Tarifaaldia

El Consistorio pretende impulsar la Oficina del Cronista

Se plantea el nombramiento de hasta cuatro personas (como máximo) que desempeñen las labores propias del cargo. Además anuncian la pronta contratación de un arqueólogo municipal

El Consistorio pretende impulsar la Oficina del Cronista

 

El concejal de Cultura, Ezequiel Andréu ha confirmado la intención del Consistorio de favorecer un proceso de selección que desemboque en el nombramiento de un máximo de cuatro cronistas oficiales que reactiven las labores propias de esta figura presente en numerosos consistorios, entre ellos Tarifa, y que tras el fallecimiento de Jesús Terán Gil y las dimisiones de Wenceslao Segura y Juan Antonio Patrón, había desaparecido de manera institucional.

 

Fue precisamente durante la entrega del III Premio de Investigación, Jesús Terán Gil, cuando el primer teniente de alcalde y responsable municipal del área de Cultura, Ezequiel Andréu dejó caer entre los presentes la decidida intención del gobierno local de reactivar la figura del cronista oficial y de la propia sede de los mismos, denominada “oficina del Cronista” que será habilitada en el interior del castillo de Guzmán el Bueno. Según explicó el edil, la idea es abrir un proceso de selección para elegir entre las personas que quieran presentarse al mismo a un número máximo de cuatro cronista. Andréu Cazalla confía que sean muchos y de diferentes perfiles de la investigación histórica los que opten a este puesto. El concejal de Cultura explicó que en breve se dará información del proceso de selección al objeto de facilitar la máxima participación del mismo.

 

La Oficina del Cronista contará además con una sede física que estará ubicada en el interior del castillo de Guzmán el Bueno, según adelantó el edil de Cultura. Se trata de cómo establecen los Estatutos de la Oficina del Cronista Oficial, facilitar un espacio donde los seleccionados a través de un concurso de méritos –como de igual modo establecen los estatutos- podrán realizar su trabajo y como propio archivo de la Oficina.

 

En sesión extraordinaria de Pleno el día 24 de mayo de 2005 el Consistorio, con el socialista Miguel Manella como alcalde y Javier Mohedano (IU) como concejal de Cultura, adoptó el acuerdo de crear la Oficina del Cronista Oficial y el nombramiento como tales de: Jesús Terán Gil, Wenceslao Segura González y Juan Antonio Patrón Sandoval. El acuerdo planteaba además mantener dentro de la misma oficina a Javier Criado Atalaya quién no obstante rechazó su continuidad como cronista. En el año 2007 Jesús Terán fallece y en el año 2009 Segura González dimite de su cargo al no serle otorgada una excedencia de dos años. En el año 20011, Juan Antonio Patrón, presenta de igual modo su dimisión esgrimiendo motivos laborales y diferencias con la gestión de Cultura del gobierno local. Desde entonces las labores de cronistas han estado ausentes limitándose al relato diario realizado desde los medios de comunicación locales y comarcales.

 

La necesaria contratación de un arqueólogo

Otro de los anuncios es la próxima contratación de un arqueólogo municipal. Una figura más que necesaria en un municipio de tanto valor y tanta carga monumental e histórica. Además, el reciente anuncio de la creación de una unidad especial de la Policía Local que vele por la aplicación del PEPRICH, hacen indispensable la contratación de un arqueólogo. En coordinación en los departamentos de Disciplina Urbanística, Urbanismo y los servicios jurídicos garantizarán que las obras emprendidas en el casco histórico-artístico se ciñan a lo recogido en las licencias de actuación, revisarán la ocupación de la vía pública y en general contrastarán la aplicación de la normativa vigente

 

En 2009, y tras un proceso de selección por concurso, el arqueólogo que había intervenido en el castillo de Guzmán el Bueno la década anterior, Pérez-Malumbres, se incorporó a su puesto de trabajo, "desempeñando una meritoria labor profesional, que en muchos casos fue más propia de un técnico de patrimonio histórico que de un arqueólogo municipal”, según manifestó en apoyo del arqueólogo el IECG cuando sin motivo aparente, fue despedido en diciembre del año 2011 por el entonces alcalde popular Gil García.

 

PSOE e IU criticaron entonces el despido del arqueólogo y nada más llegar al poder, manifestaron su decidida intención y compromiso de volver a contar con un arqueólogo municipal,  como ahora ha vuelto a confirmar el concejal de Cultura.

Comentarios