El empresario taurino y ediles defienden que “hubo cesión de la plaza” porque el concurso licitación lo llevaba implícito

Velagua Eventos SL. confirmó que se vendieron 1.161 y que de cada una de ellas deberá de entregar 2 euros al Consistorio quién le pagó 18.059’19 euros por celebrar el espectáculo taurino.

En salón Rojo de la Sociedad Casino tarifeño comparecía esta tarde el empresario de eventos taurinos gerente de la empresa, Velagua Eventos SL. Juan Alberto Sánchez Bravo como organizador de la corrida de toros del pasado mes de agosto celebrada en la localidad.

A pesar, que la convocatoria de prensa había sido formalizada por el propio ayuntamiento señalando que el alcalde, José Antonio Santos Perea y el Desarrollo Rural, Agricultura, Ganadería, Protección Animal y Montes, Ricardo Silva ofrecerían “detalles sobre la organización y cuentas de este evento”, finalmente, el alcalde no compareció e incluso el promotor taurino manifestó que la rueda de prensa había sido idea suya tras ”aparecer ciertas informaciones en prensa y redes sociales” que cuestionaban diferentes aspectos económicos de la corrida de agosto se veía obligado a aclarar el asunto puesto que las referidas informaciones podrían afectar a la imagen de la empresa.

El empresario defendió la naturaleza legal de un contrato al que licitaron otras tres empresas y que finalmente fue adjudicatario, precisando que todo se realizó conforme a la ley” y lamentó que desde diferentes frentes se “haya cuestionado dónde estaba el dinero de la taquilla”, precisando a renglón seguido, que la integridad de ese dinero ha ido a parar en su totalidad a la empresa.

Preguntado por este diario sobre el dinero recaudado en taquilla obtenido, el empresario precisó “que forma parte de una información de carácter privado de la empresa y no tengo por qué explicar si he ganado o perdido dinero” y que no tenía porque hacerlo público. No obstante, Sánchez Bravo señaló que cumplió con lo acordado en el contrato y que por cada entrada vendida y precisó que se vendieron 1.161 entradas, se va a aportar al Consistorio 2 euros, lo que deberá de dejar en las arcas municipales 2.322 euros.

Preguntados los ediles, por qué entonces no existe en Tesorería ningún reflejo de la cantidad aportada por la empresa por utilizar la plaza, Nacho Trujillo explicó “que porque aún no lo ha pagado. Se le ha hecho un par de requerimiento vía email para que pague”, señaló el edil.

La comparecencia bien precedida por la polémica generada al no contestar el gobierno local las peticiones de la oposición de aclarar las cuentas de la corrida. Y sí el Consistorio había formalizado la cesión de la plaza de toros, como sí lo hizo en la novillada de octubre. En tal sentido, el empresario explicó y así lo corroboraron los ediles Ricardo Silva y Nacho Trujillo, que al tratarse de un concurso licitación al que se presentaron otras tres empresas, el propio contrato ya daba por hecho la cesión de la plaza. El empresario también explicó que, en la novillada de octubre, al tratarse de una solicitud única de su empresa sí hubo que tramitar dicha cesión”, pero tanto el empresario como los ediles, quisieron dejar claro que “en ningún momento se actuó de manera irregular como han planteado grupos de la oposición o plataformas antitaurinas.

Preguntado al edil Ricardo Silva, por qué sí todo estaba legal y no existía sombras… por qué en lugar de llegar a este punto, y celebrar una comparecencia extraordinaria del empresario, no contestaron estas mismas cuestiones en las sesiones plenarias dónde se han solicitado, explicó que “quizás lo hubiéramos tenido que explicar antes… sí, pero yo pienso… ¿tienes que explicar lo que no existe?”, señaló el edil que manifestó sentirse decepcionado porque ha sentido que cuando la oposición le preguntaba “dónde está el dinero, parece como si alguien de nosotros se hubiera llevado el dinero” lamentó el concejal que insistió tras confirmar que en “el contrato no viene la cesión” que las formas de plantear la pregunta por parte de la oposición que parecía dejar entrever que se habían cometido irregularidades determinó “negarse a contestar”.

Esas son las explicaciones, que sobre las cuentas de la corrida de agosto dio el empresario, y que podría haberlas dado el gobierno local en sesión plenaria.