¿El tripartito hace agua?

El PSOE aprueba en solitario la prórroga de 10 años a Aqualia del servicio municipal. IU vota en contra e insiste en que Aqualia no cumple con el pliego de condiciones de la adjudicación. El PP se abstiene al igual que el edil del PA, Galindo que pertenece a la plantilla de la empresa

¿El tripartito hace agua?

 

La aprobación de una prorroga a la empresa Aqualia para que siga gestionando hasta el 2032 el servicio municipal de agua y saneamiento abre una brecha y una crisis institucional entre los socios de gobierno tripartito ante la determinación de los concejales de Ganar Tarifa-IU de retirarle el servicio a la empresa y la determinación del PSOE de conceder la prórroga ante la necesidad de poner en total funcionamiento las infraestructuras hídricas de la EDAR y EBAR de Tarifa, así como la de Bolonia. El edil del PA en el gobierno, Sebastián Galindo se abstuvo ya que forma parte de la plantilla de la empresa. El Partido Popular también se abstuvo lo que ha favorecido que aún con los dos votos en contra de los ediles de IU, la prórroga saliera hacia adelante.

Aunque se ha abstenido, Sebastián Galindo señaló que el Consistorio se planteaba tres posibilidades: “recepcionar y explotar directamente las nuevas infraestructuras, licitar las nuevas instalaciones o (como ha ocurrido) ceder a la empresa concesionaria (es decir a Aqualia) la gestión de esos servicios. Galindo Viera explicó que “cuando se optó por la tercera, primero y por primera vez, se contrató y realizó una auditoría para conocer la imagen actual y fiel del servicio y el cumplimiento del contrato. También se abrió un periodo de negociación del que han participado los tres partidos en el gobierno. Hemos buscado el interés general para que los ciudadanos no tengan que pagar las irresponsabilidades de los gobernantes. Gobernamos para todos los vecinos, por el bien común, por un municipio y no sólo para nuestros votantes”, ha señalado Galindo en clara referencia a la intención del voto de IU.

 

El alcalde del municipio, Francisco Ruiz, señaló que aunque su partido llevaba en su programa la gestión directa del servicio de aguas “la labor de responsabilidad política, muy a nuestro pesar, está por encima de nuestras intenciones a las que no vamos renunciar”. El acalde señaló que la urgencia de adelantar la prórroga, radica en dos cuestiones: la necesidad de poner en marcha las depuradoras y además no podíamos permitir que asumir la gestión directa del agua en la actualidad implicara poner en riesgo otros servicios públicos. Estamos en una situación financiera delicada y lo que venimos haciendo desde que entramos en el gobierno es pagar y pagar. Llegamos a una prórroga con las manos libres y limpias”. Señaló el primer edil.

El alcalde insidió en que el gobierno local ha realizado una auditoría a la empresa y en cualquier caso una prórroga no quiere decir que dejen el servicio en las manos exclusivas de la empresa. “Nosotros vamos a prorrogar un servicio para que no suponga un incremento de coste al Consistorio y por ende a la ciudadanía”.

Sobre la crisis de gobierno, el alcalde quitó hierro al asunto. “Yo no contemplo una crisis del pacto. En todo momento durante la negociación, nuestros socios han estado enterados, y yo lo contemplo más como unas diferencias o discrepancias en cuanto a criterios políticos. La gestión y responsabilidad de gobierno es adaptarse a las circunstancias en las que estamos en este momento y adoptar decisiones responsables y serias en beneficios de los ciudadanos de Tarifa”.

 

Desde Ganar Tarifa-IU, no se disimula el descontento con esta decisión, pero si en estos días parecía que una ruptura del pacto era más que posible, parece que el asunto quedará en una mera discrepancia. “La situación actual es simple y llanamente que no estamos de acuerdo en un punto que se ha trabajado a nivel institucional y totalmente informados de la negociación. Lo que pasa es que hay información que llega antes, información que llega más tarde y eso es lo que ha desembocado en un pleno en el que hemos entrado en una confrontación que me parece lo más normal del mundo. El salón de plenos, en una democracia formal parece que es simplemente a cerrar los asuntos que podían estar cerrados, y eso no es así. Nosotros vamos a los plenos a negociar, a discutir a debatir. Y eso es lo que hemos hecho hoy", señaló Ezequiel Andréu.

El primer teniente de alcalde, apuntó no obstante a que tanto su situación, como la de su compañero Antonio Cádiz ha estado y está siempre expuesta a lo que la Asamblea de IU decida. En ese sentido el edil dejó abierta la posibilidad que la asamblea de su partido, en base a la cuestión de la gestión del agua, interprete necesario la ruptura del pacto de gobierno. “¿La asamblea quiere discutir sobre nuestra situación en el gobierno por este asunto? Evidentemente vamos a discutir. ¿Qué vamos a hacer mientras tantos los dos concejales de IU? Pues seguir trabajando de la mano del alcalde y del concejal del PA porque, este es un asunto que nos ha llevado a la confrontación, pero hay otros muchos asuntos en los que estamos codo con codo y además, mejorando muchísimo la situación que nos encontramos cuando entramos al gobierno. No vamos a estar poniendo encima de la mesa la ruptura del pacto cada vez que tengamos un conflicto”. Desde Ganar Tarifa-IU, se precisó que no existe una convocatoria extraordinaria y/o urgente de asamblea de IU para abordar este asunto.

Desde la coalición de izquierda se apunta que a pesar de la auditoria, “no recibimos la información no porque no nos la faciliten, sino porque no existe en el Ayuntamiento la información que Aqualia debería haber entregado en el Ayuntamiento incumpliendo así el convenio”.

A pesar del malestar el portavoz de Ganar Tarifa-IU señaló que su partido respeta la decisión adoptada por sus socios de gobierno a pesar de no estar de acuerdo con ellos “porque nosotros respetamos la democracia”, señaló Andréu Cazalla.

Comentarios