Tarifaaldia

CRISIS DEL CORONAVIRUS

El Ayuntamiento obligado a sacar un decreto sobre el paseo de mascotas ante la ‘pillería’ para burlar el confinamiento

En el documento oficial el Consistorio insta a la colaboración efectiva de los propietarios de mascotas y recuerda que sacar al perro no es excusas para incumplir las meDidas preventivas ante el COVID-19

El Ayuntamiento obligado a sacar un decreto sobre el paseo de mascotas ante la ‘pillería’ para burlar el confinamiento

 

El Ayuntamiento de Tarifa ha promulgado un decreto sobre las normas a cumplir en cuanto a la movilidad de las mascotas. Dicho documento recoge las recomendaciones, de carácter general de la Dirección General de Derechos de los Animales del Gobierno de España que se contemplan en el Real Decreto del Estado de Alarma en lo relacionado con los animales de compañía.

Pasear al perro por la vía pública está contemplado dentro de las medidas del Estado de Alarma. Sin embargo, se advierte que se debe realizar siguiendo una serie de normas, entre las que se destacan:

-Realizar paseos cortos, solo para cubrir las necesidades fisiológicas del animal.

-No tener contacto con otros animales ni personas.

-Llevar una botella de agua con lejía al 1% (se prepara diluyendo 10 mil o cc de lejía en  un litro de agua, debiendo ir la botella rotulada con la leyenda “Lejía al 1%”), para limpiar la orina, y bolsas para la recogida de las heces.

-Priorizar horarios de menor afluencia en el paseo.

-El paseo se realizará de forma individual y los animales deberán estar sujetos a la correa preceptiva.

Los dueños de mascotas están obligados, en cualquier desplazamiento, a respetar las normas impuestas por las autoridades sanitarias. Dichas autoridades señalan que utilizar  la mascota como excusa para permanecer más tiempo en la calle, aumenta el riesgo de contagio, además de incrementar la posibilidad de contacto con otras personas, o de que ocurra algún incidente que obligue a visitar al veterinario.

 

Desde el Ayuntamiento de Tarifa se insta a los ciudadanos a cumplir, con el mayor rigor, las normas promulgadas por las autoridades sanitarias ya que es la única forma de frenar la pandemia. Las resoluciones del decreto, emitido el pasado 31 de marzo, por el Ayuntamiento tarifeño son de obligado cumplimiento. La vulneración de estas normas será sancionada conforme a la legislación en vigor, dándose traslado inmediato, en su caso, a las autoridades competentes.

Comentarios