Imprimir

La última Levantera: Guiris agarrados a farolas, puerto cerrado, postes caídos e incendios

Shus Terán Reyes | 31 de mayo de 2019

Dos buques navegando hace un momento por el Estrecho/S.T.
Dos buques navegando hace un momento por el Estrecho/S.T.

Los bomberos actuaron en un incendio en Bolonia como consecuencia del derribo de un poste eléctrico, y en otro derribo de otro poste en la barriada Jesús Nazareno que no ocasionó consecuencias.

 

Quién iba a pensar que tras la veraniega y playera jornada del pasado martes, el Levante la iba a volver a liar y a soplar como si no hubiese un mañana. Pues cualquier tarifeño, porque los nacidos o (los aventurados) residente de larga duración en este bendito rincón saben que cuando una Levantera es de la gorda, será de las gordas. Y eso es lo que tenemos encima. Una Levantera de las más gordas que se recuerdan en la memoria más inmediata del pueblo. Eso no es óbice para que los autóctonos o los que vinieron, tengan por menos que reconocer a esta última Levantera con una expresión muy de aquí cuando al Sr. Eolo le da por inflar más globos de lo de costumbre y que no es otra que: “Qué asquito de levante! Está disparatao!”.

 

“El viento está loco” desde el pasado miércoles y las predicciones de la AMET indican que continuará así durante toda la jornada de hoy viernes donde ha alcanzado su punto álgido a las once de la mañana (con rachas de más de 90 kilómetros por hora) y la tendencia irá a la baja. Eso sí, lo hará muy lentamente,  y no será hasta el próximo lunes cuando desaparezca y el viento rule a poniente. Pero no se distraigan pues las predicciones apuntan a que la intensidad del poniente irá aumentando paulatinamente hasta el viernes próximo.

 

Las consecuencias de la Levantera son, o han sido: un puerto cerrado y una línea marítima suspendida desde el miércoles por alerta amarilla en la zona del Estrecho por fuertes rachas de viento y fenómenos costeros.

 

Es fácilmente observable cómo desde hace dos días el tráfico marítimo en el Estrecho se limita a ver pasar a un par de grandes buques en mitad de una mar picada.

 

En la localidad ha tenido otras consecuencias como el ver a varios turistas literalmente agarrados a farolas y semáforos en algunos puntos del núcleo urbano donde el entramado de calles intensifica las rachas de vientos. Algunas gorras salir volando de las cabezas de sus propietarios y papeles y cartones de embalaje que esquivar.

 

También el viento ha ocasionado el derribo de un poste de la luz en la barriada Nuestro Padre Jesús Nazareno que necesitó de la intervención de la Policía Local y los efectivos del Parque Móvil de Bomberos.

 

Los bomberos de Tarifa, junto con efectivos del INFOCA también actuaran ayer en el incendio de pastos originados en una parcela próxima a las ruinas de Baelo Claudia y algunos establecimientos más próximos al yacimiento arqueológico, consecuencia del derribo de un poste eléctrico. El asunto se zanjó con una rápida extinción del fuego que afectó a rastrojo y refrescar toda la zona.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/actualidad/ultima-levantera-guiris-agarrados-farolas-puerto-cerrado-postes-caidos-incendios/20190531122838012775.html


© 2019 Tarifaaldia

El primer diario digital de Tarifa

Tarifaaldia.es