ATENTADO CONTRA EL PATRIMONIO

Dañan con ‘graffitis’ elementos fortificados de la Isla

En la zona de entrada a la Batería de Revellín han pintado diferentes murales en los muros. Diferentes colectivos alertaron al Parque Natural del Estrecho este verano de la facilidad para acceder al enclave protegido sin ningún tipo de control por la zona de la ‘Dársena de Poniente’

IMG_5565
Dañan con ‘graffitis’ elementos fortificados de la Isla

 

Sí hace unas horas nos hacíamos eco de que la Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Cultura, ha dado de alta los elementos defensivos de la isla de Tarifa en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, como Bien de Interés Cultural (BIC), lamentamos que se haya producido importantes daños en parte de sus monumentos en lo que supone todo un ‘atentado contra el patrimonio’.

Un ciudadano nos han remitido una serie de fotografías en las que se aprecian como varias zonas de la Isla, algunas de ellas, dentro ya del catálogo BIC de la Junta y perteneciente al propio sistema defensivo de la Isla y/o relacionados con ellos han sido objeto del incivismo y el gamberrismo disfrazado de falso arte.

En concreto las zonas donde se ha cometido este atentado contra el patrimonio, en las proximidades de la ‘Dársena de poniente’ llamada ‘el Foso’, y  la entrada al recinto por la Puerta de Carlos III. Ahí justo en un muro de sillería que da acceso a la ‘Batería de Revellín’. Unas fortificaciones que data de principios del siglo XIX. Allí alguien ha pintado a modo de graffiti varios elementos florales.

Pero no ha sido la única zona donde los ‘artistas’ han dejado su impronta dañando un patrimonio que es ya Bien de Interés Cultural de Andalucía, sino que en otras zonas como en la propia batería.

 

El atentado contra el patrimonio penado con cárcel

Será muy difícil identificar al autor, pero de hacerse, éste podría enfrentarse incluso a una privación de libertad. El artículo 323 del Código Penal castiga con una pena de prisión de uno a tres años y multa de doce a veinticuatro meses al que caúse “daños en un archivo, registro, museo, biblioteca, centro docente, gabinete científico, institución análoga o en bienes de valor histórico, artístico, científico, cultural o monumental, así como en yacimientos arqueológicos”.

Denuncia ante la Junta

El asunto ha sido puesto en conocimiento de la asociación cultural, Mellaria y mañana mismo se podrá en conocimiento de la Junta a través de la Delegación de Cultura y la de Medio Ambiente, para que tengan conocimiento y tomen las medidas necesarias para devolver a su estado original los enclaves históricos y se adopten las medidas necesarias para que se evite futuros daños en el futuro.

Diferentes asociaciones y particulares han alertando a lo largo del verano a la Junta que por la zona del ‘Fosos’, muchos usuarios de las playas accedían al enclave protegido, advirtiendo que el paso no controlado de personas podía derivar en daños patrimoniales como así ha ocurrido. Las asociaciones han lamentado que sus temores se hayan hecho realidad.

 

Años reclamando la protección de la Isla

Con todo, desde hace años, tanto la asociación, Mellaria como la asociación ‘Tarifa 1812’ vienen denunciando el deterioro de diferentes elementos y restos fortificados de la Isla. Y exigiendo a la Junta a través del propio Parque Natural del Estrecho y delegaciones de Cultura una actuación determinante para proteger los elementos

La reciente catalogación BIC de diferentes bienes inmuebles de la Isla parecía ser un buen inicio para garantizar la protección de los restos históricos. Hoy comprobamos que no. O al menos no es suficiente.

Comentarios