Tarifaaldia

El Consistorio exige a los bares y restaurantes al menos un juego de mesas y sillas adaptados a las necesidades de las personas con diversidad funcional

Con ello desde el área de Patrimonio recuerda la necesidad no solo trabajar la mejora de la accesibilidad universal en bares y restaurantes mediante un servicio sino que además recuerda la obligatoriedad de dejar en las terrazas espacio suficiente para la movilidad

El Consistorio exige a los bares y restaurantes al menos un juego de mesas y sillas adaptados a las necesidades de las personas con diversidad funcional

El Ayuntamiento de Tarifa aboga por la implicación de los agentes económicos y sociales en la mejora de la accesibilidad universal de los espacios de uso público. El área de Patrimonio reclama el compromiso de los establecimientos con la sociedad para mejorar la adaptación del sector a los criterios de accesibilidad universal y favorecer así el camino hacia la excelencia turística.

 

En esta línea, Patrimonio como novedad en las licencias ordinarias de ocupación incorpora en estos días una anotación que textualmente recoge que los establecimientos “deberán disponer de al menos un mobiliario (mesas y sillas) adaptado, preferentemente para personas con diversidad funcional”.

 

Se trata de procurar que la ocupación de la vía pública con terrazas contemple adaptaciones que reflejen el compromiso genérico de los agentes sociales con la accesibilidad universal. Se aspira también a reforzar el calado de las adaptaciones impulsadas por el Ayuntamiento de Tarifa en edificios públicos y espacios de tránsito, respondiendo además a una demanda trasladada por el colectivo AVANZA, tal y como a ello se ha referido el delegado de Patrimonio, Francisco Terán Reyes.

 

Por otro lado, el Ayuntamiento de Tarifa ha recordado el marco de las medidas tributarias impulsadas para favorecer la reactivación del sector turístico en tiempos de pandemia. Así la ampliación excepcional de mesas y sillas facilitada para cumplir las medidas higiénico-sanitarias no ha tenido coste añadido alguno para el sector.

 

Además, bares y restaurantes se benefician en las ocupaciones ordinarias de la vía pública de descuentos porcentuales de más de 30 por ciento sobre las tasas de acuerdo con el Decreto de Alcaldía del Nº 743 del pasado 19 de marzo que establecía medidas extraordinarias en materia tributaria por el COVID-19.

Comentarios