Sobreseída la denuncia por prevaricación contra el alcalde de Tahivilla

Diego España fue denunciado por el PP por contratar por decreto al socorrista de la piscina de la ELA. El regidor rural aseguró que fue una decisión necesaria para poder abrir la piscina y dar servicio a la ciudadanía

Sobreseída la denuncia por prevaricación contra el alcalde de Tahivilla

 

La titular del Juzgado de Instrucción Número 1 de Algeciras, ha dictado el sobreseimiento de las diligencias previas que por la presunta comisión de un posible delito de prevaricación del alcalde de Tahivilla interpuesto por el Partido Popular de Tarifa, en base a la contratación de un trabajador para la piscina de la ELA tarifeña.

Los hechos se remontan a finales de mayo del pasado año cuando el regidor de la entidad local autónoma formalizó la contratación de una persona para desempeñar el puesto de “socorrista acuático de cara a la llegada de la época estival" y que "en el citado escrito ya viene indicado de antemano la persona que debe ser contratada", así como "la modalidad, la categoría y la duración de su contrato".

 

La entonces portavoz municipal del Partido Popular en el Consistorio, Inmaculada Olivero formuló denuncia contra Diego España Calderón En su denuncia, Olivero describe que el regidor de Tahivilla remitió el 26 de mayo de 2017 un escrito al departamento de Contratación del Ayuntamiento de Tarifa para que procediese a la contratación de "un socorrista acuático de cara a la llegada de la época estival" y que "en el citado escrito ya viene indicado de antemano la persona que debe ser contratada", así como "la modalidad, la categoría y la duración de su contrato". Ello motivo, avalado por dos informes técnicos desfavorables, la presentación de la denuncia por Olivero el pasado 2 de enero, que fue inicialmente admitida a trámite.

A principios de mes, en concreto el pasado día 8 la titular del juzgado determinó “el sobreseimiento provisional y archivo de las presentes actuaciones” en la fase de instrucción. Y lo hace, según se apunta en el auto en sus razonamientos jurídicos que “habiendo solicitado al Ministerio Fiscal el sobreseimiento provisional de las actuaciones y no habiendo otras acusaciones personadas, procede acordar de conformidad con lo pedido, pues rigiéndose el proceso penal por el principio acusatorio, es necesaria la existencia de acusación para que pueda seguir adelante el proceso”.

El informe de la Fiscalía al respecto del auto afirma: “no oponerse’ a dicho sobreseimiento y apunta a que de la denuncia presentada por un posible delito de prevaricación, “del examen de las diligencias practicadas, concretamente de la declaración del investigado y la documental aportada, no ha quedado lo suficientemente acreditada la comisión de los hechos delictivos que se pretenden para formular acusación”. El informa del fiscal matiza que “si bien se ha cometido un acto contrario a la legalidad vigente (la contratación), se trata de una irregularidad que no llega a tener intensidad que la jurisprudencia  requiere para integrar el delito de prevaricación, por la urgencia de la decisión adoptada por el investigado, con la subsiguiente subsanación de la irregularidad cometida, lo que manifiesta la ausencia del elemento subjetivo del injusto delito por el que se le denunciaba”.

Diego España ha mostrado su satisfacción por la resolución (contra la que cabe recurso) ya que mantiene, como así lo expresó en su día, que contrató de esa manera tan urgente y a la misma persona que venía desempeñando las tareas de socorrista, porque se venía encima la fecha de verano y “los vecinos de Tahivilla no podían estar sin piscina por la lentitud de la burocracia de las administraciones”.

España Calderón lamentó no obstante los intentos del Partido Popular de Tarifa de judicializar la vida política de la localidad sin argumentos válidos y, con la simple intención de perjudicar la gestión política y perjudicarle a él en el plano personal.

Comentarios