Regresan los cultos a la iglesia de San Mateo tras el cierre del templo por la restauración de las vidrieras

Será el sábado toda vez que se ha completado la primera fase del proceso de restauración de ocho de sus vidrieras que en enero será instaladas tras su reparación

vidrieras28
Estado actual de los vanos sin las vidrieras actualmente restaurándose en Málaga/Shus Terán
Regresan los cultos a la iglesia de San Mateo tras el cierre del templo por la restauración de las vidrieras

El templo mayor de San Mateo Apóstol volverá a abrir sus puertas al público y al culto después de permanecer cerrado desde el pasado mes de mayo para afrontar con total garantías de seguridad el proceso de desmontaje y traslado de ocho de sus 13 vidrieras que se reparten a lo largo y ancho de los arcos que recorren los muros del templo.

 

Como ya informamos en su momento responsable del Obispado autorizaron la restauración de parte de las vidrieras (por cuestación popular) toda vez que se produjeron el desprendimiento de algunos cascotes de las arquivoltas de los arcos donde se alojan como consecuencia del deterioro del marco metálico que sirve para su colocación y encaje en el arco.

 

Se procedió entonces al análisis del estado de las vidrieras y sus elementos de sujeción y se determinó la intervención en las mismas por parte de la empresa la empresa especialista en el diseño, fabricación y restauración de Vidrieras Artísticas, VIARCA. Tras su desmontaje el pasado mes de octubre las ocho vidrieras fueron trasladadas hasta el taller de la empresa en Málaga donde están siendo sometidas a una intervención que las devuelva a un estado óptimo.

 

Ahora, meses después y toda vez que el arquitecto del Obispado de Cádiz, ha dado garantías de seguridad necesarias, el templo será abierto al público el próximo sábado día 27 de noviembre y se reanudarán los cultos, actualmente trasladados hasta la iglesia de San Francisco Apóstol, que incluso durante el mes de septiembre acogió la presencia de la Patrona María Santísima de la Luz y de San Isidro.

 

Los arcos han sido cerrados con una maya especial para evitar la entrada de agua en el templo y el tiempo en el que la iglesia ha estado cerrada se ha aprovechado para cometer diferentes trabajos de mejora y mantenimiento, como el pulido del suelo o la renovación de parte de la luminaria que ha sido sustituido las antiguas bombillas y focos alógenos por modernos leds.

 

La iglesia de San Mateo permanecerá abierta con total normalidad hasta que el próximo mes de enero se acometa la segunda fase de la intervención consistente en la recolocación de las vidrieras ya restauradas.

 

Recordamos que la intervención a la que son sometidas las vidrieras supone un montante económico superior a los 40.000 euros y acometer la restauración, no se estima en menos de 70.000 euros que está siendo sufragada a través de la cuestación popular por lo que desde la parroquia se está trabajando en la colecta de fondos y ha establecido desde un número de cuenta bancaria: ES41 0182 3225 9602 0162 2591, y también se puede ayudar mediante el moderno Bizum con el código 01174.

 

Las vidrieras de San Mateo fueron instaladas en el templo mayor de San Mateo en 1959 siendo párroco, el reverendo José Luis Mainé Vaca. Están realizadas al estilo tradicional con vidrio tintado al esmalte a fuego, ensamblado con plomo, estos ventanales tamizan la luz natural que entra al templo y aprovecha los vanos para representar escenas religiosas relativas al Nuevo Testamento y la figura de Cristo, la Virgen y santos de la iglesia católica.

Comentarios