

 

El origen del problema de instalación de los cinco módulos (3 aulas y 2 de aseos) estriba en que a pesar de que bajo la Alcaldía de Miguel Manella, el pleno de 29 de marzo de 2005 acordaba de manera unánime la cesión a la Consejería de Educación de unos terrenos de titularidad municipal a espalda del actual colegio y con una superficie total de 1.380 metros cuadrados, la burocracia y los diferentes cambios de las leyes de suelo, fueron aparcado la concreción de dicha cesión, hasta vernos hoy a 3 de septiembre de 2020 (más de 15 años después) “sin los deberes hechos” y, en plena pandemia, con unos terrenos perfectamente adaptado para la instalación de los nuevos módulos, la ampliación física del colegio no puede concretarse antes de que el alumnado regrese a sus aulas. Además, se da la paradoja de que esos terrenos no necesitarían de grandes obras, ya que cuentan con facilidad para concretar las acometidas tanto eléctricas como de saneamientos, algo que no ocurriría de colocarse en el patio delantero del colegio, que además perdería espacio destinados a otros cometidos.

 

El colegio por su parte y ante la no instalación aún de los módulos, está buscando soluciones para integrar en las aulas al alumnado de estas nuevas líneas educativas. Eso implicaría utilizar otros espacios como la sala de profesores, donde habría que ubicar a más de una decena de nuevos alumnos en una superficie de unos 10 metros cuadrados. Ese hecho podría hacer que los padres del alumnado afectado, se negase a llevar a sus hijos e hijas a esas clases. Incluso no se descarta que el resto de padres, adopte la drástica medida de que “si no entran ese alumnado, no entre ninguno” nos han referido desde la comunidad educativa.

 

Desde primeras horas de esta mañana estamos a la espera de que tanto la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, como el propio Consistorio ofrezcan sus versiones de lo acontecido hoy, así como del por qué desde que en el 2005 se determinase la cesión de los terrenos, aún no se han concretados los trámites, así cómo van a actuar para que finalmente se instalen en el lugar lógico y más factible, los necesarios módulos. En cuanto

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad