San Mateo afronta la restauración de 8 de sus 13 vidrieras

El deterioro del marco de hierro ha propiciado el desprendimiento de mortero de las arquivoltas de los arcos góticos donde se instalaron en 1959 por lo que se ha acordonado la nave central del templo

vidrierassanmateo1
Vidrieras del templo de San Mateo/Shus Terán
San Mateo afronta la restauración de 8 de sus 13 vidrieras

 

El tiempo pasa para todos y para todo, y aunque los templos y catedrales son ejemplos de construcciones que desafían el paso de los siglos, sus elementos no son esquivos a deterioro y a una necesidad de rehabilitación que les haga seguir perdurando varios siglos más.

 

Es el caso de las vidrieras del templo mayor de San Mateo Apóstol, que están siendo ya sometidas a un análisis diagnóstico que propiciará la restauración de este elemento constructivo y artístico que en el caso del templo tarifeño vienen a decorar los arcos góticos que recorren buena parte del crucero central que conforman la planta del templo.

 

La futura restauración que acometerá la empresa ‘Vitralsur Comercio e Intermediación S.L y la ayuda de Restauración Cantomar S.L. (ambas del Puerto de San María) se centrará en 8 de las 13 vidrieras total que se reparten a lo largo y ancho de los muros del templo. Está propiciada porque algunas de las vidrieras que fueron instaladas en la iglesia mayor en 1959, han ido perdiendo elementos férreos con los que se encajan en las arquivoltas de los arcos, lo que ha provocado el desprendimiento de piezas de mortero. Para evitar tanto nuevos desprendimientos que puedan dañar a los feligreses que acudan al templo, como para garantizar la perdurabilidad de estas soluciones arquitectónicas y decorativas se acometerá la restauración.

 

Para evitar peligros, la bancada para la celebración de la Eucaristía se ha desplazado hacia la nave lateral derecha del templo e instalado el altar mayor frente a las puertas del Sagrario. Se ha notificado el asunto al Obispado y solicitado su intermediación para poder afrontar el coste de esta necesaria intervención. El arcipreste de San Mateo, el reverendo párroco, Pedro Varo ha anunciado además que se llevará a cabo una cuestación popular para garantizar la financiación de esta primera intervención, sin que se descarte que se trabaje en el total de las mismas.

 

Un elemento arquitectónico, decorativo y didáctico

Como hemos apuntado con anterioridad, las vidrieras del templo de San Mateo fueron instaladas sobre 13 arcos repartidos en el año 1.959 siendo el párroco de entonces el reverendo José Luis Mainé Vaca. Al estilo tradicional con vidrio tintado al esmalte a fuego, ensamblado con plomo, estos ventanales tamizan la luz natural que entra al templo y aprovecha los vanos para representar escenas religiosas relativas al Nuevo Testamento y la figura de Cristo, la Virgen y santos de la iglesia católica.

Comentarios