Siguen aumentando los positivos entre el alumnado tarifeño y confinando aulas y grupos en colegios e institutos de la localidad

El sindicato USTEA denuncia que la Junta no tiene en cuenta al profesorado de los grupos en los que el alumnado ha dado positivo. La Diputación destina 4.000 euros para la adquisición de medios de EPI, para los centros de Facinas, Tahivilla y Tarifa. La AMPA Alameda dona material preventivo a los docentes del Guzmán

Fachada del IES Almadraba/Shus Terán
Fachada del IES Almadraba/Shus Terán
Siguen aumentando los positivos entre el alumnado tarifeño y confinando aulas y grupos en colegios e institutos de la localidad

 

"La vuelta a clase será un éxito si todos ponemos de nuestra parte", señalaba el consejero de Educación Javier Imbroda por el mes de julio. Sin embargo, a la vez que se mostraba firme en su decisión de comenzar “con normalidad” el nuevo curso escolar 2020-21. Todo ello a pesar de las reservas de la comunidad educativa, la advertencia de docentes y fuerzas sindicales que insistían en que sin la contratación de nuevos y más profesores, así como otras medidas sería imposible garantizar el distanciamiento social entre el alumnado, reducir la ratio en clases y por ende garantizar la seguridad y reducir el riesgo de contagio. Porque ya los datos de contagios, confinamiento de grupos de convivencias, cierre de aulas y de centros educativos, solo dos semanas del inicio del curso, no solo llevan la contraria al consejero, sino que desmontan “la milonga de una vuelta segura a las aulas”.

 

El pasado miércoles este diario informaba que varios positivos por COVID-19 en las aulas tarifeñas implicaban que el Grupo de convivencia de 4º curso de Primaria de CEIP Virgen del Sol y una clase de 3º de Secundaria del IES Baelo Claudia quedasen confinadas y un número de 70 personas entre alumnado y familias quedaban pendiente a los protocolos de la autoridad sanitaria.

 

Apuntábamos también a que otros centros educativos estaban están siendo sometidos a pruebas de PCR, que determinarán en consonancia con lo que estipulen las autoridades sanitarias, la adopción de cuantas medidas sean necesarias tomar para minimizar los riesgos de contagios de la COVID-19.

 

La pasada noche del domingo, la Dirección del IES Almadraba, distribuía un mensaje entre los grupos de WhatsApp en el que confirmaba que “habían sido comunicados del positivo de una alumna de este grupo (grupo 1 de 1º de Bachillerato)” y por lo que según el protocolo y comunicación establecida se acordaba que todo el alumnado del grupo 1 de Primero de Bachillerato A que tuvieron la semana pasada clase entre las 8:15 y 11:15 horas “no podrán acudir a clase” desde ayer y hasta nueva orden. De igual modo desde el centro se ha comunicado a las familias que en las próximas horas, días, será desde el Centro de Salud “desde dónde se concretarán todo lo relativo en referencia a confinamientos, realización de Tests, PCR, así como cualquier otra información relativa al contagio o riesgo de contagio y medidas preventivas”.

 

El sindicato USTEA denuncia que la Junta da la espalda a los docentes ante los contagios

La nueva incidencia en las aulas de los centros de enseñanza tarifeños, coincide con la denuncia del sindicato USTEA en la que no es que cuestione, sino que tacha de “mal proceder de la administración sanitaria con el profesorado del colegio Virgen del Sol, después de que los docentes de los alumnos que dieron positivo, provocando el cierre de aulas, hayan sido obligados sin embargo a seguir dando clases al no ser considerados contactos cercanos”.

 

En nota de prensa, el sindicato denuncia que “incluso se les ha mantenido en sus puestos de trabajo sin ningún tipo de prueba que confirme su estado de salud, al no ser considerados contactos de riesgo por llevar mascarilla, entrando en contradicción con las medidas tomadas con el alumnado".

 

El sindicato ha denunciado que "se trata de una situación insostenible, tanto para el alumnado como el profesorado, cuya actividad laboral no se desempeña en condiciones aceptables de seguridad sanitaria, al contrario de lo que sí sucede en otros trabajos".

 

Por ello, han reclamado protocolos de actuación para el alumnado y el profesorado "coherentes, seguros y unificados en las distintas administraciones competentes en materia educativa y sanitaria".

 

Denuncia además USTEA que al CEIP Virgen del Sol “tampoco se ha asignado ningún docente de apoyo COVID, a pesar de cumplir con el número de unidades estipuladas, a lo que se une la problemática de la supresión de unidades y la falta de personal, especialmente de PTIS”, este último término (PTIS) tal y como anunciamos la pasada semana has sido en parte solucionado con el trabajo de un PTIS de Función Pública a 30 horas y un PTIS de contrato a 15 horas.

 

Diputación y Ayuntamiento donde no llega la Junta

 

Desde las administraciones, cabe recordar que Diputación ha destinado a todo el término municipal tarifeño un total de 43.598,54 euros del Plan Invierte Post COVID-19, distribuidos en las siguientes partidas: 4.000 euros para la adquisición de medios de prevención (EPI). Así para las ELA de Facinas se han destinado 2.000 €, para Tahivilla 1.029,83 € y Tarifa 970,17 €.

 

También la Diputación provincial ha destinado al término municipal un total de 30.830,46 € para los refuerzos de plantillas de centros de servicios sociales y centros residenciales en caso de sustituciones por prevención, contagio o prestación de nuevos servicios o sobrecarga de la plantilla.

 

Para la ampliación de la dotación de las partidas destinadas a garantizar ingresos suficientes a familias, de urgencia o de inserción, garantizando la cobertura de necesidades básicas la administración provincial ha consignado un total de 8.768,08€: Facinas (1.223,92€) y Tarifa (7.544,16€).

 

También el Ayuntamiento de Tarifa actúa a diario en la desinfección de los alrededores de cada centro educativo. Lo hace también en las zonas de recreo, zonas exteriores de los distintos colegios. Operarios municipales hacen a diario esta limpieza que es exhaustiva y preventiva. Es una de las medidas adoptadas por el Ayuntamiento de Tarifa tras el inicio del curso escolar.

 

Sin embargo, desde USTEA se critica “la doble moral del PSOE” en la gestión del CIVID-19 apuntando a que “Lo del PSOE es pura hipocresía: donde no gobierna exige la bajada de la ratio, pero desde el gobierno central se niega a incluirla en la Ley Orgánica de Educación, lo que obligaría a todas las CC.AA.”, señalan.

 

La AMPA del CEIP Guzmán el Bueno dona EPI a los docentes

 

Ante la falta de compromiso de quienes tienen las competencias educativas, es decir la Junta de Andalucía, de dotar a los colegios y al equipo de docentes y monitores de elementos para evitar posibles contagios derivados de su permanente exposición al riesgo, la AMPA Alameda del colegio ha determinado hacer hoy entrega de La donación en concepto de ayuda con las medidas preventivas frente a la COVID-19 en aspectos como la desinfección de mobiliario, geles hidroalcohólicos y dosificadores. El lote donado por la AMPA consiste en:  24 rollos de papel multiusos industrial, 36 espráis desinfectantes de mobiliario, 20 litros gel hidroalcohólico y 24 dosificadores.

Comentarios