Suspenden de nuevo las oposiciones para la Policía Local por las sospechas de que han filtrado las respuestas a algunos opositores

El tribunal calificador señala que “la cadena de custodia del ejercicio pudo romperse antes de la confección del examen por parte del secretario del Tribunal que procedió a su custodia e impresión justo el día antes de la prueba” y determina repetir el supuesto práctico.

OPOSICIONES POLICÍA LOCAL  (1)
Opositores a Policía Local durante las pruebas físicas celebradas en marzo pasado/TAD
Suspenden de nuevo las oposiciones para la Policía Local por las sospechas de que han filtrado las respuestas a algunos opositores

 

El concurso-oposición que desarrolla el Consistorio para ampliar en hasta 10 efectivos la plantilla de la Policía Local se ha visto nuevamente alterado, y de nuevo suspendido toda vez que el Tribunal calificador haya tenido sospechas fundadas que alguien habría podido filtrar las preguntas del ejercicio del supuesto práctico y el ejercicio tipo test a algunos de los opositores.

 

Este diario ha tenido acceso al acta del tribunal calificador que con fecha del pasado 14 de enero determinó en primer lugar: “anular la prueba de conocimientos llevada a cabo el pasado día 5 de diciembre de 2020, tanto el tipo test como el examen práctico, por indicios racionales de la quiebra de la cadena de custodia de los documentos que han integrado ambos ejercicios”, y en segunda instancia, “retrotraer las actuaciones hasta la calificación de la prueba de aptitud física y proceder a la práctica de una nueva convocatoria para la celebración de la prueba de conocimientos que será llevada a cabo cuando las circunstancias actuales de pandemia lo permitan y que será publicada con la antelación mínima de 15 días, para la realización del primer y segundo ejercicio de la prueba de conocimientos”.

 

Según reza en el acta del tribunal a la finalización del supuesto práctico y cuando se procede por parte de los miembros a la “calificación final, se muestra extrañeza en los resultados obtenidos por ciertos aspirantes en el supuesto práctico, ya que han obtenido las máximas puntuaciones, y aumentando las suspicacias al observar que éstos han cometido un error en la solución de la cuestión nº 3 del supuesto práctico que fue contestada según un primer corrector que contenía dicho error, rectificado con posterioridad en el momento de corregir los exámenes”.  El tribunal también reseña que “en la corrección del cuestionario tipo test de los mismos aspirantes, también se hizo notar por miembros del Tribunal la falta de respuestas a la gran mayoría de preguntas correspondientes al primer bloque preguntas de la 1 a la 20, correspondientes a temas de la Constitución, en relación con las preguntas contestadas de la 21 a la 80, bajando el índice de contestaciones igualmente de la 80 a la 100. Indica también el tribunal calificador que “que tanto el primer bloque como el último de preguntas que conformaron el examen tipo test, fueron enviadas por los vocales del Tribunal directamente al Secretario del Tribunal y los otros tres bloques se remitieron conjuntamente desde el ordenador de la Jefatura de la Policía”.

 

 

Con todo, el tribunal calificador se cuestiona “si han llegado a conocimiento de los aspirantes el contenido tanto del supuesto práctico y su primer corrector como de las preguntas tipo test enviadas desde el ordenador de la Jefatura de la Policía Local, con anterioridad a la realización de los exámenes”.

 

Tras estudiar la anomalía del proceso el tribunal determinó unánimemente considerar que: “las circunstancias expuestas y recogidas, al recopilarse tanto el supuesto práctico como su corrector inicial, así como los bloques de preguntas tipo test de tres miembros del Tribunal en el ordenador de la Jefatura Policía Local y haber éste podido sufrir un acceso ilegítimo bien físicamente, o haberse producido un acceso facilitado por estar conectado a la red municipal dicho ordenador, todo ello hace llegar a la conclusión de que la cadena de custodia del ejercicio pudo romperse antes de la confección del examen por parte del Secretario del Tribunal que procedió a su custodia e impresión justo el día antes de la prueba”.

 

 

Contra la anulación de la prueba podrá interponerse “recurso de alzada ante la Alcaldía de este Ayuntamiento en el plazo de un mes a contar desde el día siguiente a la publicación de la presente Acta en Tablón de anuncios. Se comunica que el plazo de resolución es de tres meses transcurrido este plazo si que recaiga resolución se podrá entender desestimado por silencio”.

 

 

Segunda vez que se suspenden las oposiciones

 

Recordemos, que este mismo proceso fue suspendido el pasado mes de marzo. En aquella ocasión la causa que motivó la nulidad del proceso y la revisión del proceso seleccionador residió en “un efecto de forma en la composición del Tribunal Calificador. Entonces, la vocal número 1 no reunía los requisitos de titulación mínimos exigibles para formar parte del tribunal lo que obligó a 482 candidatos a repetir tanto las pruebas físicas, como los exámenes teóricos.

 

El alcalde entiende que se tienen que depurar responsabilidades y señala que el gobierno es ajeno al proceso selectivo

 

El alcalde, Francisco Ruiz ha mostrado su extrañeza por el asunto y ha reconocido que “se trata de un contratiempo importante para las intenciones de este gobierno local de ampliar la plantilla de la Policía Local antes del verano”.

 

Ruiz Giráldez ha insistido en apuntar que aunque el gobierno es “ajeno al proceso de selección, entendemos que es necesario que se depuren las responsabilidades en aras de la transparencia y la concurrencia de méritos y por ello, dentro de nuestras competencias articularemos los mecanismos necesarios para ello. Si se determina que debemos ser nosotros los que abramos un expediente de investigación así lo haremos” ha señalado el regidor tarifeño quien confía en que el tribunal sea capaz de llegar al fondo de esta cuestión y que un asunto así no vuelva a ocurrir”.

Comentarios