‘Somos Tarifa’ denuncia aumento en las irregularidades de la tramitación de la repotenciación eólica del Cabrito

La Sociedad Española de Ornitológica “SEO/Birdlife” ha interpuesto un Recurso ante el Contencioso Administrativo y el resto de grupos y asociaciones volverán a dirigirse -por tercera vez- a la Fiscalía para solicitar una paralización cautelar

 ‘Somos Tarifa’ denuncia aumento en las irregularidades de la tramitación de la repotenciación eólica del Cabrito

 

La plataforma ciudadana ‘Somos Tarifa’ junto otros colectivos como Agaden, COCN, Verdemar-Ecologistas en Acción vienen denunciando y reclamando la falta de aplicación de la vigente normativa con las directivas europeas medioambientales en el parque eólico  “El Cabrito”, situado dentro de la Red Natura 2000/  Parque Natural de los Alcornocales, y después de haber visto la documentación en Cádiz, considera las actuaciones administrativas de la Consejería/Delegación de Medio Ambiente y la de Innovación y Ciencia, como escándalo. Es lamentable indican, que cada vez nos topemos con más irregularidades y que sin tener en cuenta que el trámite administrativo aún no ha concluido, sin existir una “no afección al Parque natural se esté abriendo el camino hacia la repotenciación”.

 

Los colectivos denunciantes señalan que la Sociedad Española de Ornitológica “SEO/Birdlife” (el quinto grupo unido a los anteriores)  ha interpuesto un Recurso ante el Contencioso Administrativo. Mientras, el resto de grupos y asociaciones volverán a dirigirse -por tercera vez- a la Fiscalía para solicitar una paralización cautelar, ya que la primera fue archivada aduciendo que se podía ir al Contencioso y a la segunda, no se han recibido contestación oficial.

 

‘Somos Tarifa’ apunta a que de los informes a los cuales tuvieron acceso, “se puede deducir la inevitable y conocida mortandad de aves que puede ocasionar toda repotenciación y que no existe una evaluación de una alternativa como dicta la directiva europea, incluida la alternativa ‘Cero’, que significaría la desaparición del parque eólico que pretenden quienes alegan. El objetivo de Red Natura 2000 es preservar y conservar, protegiendo, pero nunca dañar terrenos que albergan flora y fauna particular, entorpecer la imagen de un paisaje singular y/o “matar aves”, como en éste caso”.

 

A la vista del trámite comprobado, Somos Tarifa cree “que en algunos momentos la administración actúa como mero corredor de papeles entre un promotor y quienes alegan, ya que por ejemplo contestaciones del promotor, que por oficio consideran deberían haber hecho llegar a los personados en el trámite, fueron omitidas”.

 

La plataforma ciudadana asegura que volverán a “golpear las puertas de la Comisión Europea, denunciando, y reclamando, entre otros, que se aplique lo que ésta ha contestado a la Pregunta parlamentaria del eurodiputado de EQUO: “Si un proyecto tiene que llevarse a cabo por razones imperiosas de interés público de primer orden, a pesar de sus repercusiones negativas sobre un espacio Natura 2000, y a la falta de soluciones alternativas, deben tomarse medidas compensatorias, de las que se debe informar a la Comisión”.

 

‘Somos Tarifa’ manifiestan de igual modo “haber observado que, después de realizar la pregunta parlamentaria, contestada en enero 2017, se ha vuelto a realizar nuevas Redacciones en Mayo-Junio, que todos los grupos ignoraban, llevando a la Asociación a la conclusión de que la administración actúa a golpe de denuncias, salvando su papel e intentando con enmiendas excusar lo inexcusable y tapando verdades.  Sumando todo en todo, dicen, se vuelve a avasallar la dignidad del ciudadano/alegante faltando al respeto de éstos y su trabajo”.

 

El colectivo asegura que “la administración sigue confundiendo la participación como un mero derecho a alegar y justifica la posibilidad de realizar recursos ante los Juzgados como una muestra de la existencia de un estado de derecho. Habrá que preguntarse explican ¿de qué sirve realizar alegaciones y recursos de reposición o de alzada, si todas son descartadas sin razonamiento coherente y se están realizando las construcciones pertinentes? ¿De qué sirve el contencioso, si hasta su posible resolución, un nuevo parque repotenciado ya está finiquitado? En nuestra opinión, debemos considerar estas actuaciones como abuso de poder, que posiciona al ciudadano como mero títere de intereses que de antemano deciden sobre la cabeza de todos lo que entienden como “interés general” dejando sin efecto la confirmación de España a los principios de democracia y derechos humanos”, concluyen.

Comentarios