11:51 h. Martes, 23 de julio de 2019

La primera ‘Levantá’ de la almadraba se salda con la captura de 73 grandes atunes

El aumento asignado por el ICCAT es mínimo para este año y ya estaba fijado, pero el ICCAT da por finalizado el plan de recuperación del atún rojo en el Mediterráneo y Atlántico oriental

Shus Terán Reyes  |  04 de mayo de 2019 (14:06 h.)
Más acciones:

Ejemplares de atunes capturados en la primera levantá de la almadraba de Tarifa/LM.
Ejemplares de atunes capturados en la primera levantá de la almadraba de Tarifa/LM.

 

Hoy sábado 4 de mayo ha tenido la primera ‘levantá’ de la almadraba tarifeña que para esta temporada y tras lo determinado el pasado mes de noviembre tiene asignadas por el ICAT un total de 930 toneladas a repartir entre las tres almadrabas que como la local pertenecen a la OPP-51 de las 1.293 asignadas a las cuatro almadrabas gaditanas.

 

Tras concretarse a finales del pasado mes de abril la instalación de todo el entramado que comprende esta milenaria arte de pesca, en la mañana de hoy, bajo una excelentes condiciones climatológicas ha tenido lugar la primera levantá de la temporada, que se ha saldado según ha comunicado el presidente del comité de empresa, Luciano Muriel con un total de 73 grandes ejemplares. El propio Muriel ha subrayado “el gran tamaño de las piezas”.

 

En esta campaña atunera que hoy se ha estrenado las cuatro almadrabas gaditanas podrán aprovecharse de hasta un 17,9% más que hace un año. La cuota total asignada a España por la a Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico, el ICCAT es de 5.559 toneladas a repartir entre los almadraberos, además de las flotas de caña y líneas de mano que operan en el Campo de Gibraltar.

 

Así, la almadraba tarifeña comienza su actividad extractora con cierto ánimo y esperanza tras años de vicisitudes y negro panorama. Y con una gran esperanza la de dar rentabilidad a la actividad pesquera ya que al aumento fijado y que será progresivo de la cuota general en 4.000 toneladas hasta llegar a las 32.240 toneladas para 2019 y las 36.000 en el año 2020, lo realmente esperanzador adoptado en el seno de la última reunión del ICCAT, es que el organismo internacional ha constatado el "rotundo éxito" del plan de recuperación del atún rojo en el Atlántico oriental y el mar Mediterráneo, que tenía previsto recobrar las existencias de la pesquería en 2022. El objetivo se ha logrado cinco años antes de lo previsto y por ello, a partir de ahora, las partes aplicarán un plan de gestión que simplificará las medidas existentes y mantendrá el sistema de control ya implantado.

Primera levantá y esperemos que sea lo más larga y fructífera para la almadraba y sobre todo para las familias de quienes la trabajan y llevan años de auténticos sacrificios y haciendo auténticos malabares para evitar que desapareciera.

Lo + en Tarifaaldia