Tarifaaldia

La Policía Local consigue parar a una conductora que conducía borracha y causó daños a otros vehículos

La mujer hizo caso omiso a las órdenes de detención de los agentes y cuando fue interceptada cuadriplicó la tasa de alcohol permitida

259166846_567057931290830_1521812990191679556_n
Un agente procediendo a realizar el análisis de alcoholemia al conductor del vehículo interceptado/PL
La Policía Local consigue parar a una conductora que conducía borracha y causó daños a otros vehículos

Desde tiempos de Stevie Wonder y su “si bebes no conduzcas” hasta nuestros días, de todos es conocido que conducir bajo los efectos del alcohol no solo reduce considerablemente el tiempo de reacción de los conductores y disminuye su percepción de la realidad. Además de que tristemente por numerosos sucesos en torno a este motivo, conocemos lo peligroso que es tanto para el sujeto infractor como para terceros un conductor ebrio al volante. Pues algunos parecen no enterarse o no querer hacerlo.

 

En la tarde de ayer efectivos de la Policía Local de Tarifa lograron interceptar a una mujer que conducía en un profundo estado de embriaguez. Todo ocurrió cuando hasta la Jefatura de la Policía Local llegaron varias llamadas de conductores, alertando de un vehículo que circulaba de manera zigzagueante y que habría provocado daños a un vehículo que se encontraba estacionado.

 

Se montó entonces un operativo de búsqueda y localización del referido vehículo que finalmente fue localizado por los agentes por la avenida Batalla del Salado. Al proceder a darle el alto la conductora hizo caso omiso y continuó la marcha.

 

Los agentes realizaron entonces un seguimiento en el vehículo policial hasta conseguir que este se detuviera. Fue entonces cuando pudieron comprobar como la conductora presentaba un notable y evidente estado de embriaguez, localizando además varios envases de bebidas alcohólicas vacíos por todo el interior del vehículo.

 

Una vez realizadas las pruebas de alcoholemia pertinentes la mujer cuadriplicó la tasa permitida, que recordemos que el Código de Circulación de la DGT establece en de 0.5 gr/l en sangre, mientras que el límite en aire espirado es 0.25 mg/l. Antes tales evidencias de infracción e irresponsabilidad al volante los agentes imputaron a la mujer un “Delito contra la Seguridad Vial”.

Comentarios