La Virgen de la Luz y San Isidro regresaron anoche a su ermita

La Junta de Gobierno determinó que la remisión de la pandemia y el proceso de vacunación son causas para concluir la venida en rogativa de la Patrona de la Localidad que permanecía en San Mateo desde el pasado 12 de junio

virgencamarin1
La Virgen de la Luz ya luce en su camarín en su ermita de Caheruela/TAD
La Virgen de la Luz y San Isidro regresaron anoche a su ermita

 

Tal como llegó, se marchó. La Imagen de la Virgen de la Luz, no preside desde anoche el altar mayor de San Mateo, pues tras la misa de ocho, y cuando la Calzada se despejó de gente, se aprovechó la noche para trasladar tanto la imagen mariana, como la de San Isidro hasta su ermita en Caheruelas.

 

El pasado lunes la Junta de Gobierno de la Real y Pontificia Congregación de María Santísima de La Luz coronada, se reunía y abordaba el regreso de las imágenes al santuario en la campiña. En el seno de la junta de gobierno se expuso que la presencia tanto de la imagen de la Patrona en San Mateo, como la de San Isidro, estaba justificada a modo de “rogativa” cuando se declaró la pandemia. Sin embargo, la evolución en positivo de la misma, con la remisión de los casos y el proceso de vacunación ha sido determinante para acordar ahora su regreso a su sede canónica habitual.

 

Ayer tras la misa, en varios vehículos de manera discreta, para evitar aglomeraciones o presencia masiva de devotos, y con todas las garantías higiénico-sanitarias que demanda la actual situación de alarma sanitaria, las imágenes fueron devueltas a su pequeño templo en mitad de la campiña tarifeña, desde donde habitualmente regresan cada primer domingo de septiembre en la tradicional Cabalgata Agrícola y regresan al cuarto domingo del mismo mes en jubilosa romería. El pasado año no pudo ser así por la pandemia por lo que la hermandad determinó que en la madrugada del día 12 de junio, en intimidad, para evitar riesgos de contagios la el traslado de la Virgen desde su ermita hasta el templo de San Mateo. Llegaba a la localidad y hasta entonces ha permanecido presidiendo el altar mayor de San Mateo, y bajo su protección se han encomendado los creyentes ante la pandemia. Semanas más tardes el Patrón de la Campiña (que no de la localidad), San Isidro ante la demanda de los devotos que no entendían por qué la Virgen sí y San Isidro no, también fue traído al templo mayor de la localidad.

 

Desde anoche, la Patrona de los tarifeños creyentes y el Patrón de la Campiña están ya en sus respectivos lugares de culto en la ermita. La Virgen en su camarín y San Isidro en la hornacina de su derecha (izquierda frente al altar). La Hermandad ha anunciado que los devotos y fieles podrán visitar las imágenes en su templo de 09:00 a 14:00 horas en horario de mañana y de 16:00 a 20:00 horas en horario de tarde.

Comentarios