El Consistorio prepara para septiembre la recuperación del Certamen Nacional de Música Folk de Tarifa

Para el anuncio de esta continuidad del certamen de tradición oral que desapareció hace ya 31 años, se utilizará una obra de la colección particular del artífice Guillermo Pérez Villalta

Cartel de la I edición del Festival Nacional de Música Folk de Tarifa celebrado en septiembre de 1975 obra de Paco Carreño
Cartel de la I edición del Festival Nacional de Música Folk de Tarifa celebrado en septiembre de 1975 obra de Paco Carreño
El Consistorio prepara para septiembre la recuperación del Certamen Nacional de Música Folk de Tarifa

La última, la XIV edición del Certamen Nacional de Música Folk de Tarifa, que se estrenó durante los días 4,5 y 6 (final) de septiembre de 1975 tuvo lugar durante los días comprendidos entre el 15 y el 18 de agosto de 1990. De hecho, esa edición ya había cambiado su formato y no se trataba de un certamen-concurso, sino de un festival-muestra. Atrás quedaban 15 años convirtiendo a Tarifa y más concretamente al Gran Teatro Alameda en un muestrario de la tradición oral cantada que nos cantaban las chanzas y las historias más costumbristas de cualquier rincón de España. Sigüenza, Tablas de Daimiel, Badajoz, Cáceres, Albacete, Guadalajara, Ciudad Real o del propio Tarifa en las voces de los componentes de los grupos locales Almadraba o Pitanza. Pues de la mano de la delegación de Cultura del Ayuntamiento tarifeño, la que será la XVI edición del Certamen Nacional de Música Folk de Tarifa será de nuevo una realidad tras 31 años que quedase en el olvido.

 

Y lo hará a lo grande utilizando como reclamo y cartel una obra del genial artífice tarifeño y mundialmente conocido, Guillermo Pérez Villalta. Se trata de la obra perteneciente a la colección particular del artista ‘Guzmán el Bueno arroja el puñal con el que han de matar a su propio hijo’, un lienzo fechado en 1976 en la que se recoge el épico hecho histórico del alcaide de Tarifa lanzando el cuchillo a las tropas musulmanas para que sacrificasen a su hijo antes de entregar la plaza de Tarifa acompañado por su mujer, María Coronel, un perro y sobre un paisaje anacrónico al supuesto hecho histórico. El artista ha facilitado esta obra para anunciar el certamen cuya fecha y otros datos como participantes o el propio escenario serán desvelado en la presentación oficial de este esperado regreso de un certamen que fue referencia nacional en su época, que el gobierno local pretende realizar al mediodía del próximo viernes día 3 de septiembre.

 

El hecho de elegir la obra tan singular y teatralizada de la gesta de Guzmán, no es casual, y es que el trofeo con el que se galardonaba a los ganadores de las distintas modalidades a concurso, era una réplica en pequeña escala del monumento a Guzmán el Bueno que preside el Paseo de La Alameda obra del artista Manuel Reiné.

 

La recuperación del Certamen Nacional de Música Folk de Tarifa es uno de los anhelos del equipo de gobierno en general y del edil de Cultura en Particular, Francisco Javier Terán, que será junto al alcalde y otros protagonistas inmersos en este proyecto, como el filólogo hispánico y folclorista, miembro del grupo Almadraba, Paco Vegara cuyo asesoramiento tiene peso específico en la recuperación de este certamen. Será en ese acto, donde se presente de manera oficial el cartel, sus modificaciones tipográficas para encajarla como postal y escaparate de un certamen cuya continuidad es la intención de las autoridades locales.

 

El Certamen Nacional de Música Folk de Tarifa nació en 1975 y en aquella ocasión el tarifeño, Paco Carreño, que luego hizo otros tantos, fue el autor del cartel de alto contenido etnológico. Para recordar las participaciones del etnólogo, folclorista y experto en cultura sefardí Salmantino, Ángel Carril que fue ganador de varios de los certámenes celebrados en la localidad. También al que durante años fue el presentador del evento, el locutor, Ángel Carpio.

 

Cabe destacar que en su V edición, el certamen contó con premios a la investigación, a la interpretación y al rigor instrumental y ese año además se instauró un premio especial, del Museo de Artes y Costumbres Populares de Sevilla, a la pureza histórica.

 

Mañana viernes comprobaremos qué formato, en qué fecha será celebrado, quiénes participarán, así como el propio diseño del cartel de un certamen que en su conjunto representa un puzle del costumbrismo de toda España a través de la tradición oral más pura.

Comentarios