La primera ‘levantá’ de la almadraba tarifeña se salda con la captura de 117 bichos

En plena crisis del COVID-19 y en pleno confinamiento la almadraba tarifeña afronta nuevas incertidumbres en esta campaña donde no obstante incrementa en un 14% su cuota de captura frente al pasado año

 

Primera levantá de la temporada pasada/TAD
Primera levantá de la temporada pasada/TAD
La primera ‘levantá’ de la almadraba tarifeña se salda con la captura de 117 bichos

 

Ayer miércoles día 29 de abril, y bajo unas excelentes condiciones climatológicas, tuvo lugar la primera ‘levantá’ de la almadraba tarifeña que para esta temporada y tras lo determinado el pasado mes de noviembre tiene asignadas por el ICAT un total de 930 toneladas a repartir entre las tres almadrabas que como la local pertenecen a la OPP-51 de las aproximadas 1.500 asignadas a las cuatro almadrabas gaditanas.

 

Un total de 117 bichos (atún rojo) de buen tamaño fueron capturados del copo, e izados a las cubiertas de las barcazas donde los marineros, intentan en la medida de sus posibilidades mantener las distancias entre ellos. Con todo, y a pesar de las restricciones, y las dificultades que la alerta sanitaria y el confinamiento está originando, la primera levantá supone un incremento de casi un 40% más que las capturas durante la primera levantá de la pasada campaña cifrada en 73 túnidos.

 

Desde el pasado 17 de febrero los 50 trabajadores comenzaron con los preparos en tierra. Ayer tuvieron su primera pelea con los grandes atunes que atraviesan en esta época el Estrecho.

 

La cuota total asignada a España por la a Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico, el ICCAT es de 5.559 toneladas a repartir entre los almadraberos, además de las flotas de caña y líneas de mano que operan en el Campo de Gibraltar. De igual forma, el organismo internacional que regula la captura global del atún, determinó en el 2017, “un aumento progresivo de la cuota general en 4.000 toneladas hasta llegar a las 32.240 toneladas para 2019 y las 36.000 en el año 2020.

 

La temporada, con más incertidumbre que nunca ha empezado y por delante la almadraba tarifeña tiene el reto de alcanzar la cuota de capturas asignadas que para esta campaña se cifra en 314 toneladas lo que representa un incremento de aproximadamente el 14% sobre las 284 toneladas asignadas en la pasada campaña.

Comentarios