21:24 h. Martes, 13 de Noviembre de 2018

Actualidad

Verdemar insiste en la denuncia sobre la práctica de Kite en zonas protegidas

Los ecologistas aseguran que las constantes denuncias “caen en saco roto ante la nula solución e interés de la administración medio ambiental en solucionar el problema”. Sin embargo desde hace años varias actuaciones y medidas han sido acometidas desde la Junta de Andalucía y el Consistorio

Shus Terán Reyes  |  03 de Abril de 2018 (09:01 h.)
Más acciones:

Una imagen muy ilustrativa de la impunidad y la falta de respeto de algunos/Yerai Seminario
Una imagen muy ilustrativa de la impunidad y la falta de respeto de algunos/Yerai Seminario

 

La Asociación Verdemar - Ecologistas en Acción ha vuelto a denunciar la constante práctica de kite en zonas protegidas. En esta ocasión los ecologistas.


Los ecologistas centran su denuncia en la situación que aseguran “está viviendo en el Paraje Natural del Río Palmones (Los Barrios-Algeciras). Una zona que señalan especialmente sensible como así lo constata su presencia en el Inventario de Espacios Protegidos de Andalucía, que además establece medidas adicionales para su protección (BOJA núm. 60 de 27/07/1989. No es solo el único ámbito de protección que mantiene el paraje ya que a ello hay que sumar la figura de Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) desde 2002 y Zona de Especial Conservación (ZEC) desde 2014. A todo esto habría que sumarle que este enclave natural está incluido en el Inventario Andaluz de Humedales (IHA).

 

Sin embargo y además de contar con numerosas figuras proteccionistas, tanto ese lugar como la zona de la laguna inter-mareal de Los Lances, están sujetas a constantes injerencias de esta práctica deportiva en el espacio protegido. Ello, apunta Verdemar “está provocando graves molestias a la avifauna presente, ignorando los principios de la creación de dicha reserva para las aves residentes y migratorias. Los molestos usuarios incluso llegan a meterse por los meandros, ocasionando así un impacto cada vez a mayor”.

 

Desde el grupo ecologista se señala a que “las reiteradas denuncias realizadas por diferentes asociaciones están cayendo en saco roto, esto demuestra la nula participación de la administración medio ambiental en solucionar y erradicar estos hechos en zonas protegidas como en Los Lances donde la desidia administrativa se hace notar”.

 

A pesar de las quejas de los ecologistas, lo cierto es que erradicar la práctica deportiva en el ‘lagoon’ de Los Lances es una caballo de batalla tanto de la administración autonómica, como de la local, que desde hace años viene adoptando diferentes medidas intentando erradicar el problema, contando para ello con el asesoramiento y la implicación de las escuelas de kite de la zona.

 

De hecho, la práctica del kite en el ‘lagoon’ de Los Lances está delimitada, prohibida y conlleva además sanción económica. Y lo está precisamente para garantizar el descanso de especies de aves protegidas que nidifican en la zona, algunas de ellas en grave peligro de extinción. La Junta de Andalucía ya llevó a cabo una drástica medida en el 2014 cuando tomó la determinación ante la constante violación de la prohibición de colocar a lo largo de una amplia franja de la laguna, estacas de madera para dificultad la práctica deportiva. Algunos deportistas, a los que no gustó la medida, las arrancaron. Eso derivó incluso en una causa penal abierta contra al menos una persona. Las estacas desaparecieron y las llamadas al orden por parte de los monitores de kite a inexpertos o riders libres, no consiguen ser métodos de persuasión capaces de eliminar esta práctica dañina con el ecosistema. Sí lo son el requisado del material y las sanciones económicas, pero por una persona que se logra sancionar, son cientos, los que esquivan las acciones coercitivas y continúan haciendo de esas zonas sus particulares campos de regatas.