La Mesa Contra el Alga Invasora presenta su campaña de revalorización y aprovechamiento del alga asiática

Se persigue una recogida de firmas a través de la campaña ‘Un kilo, un euro’ para conseguir que las algas recogidas en las artes de pesca de los pesqueros sean retribuidas económicamente por parte de la Junta de Andalucía

03502AD1-321F-4CD4-986D-8423B8BDCDB9
La Mesa Contra el Alga Invasora presenta su campaña de revalorización y aprovechamiento del alga asiática

Conseguir una retribución económica para la flota artesanal, como sector más afectado por la invasión del alga asiática, Rugulopteryx okamurae y obtener así una contraprestación económica ante uno de los desastres medioambientales más dañinos de los últimos años en el litoral gaditano, es el objetivo de la campaña ‘Un Kilo, un euro” presentada esta mañana por la Mesa Ciudadana contra el Alga invasora de Tarifa.

 

En el salón de actos de la Casa de la Cultura, la portavoz de la mesa, Candela Sánchez, junto a otros representantes de la plataforma social que busca solución y alternativas a la crisis generada por el alga invasora, como el propio alcalde de Tarifa, Francisco Ruiz,, el representante de los empresarios tarifeños, Luis Sotomayor, y el Patrón Mayor de la Cofradía de Pescadores de Tarifa, Manuel Suárez, desgranó los objetivos principales de esta campaña que se gestiona y difunde a través de la web a través de www.change.org y cuyo propósito es proporcionar una retribución económica a los barcos pertenecientes a la flota artesanal pesquera, que si ya venían padecieron la carestía de pesquerías, los impedimentos para faenar de los temporales, ahora ven, como cada vez que recogen sus aparejos de pesca, en lugar de traer peces en sus redes, traen toneladas del alga asiática.

 

De hecho, según apuntó el patrón mayor de la Cofradía tarifeña, (según los coeficientes de mareas) cada vez que van a pescar, cada pesquero atrapa en sus aparejos en torno a la media o la tonelada de alga, haciendo además inservibles las redes, con lo que originan de igual forma un perjuicio económico de entre 300 a 400 euros en cada salida.

 

Así, esta campaña a la que piden la adhesión de tanto la sociedad tarifeña, como de administraciones supramunicipales, y solidariamente (y como parte afectadas) la del resto de poblaciones campogibraltareñas, dirige sus miras hacia la Presidencia de la Junta de Andalucía, de la que aseguraron se sienten un tanto abandonados y sin respuestas afectivas y a las que pretenden enviar las firmas recogidas con ideas que la propia Junta, como máxima administración competente, articule los mecanismos necesario, y busque la fórmula para retribuir económicamente a cada barco con un euro por kilo de algas recogidas. Una vez en puerto, depositarlas en contenedores estancos y evitar que vuelvan al mar y corten la capacidad multirreproductora de esta especie, que aún no ha sido catalogada de manera oficial, como “especie invasora”. 

 

Según Candela Sánchez, “se trata de una fórmula empleada en otras comunidades autónomas costeras como Murcia o Galicia. “Mediante esta fórmula se generaría una economía circular” y “cambiar las perspectivas de ver el alga como residuo y más como un producto marino. Conseguir la revaloración de un producto que no es solo un problema local, sino global”, señaló Candela Sánchez que incidió en que el alga asiática repercute directamente en sectores tan importantes para el desarrollo socioeconómico del municipio como “el pequero, el empresarial y el turístico”.

 

El patrón mayor de la Cofradía, Manuel Suárez, mostró su desilusión por “la poca importancia que a este asunto han dado (hasta la fecha) las administraciones competentes. No vemos ningún movimiento para solucionar un problema que no es puntual, sino que el alga ha venido para quedarse”.

El representante del sector empresarial, Luis Sotomayor mostró su “máxima preocupación por un problema que va a más” y señaló la campaña “Un kilo, un euro” como una campaña práctica efectiva”.

 

El alcalde del municipio, Francisco Ruiz, expresó su compromiso con los sectores afectados y la problemática generada por las algas invasoras y animó a las administraciones a tener en consideración esta campaña y buscar fórmulas que garanticen su puesta en marcha, así como alternativas encaminadas a paliar los perjuicios generados a los sectores más directos. El alcalde señaló a la Junta de Andalucía como la administración que tiene que dar un paso al frente en la búsqueda de una solución y de medidas compensatorias y realizó una invitación expresa a todos los municipios afectados, como a la capacidad de solidaridad y empatía de las sociedades vecinas. El alcalde también incidió en la necesidad de aumentar cuotas de pesquerías para paliar el grave problema y dar un balón de oxígeno al sector pesquero, del que subrayó “tiene el apoyo decidido de este ayuntamiento”.

 

Presente en el acto, estuvo el patrón mayor de la Cofradía de Barbate, Alfonso Reyes, quién mostró el apoyo de sus representados a esta campaña y realizó un llamamiento a otras poblaciones y entidades pesqueras, para “ir de la mano”.

 

El acto finalizó con la firma de adhesión de los representantes de la Mesa Contra el Alga Invasora de Tarifa a la campaña de ‘Un kilo, un euro’ a través de change.org como la primera medida de reducción del daño provocado por el alga asiática Rugulopteryx okamurae. 

 

 

Comentarios