Imprimir

El Carnaval de 2020 gozará de un Dios Momo con percha de pregonero

Shus Terán Reyes | 12 de febrero de 2020

El Dios Momo de 2020 en uno de sus templos, con algunos de los pastores de su iglesia/S.T.
El Dios Momo de 2020 en uno de sus templos, con algunos de los pastores de su iglesia/S.T.

José Antonio Panes es a pesar de su juventud un referente del ‘Carnaval Tarifeño’ y sobre todo de la copla carnavalera, siendo uno de los mejores ‘punteaos’ de la comarca

 

José Antonio Panes, se vestirá el próximo mes de marzo de la piel de una de las figuras más representativas del Carnaval de Tarifa, el Dios Momo. Que se le haya otorgado dicha vestimenta no es casual, pues a pesar de ser una persona joven, este ‘punteao’ lleva más de 20 años pasando por agrupaciones carnavalescas, y es artífice de fomentar y elevar a la categoría de arte y cultura las fiestas de Don Carnal.

 

De panes se puede decir que echó los dientes entre bambalinas, y se ha criado y construido como coplero en los adoquines de las calles que paseó y cantó con sus agrupaciones. En las puertas de los bares y terrazas donde con sus diferentes grupos, pero siempre con “sus gentes”, regala coplas improvisadas que amenizan las noches previas, durante y post carnavaleras.

 

Este coplero con hechuras de comparsista y alma chirigotera, es Dios Momo, pero tiene percha de pregonero y tiene una fiel amiga que le acompaña allí donde va y de donde “tienen que echarle por jartible”, su guitarra. Este año, compatibilizará sus derrotes carnavaleros que le harán desembocar en plazoletas, callejones, rincones y plazas con su comparsa ‘Posdata: te quiero’, que visitará localidades como Conil, Vejer, Ceuta, Marbella, con el honor y el orgullo de ser el Dios Momo del Carnaval de Tarifa 2020.

 

A pesar de su desparpajo detrás de la guitarra y donde se desenvuelve como Teseo en el laberinto de las seis cuerdas, se confiesa tímido y precisamente su guitarra, la que hace de antifaz con el que ponerse la máscara de valiente. De hecho, se pensó aceptar el ofrecimiento de la delegación de Festejos, pero su padre le animó a enfrascarse en la piel del Dios Momo, que además le pertenece por derecho propio.

 

Mucho ha llovido. Mucho ha soplado el levant. Muchas tardes se hicieron noche, y la noche amanecía, desde que allá por 1998 lo pariese febrero, como coplero, punteao y carnavalero.

 

Por delante un reto, una ilusión y un orgullo. Febrero será un mes duro, entre ensayos, concursos, actuaciones y la encomienda de cuando llegue marzo estar en el altar del paraíso que es el Carnaval. Él estará en su trono y a la derecha del padre, su comparsa, a su izquierda estaremos los demás. Los que le alabaremos como nuestro mesías carnavalesco, que nos guíe por el sendero de papelillos y coplas.

 

Felicidades José Antonio Panes. Alabado sea nuestro Dios. Creemos en ti o poderoso señor del Carnaval de Tarifa. Suerte maestro.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/cultura/carnaval-2020-gozara-dios-momo-percha-pregonero/20200212100156014107.html


© 2020 Tarifaaldia

El primer diario digital de Tarifa

Tarifaaldia.es