09:28 h. Miércoles, 17 de Octubre de 2018

Tarifaaldia

www.tarifaaldia.es está hoy de Huelga Feminista del 8M

La APCG se suma al movimiento #LasPeriodistasParamos con motivo del 8 de Marzo

Tarifaaldia.es  |  08 de Marzo de 2018 (07:51 h.)
Más acciones:

 

Este diario ha querido sumarse a la jornada de huelga feminista de hoy y por ello, no actualizará sus noticias hasta el día de mañana. Se trata de no solo sumarse  tanto a la adhesión de la FAPE y la APCG al movimiento #LasPeridistasParamos con motivo del 8M, sino de adoptar un compromiso social que siempre ha caracterizado a este diario y hacer suyas las reclamaciones de un colectivo maltratado desde tiempos inmemoriales, y bajo el convencimiento de que un mundo regido por mujeres sería un mundo mejor

 

La Asociación de la Prensa del Campo de Gibraltar (APCG), miembro de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), se adhiere al movimiento internacional que defiende los derechos y la representación femenina, en igualdad, en todos los ámbitos, laborales o sociales, con motivo del Día Internacional de la Mujer.

 

 

Según el último Informe de la Profesión, que edita la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), el 64% de los periodistas en paro son mujeres y ellas, mayoritariamente, ejercen en los puestos con salarios inferiores.

 

El número de alumnas en las facultades de Información y Comunicación es superior al de alumnos. La presencia en las redacciones es prácticamente paritaria y, sin embargo, los cargos directivos están ocupados fundamentalmente por hombres, al igual que los consejos de administración de las grandes empresas periodísticas. Esta desigualdad genera una importante brecha salarial.

 

De igual forma, las dificultades con la conciliación, en un mundo de horarios exigentes, también perjudican más a la mujer, tanto a la hora de encontrar un trabajo como a la hora de ascender y acceder a puestos de responsabilidad. Asimismo, el movimiento del próximo 8-M, al que se suma la APCG, pretende también denunciar públicamente no sólo la brecha salarial y el llamado “techo de cristal”, sino también la pervivencia, en todos los sectores laborales, de situaciones de acoso, machismo, lenguaje y enfoques sexistas en los mensajes y otras formas de desigualdad.