Tarifa se prepara para zambullirse en la Fase II del confinamiento y en sus dos mares

La flexibilización del confinamiento coincide con el aumento de tres contagiados contabilizados oficialmente y el aislamiento de dos usuarios y una religiosa de la Residencia de San José por sintomatología

Tarifa se prepara para zambullirse en la Fase II del confinamiento y en sus dos mares

 

Doctores tiene la iglesia, y doctores tiene el Gobierno para determinar que la localidad, junto a casi toda la comunidad autonómica, y en base a criterios científicos y estadísticos, afronta a partir del lunes 25 de mayo, la Fase II del Confinamiento, y ello permitirá a los ciudadanos tarifeños poder disfrutar de algo que se nos antoja incluso vital para quienes hemos nacido en este rincón al sur del viejo continente, disfrutar de la playa. No solo de los paseos camuflados de actividad deportiva, sino de la posibilidad de sumergirnos en nuestras cristalinas aguas de nuestros dos mares.

 

El cómo, el cuándo, aunque con algunas consideraciones demasiadas técnicas y ambiguas dictadas en la orden SND/414/2020 de 16 de mayo  que nos permitirá entre otras flexibilizaciones tanto de movilidad, como de presencia en lugares públicos, recreativos o de cultos, acudir a bares, restaurantes y chiringuitos y realizar algo que a estas alturas del almanaque sería de lo más normal del mundo y que sin embargo el SARS-CoV-2 ha alterado, ir a la playa. Así a partir del próximo lunes y sin coincidir con el horario destinado al paseo de las personas mayores, podremos ir a la playa pero dentro de nuestra propia provincia, hasta la Fase 4 en la que se nos permitirá la movilidad a otras. Ningún problema para los tarifeños que cuentan en su término municipal con 20 kilómetros de litoral y más de 70% de ellos de arena blanca.

 

Pero ojo, no podremos hacerlo tal y como estamos acostumbrados. En el artículo 46 de esta nueva orden sobre el Uso de Playas: el estado establece: “El tránsito y permanencia en las playas se realizará en los términos previstos en el apartado 2 del artículo 7 (En todo caso, deberán respetarse las medidas de seguridad e higiene establecidas por las autoridades sanitarias para la prevención del COVID-19, y, en particular, las relativas al mantenimiento de una distancia mínima de seguridad de, al menos, dos metros, o, en su defecto, medidas alternativas de protección física, de higiene de manos y etiqueta respiratoria. A estos efectos, los grupos deberían ser de un máximo de quince personas, excepto en el caso de personas convivientes) y, en su caso, en los apartados 2 a 5 del artículo 45 de esta orden (Se recordará a los usuarios por medios de cartelería visible o mensajes de megafonía las normas de higiene y prevención a observar, señalando la necesidad de abandonar la instalación ante cualquier síntoma compatible con el COVID-19.3. En las zonas de estancia de los usuarios, se debe establecer una distribución espacial para garantizar la distancia de seguridad de al menos dos metros entre los usuarios mediante señales en el suelo limitando los espacios. Todos los objetos personales, como toallas, deben permanecer dentro del perímetro de seguridad de dos metros establecido, evitando contacto con el resto de usuarios.4. El uso y limpieza de los aseos se llevará a cabo de conformidad con lo previsto en el artículo 6.5. Asimismo, se deberá verificar que, en todo momento, estén dotados de jabón y/ o geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad virucida autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad. 5. No se podrá hacer uso de las duchas de los vestuarios ni de las fuentes de agua). Los bañistas deberán hacer un uso responsable de la playa, tanto desde el punto de vista medioambiental como sanitario, cumpliendo para ello con las recomendaciones y normas establecidas por las autoridades sanitarias. Asimismo, se permite la práctica de actividades deportivas, profesionales o de recreo, siempre que se puedan desarrollar individualmente y sin contacto físico, permitiendo mantener una distancia mínima de dos metros entre los participantes”.

 

La Junta de Andalucía ha publicado en un BOJA extraordinario recomendaciones para acudir a la playa con seguridad entre lo que destaca ducharse antes de bajar a la playa y al subir a casa de nuevo. Además, propone utilizar una toalla por persona, mantener higiene de manos, evitar tocarse las manos, nariz y boca, no tragar agua y mantener la distancia de seguridad para evitar contagios.

 

También se recomienda no compartir útiles de juego con otras personas que estén en la playa y usar bolsas para guardar los residuos sólidos que deben cerrarse para depositarlas en las papeleras y contenedores de la playa. Además, se especifica que los ayuntamientos deberán "establecer el máximo aforo permitido en las playas de su municipio de acuerdo a las disposiciones que se vayan dictando por la autoridad sanitaria competente".

 

Ya ven que se tratan de unas medidas, algunas de obligado cumplimiento y otras recomendadas, pero que dicho cumplimiento dependerá más de la responsabilidad de las personas que de cualquier obligatoriedad a ejercer por el personal policial o de vigilancia en playas. Todo un hándicap pues en lo que llevamos de Fase 1 y a pesar de las declaraciones políticamente correctas de responsables gubernamentales en torno al cumplimiento de las medidas establecidas, todos hemos visto con nuestros ojos, como son demasiadas las personas que no han entendido que el pasar de fase de confinamiento es dar por concluido el confinamiento y la alerta sanitaria y se han relajado las medidas higiénicos-sanitarias, poniéndose no solo ellos en riesgo, sino a toda la población.

 

Además, la entrada en esta nueva fase coincide estos datos oficiales (a día de ayer) a nivel comarcal como: 308 personas contagiadas con un total de acumulados en los 14 días de 29 personas más. Ingresados en centros hospitalarios hay 104 pacientes, 24 de los cuales siguen en las UCI. 33 son las defunciones oficiales contabilizadas desde el inicio de la pandemia en nuestro país y la cifra positiva son las 253 personas que se han curado.

 

En la distribución por municipios, Algeciras se mantiene como el municipio más castigado de la comarca registrando 183 totales de los cuales 12 casos se han revelado en los últimos 14 días, y 19 muertos. Le sigue La Línea con 37 casos, 6 nuevos* y un único fallecido, Los Barrios cuenta con un total de (29-30 contagiados, 3 más* y 6 fallecidos , San Roque 21 contagiados, 2 más* y un fallecido, Jimena se mantiene con 11 contagiados y un fallecidos, mientras que Castellar y San Martín del Tesorillo no han presentado casos durante la pandemia. *(Corresponde a los últimos contagios producidos en los últimos 14 días).

 

En Tarifa, los datos oficiales han aumentado y en los últimos 14 días la Junta ha contabilizado 5 nuevos casos más dejando la cifra total en 26 personas. Sin embargo, la cifra podría aumentar hasta las 29 personas ya que este diario conoce de manera fidedigna que al menos podrían existir 3 casos más en el término municipal. Se tratan de tres residentes de la Residencia de San José, dos usuarios y una religiosa, que han sido aislados de manera preventiva del resto de residentes, por presentar sintomatología. Están a la espera de que se les practiquen test PCR.

 

Comentarios