El SEPER-Tarifa y su proyecto de valorización del alga invasora premio Laurisilva de 2019

La Asociación de Grandes Industrias del Campo de Gibraltar, AGI, por su “potenciar una industria totalmente obsoleta y contaminante en nuestra Comarca” se hace merecedora del premio Atila

ALGASPREMIOS
El SEPER-Tarifa y su proyecto de valorización del alga invasora premio Laurisilva de 2019

 

Ya contábamos que el proyecto de ‘aprovechamiento por revalorización del alga invasora Rugulopterix Okamurae, puesto en marcha por el Centro SEPER Tarifa - Algas Marinas del Estrecho- se posicionaba como firme candidato a obtener el XXX Premio Laurisilva que de manera anual entrega cada año, la Asociación Gaditana para la Defensa del Medio Ambiente. Y tanta eran las posibilidades en base a sus innovadores proyectos de investigación, que finalmente podemos publicar, que se ha hecho con tan preciado premio, que viene a destacar ante la sociedad a aquellas personas, proyectos o entidades que se destacan por el trabajo en por del respeto al Medio Ambiente.

 

Este premio viene a subrayar que este centro educativo tarifeño desempeña “una importante labor para crear un empleo sostenible a través del aprovechamiento de las algas que tenemos en el Estrecho. No solo eso, sino que en los últimos tiempos está intentando sacar algún aprovechamiento de las algas invasoras Rugulopterix Okamurae, dándole una fuerte visualización a un problema que las administraciones siguen intentado ocultar, y que sin duda, si no se pone remedio, será la puntilla final de la destrucción del mar mediterráneo”, se apunta desde AGADEN.

 

Pero este premio no viene solo, sino que al mismo hay que sumar el reconocimiento del Fundación Campus Tecnológico de Algeciras, en la persona de Antonio Vegara, a un proyecto, el de valorización de las algas que si no es “es nuevo, sí tiene como innovación “que se está aplicando sobre la Rugulopteryx okamurae y se está realizando desde la localidad”, nos apunta uno de sus promotores el profesor, Antonio Vegara. El premio está dotado con 500 euros y se va a dedicar, íntegramente al desarrollo del Proyecto. La intención según lo expresado por Vegara Jiménez, “este dinero favorecerá la creación del dossier técnico de un producto cosmético con extracto anti-bacteriano de Rugulopteryx okamurae, que sería el primero a nivel mundial. Porque con la Rugulopteryx okamurae mucho hablar, pero poco hacer”.

 

También se ha otorgado una ‘mención especial a la buena gestión ambiental a la asociación de vecinos, FAPACSA, por su lucha de oposición contra la ampliación del puerto de Algeciras, cuestionando el modelo de puerto y sus serias repercusiones ambientales para la ciudad y la Bahía de Algeciras.

 

En el lado oscuro la AGI

 

Por contrapunto a estos premios, el Premio Atila, concedido a la organización, entidad o particular que haya llevado a cabo una nociva o mala gestión o labor medioambiental, ha recaído en la Asociación de Grandes Industrias del Campo de Gibraltar, AGI.

 

AGDEN que la AGI es merecedora de este ignominioso galardón por “estar potenciando una industria totalmente obsoleta y contaminante en nuestra Comarca. El Campo de Gibraltar necesita un giro drástico en el tipo el modelo de desarrollo, más respetuoso, sostenible y duradero. Tanto industrias como las administraciones competentes, siguen apostando por industrias de combustibles fósiles, y responsables del cambio climático, justo lo contrario a lo que mundialmente se debe avanzar, la eliminación de la quema de combustibles fósiles. Las administraciones sanitarias y medioambientales de la Junta de Andalucía, sigue dando la espalda a la crisis de salud pública, generada precisamente por la industria fósil contaminante”. En este saco AGADEN mete a empresas como: Indorama, Acerinox, Cepsa y al Puerto de Algeciras

 

La mención por “las malas prácticas medioambientales” recae en el alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce. De él AGADEN señala que “suele hablar de respecto al medio ambiente y de que Algeciras es un modelo a seguir medioambientalmente. La verdad es que es el modelo contrario a lo que se debe entender como una ciudad sostenible, el alcalde sigue empeñado en sacar agua del Parque Natural de Los Alcornocales, a sabiendas, de que estas captaciones deterioran la flora altamente protegida de estos enclaves. A su vez permite el vertido de entre un 30 y 40 % de las aguas residuales sin depuración a nuestras costas. También destacar la falta de transparencia del ayuntamiento de Algeciras, respecto al acceso a la información ambiental. En más de una ocasión, hemos tenido que pedir al defensor del pueblo y consejo de transparencia que haga gestiones para obtener información ambiental”.

 

Esta XXX edición, cuyos premios serán entregados el próximo viernes día 31 de Enero de 2020, en la sede de AGADEN de Algeciras en la Plaza Omeyas S/n a partir de las 20 horas, está dedicada a la figura del activista Quico Rebolledo fallecido el pasado año, y que fue una pieza fundamental en el movimiento ecologista gaditano y andaluz.

Comentarios