Shus Terán Reyes
15:21
10/07/20

Tarifa y su guerra contra las autocaravanas

¿Que no se puede estacionar porque está demasiado cerca de la playa y supone perjuicio al entorno natural? Perfecto, pero que no aparque nadie. No seáis tan hipócritas de restringir e impedir el estacionamiento a las autocaravanas autosuficientes y sí permitirlo a turismos más contaminantes.

Tarifa y su guerra contra las autocaravanas

 

No es algo nuevo, comenzó en el año 2007 aprobando unas ordenanzas municipales que en sí mismas podrían constituir toda una prevaricación, pero lo cierto es que Tarifa y muchos municipios, gracias a sus gobiernos presionados por parte del sector hoteleros les tienen hecha la guerra a las autocaravanas.

 

Nos han vendido durante el confinamiento el turismo de autocaravanas como una “solución perfecta para unas vacaciones seguras”, pero los municipios no solo no acompañan, sino que como Tarifa, se muestran hostiles a un turismo que se ha demostrado, contribuye al desarrollo socioeconómico allí donde se fomenta. Sin embargo, en Tarifa los autocaravanistas parecen ser, llevan la peste negra o el Coronavirus a bordo.

 

“Prohibido estacionar, pernoctar y acampar en todo el término municipal, desde el ocaso hasta el amanecer” reza en los carteles que el Ayuntamiento ha colocado por doquier a la par que gálibos de altura en las zonas de playa a las que sí pueden acceder cualquier otro vehículo por contaminante que sea.

 

Vamos que si tienes una furgoneta de más de dos metros de alta y te dispones a acudir a la meca de los deportes del viento, -con la que las autoridades municipales y supramunicipales se llenan la boca- vas desde tu casa a Valdevaqueros con la tabla en una mano y la vela en la otra. Pero si la autocaravana, camper o furgoneta es tu único vehículo, te limitan además de la libertad de movimiento, el legítimo derecho de aparcar allí donde otros sí lo pueden hacer.

 

Los ayuntamientos con su particular cruzada, contribuyen a fomentar un rechazo injustificado de la ciudadanía a este turismo respetuoso, sostenible e itinerante que desde luego no es una amenaza para los lugares que se visitan.

 

¿Que no se puede estacionar porque está demasiado cerca de la playa y supone perjuicio al entorno natural? Perfecto, pero que no aparque nadie. No seáis tan hipócritas de restringir e impedir el estacionamiento a las autocaravanas autosuficientes y sí permitirlo a turismos más contaminantes.

 

Pero sobre todo, no disfracéis de ecologismo lo que es puro negocio. Que parece que pernoctar con furgo, es un atentado ecológico, pero luego a las administraciones no les tiembla la mano para autorizar desarrollos urbanísticos que dan a la misma playa.

 

No comprendo el interés de Tarifa por seguid perjudicando este otro turismo próspero con los territorios que lo fomentan y regulan (regular no es prohibir el estacionamiento o la pernocta de estos). Un turismo que escapará a aquellos destinos donde se les acoge y se les valora. Aquellos que tienen servicios como áreas, que no sean pagar como si fuesen a un hotel pero poniendo ellos la habitación.

 

Cada vez más, los empresarios se dan cuenta del valor de este turismo. A aquellos que no lo ven les diría…. “vais a ver como todos los sábados, por delante de vuestros negocios pasan hordas de familias que se bajan de turismos desde primera hora de la mañana hasta última hora de la noche, con todo comprado en el "Carrefú", y con suerte, algunas de esas criaturas os pedirán, o quizás simplemente entre en vuestros cuartos de baños sin permiso y así... le veáis sus caras. Las de los autocaravanistas, las vais a dejar de ver por un injustificado desprecio. Salud y feliz verano.

Comentarios