El tripartito prudente ante el auto del Supremo que podría reactivar la macrourbanización de SL-1 Valdevaqueros

El alcalde ha recordado que es el Consistorio quien mantiene las competencias en materia urbanística y que persiguen un modelo de ciudad contrario al proyectado por la promotora

El tripartito prudente ante el auto del Supremo que podría reactivar la macrourbanización de SL-1 Valdevaqueros

 

 

El gobierno local del ‘tripartito’ ha mostrado su prudencia y recelos a la decisión del Tribunal Supremo de admitir a trámite el recurso  casación, presentado por Buildingcenter S.A. (una empresa con sede social en Madrid  y dedicada a la compraventa de bienes inmobiliarios por cuenta propia) y por la Junta de Compensación de Valdevaqueros Sector SL-1, contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), por la que anulaba el Plan Parcial SL1 Valdevaqueros acordado en el Pleno del Ayuntamiento de Tarifa de 29 de mayo.

El auto judicial ha encendido las alarmas en el tripartito, que tras suceder al PP en el gobierno (fiel defensor a capa y espada del proyecto de macrourbanizar Valdevaqueros) ha mantenido una política urbanística muy distinta a los intereses de la empresa promotora ‘GMT SA’ que con el empresario y arquitecto Juan Muñoz que junto al gobierno del PP defendían el proyecto.

 

El alcalde Francisco Ruiz, que participa estos días de la delegación municipal desplazada a la Feria Internacional de Turismo, FITUR en Madrid, ha mostrado su preocupación porque el Supremo haya dejado sin efecto el recurso contencioso presentado en su día por Ecologistas en Acción y que fue clave para la paralización del proyecto.

No obstante, el alcalde tarifeño ha llamado a la calma y la prudencia y ha matizado que lo determinado por el Tribunal Supremo, “no es la autorización y reactivación del proyecto” sino la admisión de un recurso. “Habrá que esperar a ver cómo se resuelve el proceso judicial, y si finalmente este auto permitirá continuar con los planes de urbanizar el entorno de Valdevaqueros”, ha subrayado el regidor tarifeño.

Francisco Ruiz ha recordado además que “las competencias en materia urbanísticas corren a cargo del gobierno local y nosotros tenemos muy concretados qué modelo de ciudad queremos. Y ese es un modelo que apuesta por una expansión urbanística sostenible, localizada en los núcleos urbanos y no dispersas por el entorno natural. Somos consciente que si queremos seguir viviendo y prosperando del turismo debemos de desarrollar nuevos proyectos urbanísticos, pero como insistimos, siempre, los proyectos deben de adaptarse a Tarifa, no Tarifa a los proyectos. Y el actual proyecto del SL-1 Valdevaqueros no entra dentro del modelo urbanístico que perseguimos”, señaló el alcalde de la localidad.

 

Ganar Tarifa debatirá el asunto el próximo viernes

Los socios de gobierno del PSOE, Ganar Tarifa-IU, quienes se han caracterizado por defender un modelo urbanístico muy restrictivo, primando el respeto y salvaguarda al medio ambiente, ha expresado, a través del edil, Antonio Cádiz su preocupación por este auto, que sumado a la llegada del Partido Popular al Gobierno de la Junta podría reactivar proyectos aparcados y que redundarían en una urbanización desordenada de territorios jugosos para la especulación como el municipio.

Antonio Cádiz, anunció que su grupo político analizará en una próxima asamblea de partido a celebrar el próximo viernes, este asunto de cara a su posicionamiento ante nuevos pasos o la reactivación de un proyecto que entienden perjudicial para el municipio.

 

Planes urbanísticos anacrónico con un puro interés económico

El Plan Parcial de Valdevaqueros pretendía construir una macrourbanización de 740.000 metros cuadrados cercanos a la playa y a la famosa duna de Valdevaqueros, con 350 viviendas y 1.400 plazas hoteleras, "provocando un impacto brutal e irreversible en uno de los litorales más valiosos del sur de Europa". Un proyecto privado, con alto rechazo social, y disfrazado de falso interés general y que reportaría a sus promotores pingües beneficios a costa de urbanizar uno de los últimos lugares vírgenes de la península.

El Plan Parcial fue aprobado por el Ayuntamiento de Tarifa el 29 de mayo de 2012 y publicado el 7 de noviembre en el Boletín Oficial de la Provincia de Cádiz con una previsión para edificar 350 viviendas y varios hoteles con 1.423 plazas. Los ecologistas piden su nulidad, entre otros argumentos, porque el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Tarifa no recoge las normas del Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA), que impiden crecimientos que supongan incrementos de suelo urbanizable superiores al 40% del suelo urbano existente. Es más, precisan que el PGOU de Tarifa contempla ocho nuevas "macrourbanizaciones" en el litoral con 5.688.627 metros cuadrados, lo que multiplicaría por cuatro el actual núcleo urbano de Tarifa. Unas previsiones de crecimiento (30.000 habitantes).

 

Comentarios