Las primeras lluvias tras el verano ponen en evidencia las obras del ‘tubo arco’

El alcalde asegura que el problema ha sido por la rotura de una arqueta a la altura del Skate-Park y señala a las obras en la estación de bombeo como la solución definitiva a cualquier posible vertido

1d037fca-cda0-4df9-9575-6d456a766fee
Un operario retira lodos fecales del paseo marítimo/imagen proporcionada por VEA.
Las primeras lluvias tras el verano ponen en evidencia las obras del ‘tubo arco’

 

 

Buena parte de la playa de Los Lances y el paseo marítimo desde la zona del Recreo hasta la zona del Estadio Municipal de Fútbol se han visto esta mañana sorprendidas por un nuevo vertido de aguas fecales y pluviales que ha anegado toda la zona de aguas negras y de un fuerte y desagradable olor.

 

Así, con ello, las primeras lluvias han puesto en evidencia las obras acometidas en la red de pluviales por el Consistorio en el tubo arco, con el que el tripartito anunció “se acababa con los vertidos” en Los Lances. Han bastado unos pocos litros de lluvia por metro cuadrado para evidenciar el éxito de las obras publicitado por el gobierno local y constatar que el déficit en materia de saneamiento y depuración de aguas continúa y constituye un serio problema en la zona de natural y lógica expansión urbanística del núcleo urbano.

 

Desde primeras horas que se constató el vertido, operarios tanto municipales, como de la empresa adjudicataria del servicio, Aqualia’ han acometido los trabajos de limpieza de todo el entorno, y las quejas de vecinos y usuarios se han ido sucediendo sobre todo a través de las redes sociales.

 

El alcalde de la localidad, Francisco Ruiz, ha confirmado el vertido y lo ha achacado a dos cuestiones. La primera tiene que ver con una arqueta o aliviadero localizado en las proximidades del Skate Park, donde se habría producido una rotura de la misma y habría ocasionado que se mezclasen las aguas de lluvia con las fecales, recorriendo el aliviadero natural hacia la playa y la zona del Paseo Marítimo. La otra es, que la propia estación de bombeo es, a falta de la realización de las necesarias obras de mejora y adecuación a las necesidades de la nueva Estación Depuradora (ya en funcionamiento), incapaz de garantizar que rebose su caudal ante lluvias intensa lo que de forma natural habría de igual forma provocado una fuga a través del ‘tubo arco’.

 

El alcalde de la localidad, ha señalado que las obras en el ‘tubo arco’, con la eliminación de “injerencias’ han impedido que el vertido fuese mayor y que la prioridad ahora pasa por la retirada de lodos fecales y tóxicos acumulados en la superficie de playa cercana a la boca del aliviadero. Recordamos que la limpieza del turbo arco acometidas en enero pasado y enmarcadas en las obras impulsadas por el Ayuntamiento de Tarifa a través del canon de mejora local de la red. El proyecto de “Control de Injerencias de la Red de Saneamiento Municipal en el Tubo Arco de la Urbanización La Marina I” pretendían dar solución definitiva al vertido de aguas residuales en la playa de Los Lances y también a los problemas de saneamiento y anegaciones que han venido sucediéndose en el CEIP Ntra. Sra. de la Luz en momentos de lluvias copiosas. Esta mañana ese cometido ha quedado más que en evidencia.

Por otro lado, el alcalde apunta a que el problema quedará definitivamente resuelto cuando se concreten la evacuación de aguas de la cercana estación del bombeo de la antigua EDAR. Así, mediante el tendido de una conducción de desagüe se pretende garantizar que la nueva estación de bombeo no vierta aguas fecales sobre el tubo arco en situaciones determinadas como ha ocurrido esta mañana.

 

Verdemar denuncia el vertido

El grupo ecologista, Verdemar-Ecologistas en Acción ha denunciado los hechos y ha anunciado que pondrá en manos de la Fiscalía este nuevo atentado contra el Medio Ambiente. Verdemar ha advertido que “estos vertidos se están produciendo en la Zona Marítimo Terrestre (ZMT) de la playa de Los Lances y están causando un daño irreparable en el entorno del Espacio Protegido”.

Los ecologistas señalan que “Tarifa se ha convertido en un emisor contaminante sin remedio, es más, la carga contaminante que tiene esta localidad, no puede soportar su red de saneamiento”.


Mientras se soluciona, la evidencia se ha hecho patente esta mañana originando problemas a vecinos y habitantes, y volviendo los fantasmas del permanente vertido de fecales en Los Lances.

Comentarios