Tarifaaldia

El pleno aprueba iniciar el procedimiento de ‘nulidad' de adjudicación de Santa Catalina

El Partido Popular señala que el dictamen de nulidad de oficio del Consejo Consultivo de Andalucía viene a demostrar las responsabilidades políticas. El alcalde les replica que el dictamen lo que apunta es a una irregularidad administrativa y técnica y que la ausencia de responsabilidades políticas la avalan las sentencias absolutorias del juzgado y la Audiencia Provincial

El pleno aprueba iniciar el procedimiento de ‘nulidad' de adjudicación de Santa Catalina

 

El pleno ordinario de ayer aprobó por unanimidad y en base a la artículo  102 de la Ley 30/1192, iniciar el procedimiento de ‘nulidad de adjudicación del contrato de concesión de obra pública del cerro y Castillo de Santa Catalina a la empresa Centro Tarifa Santa Catalina, SA.

El acuerdo adoptado por todos y cada uno de los munícipes, entre ellos los del Partido Popular -cuya denuncia motivó la judicialización del procedimiento y la eternalización de un proyecto que ahora no verá jamás la luz- se formaliza toda vez que tras la sentencia absolutoria emitida en noviembre del 2015 por el juez titular del juzgado de lo penal nº 3 de Algeciras, Carlos Iglesias, para los 12 encausados entre ediles y adjudicatarios en el juicio por el llamado Caso Santa Catalina, y posterior ratificación absolutoria en febrero del 2016, por parte de la Sección de Algeciras de la Audiencia Provincial, se replanteaba la continuidad del proyecto paralizado hace 10 años.

El gobierno tripartito, ante las dudas planteadas sobre el proyecto,  y a instancias de la Alcaldía tarifeña que preside el socialista Fracisco Ruiz, presentó con fecha de 31 de enero de 2017 una solicitud de “dictamen ante el Consejo Consultivo de Andalucía sobre revisión de oficio del contrato de concesión de obra pública del castillo de Santa Catalina”. El pasado 15 de febrero el CCA concluía -tras un pormenorizado expediente de 31 folios y tras apreciar, en base al Texto Refundido de la Ley de Contratos del Sector Público vigente, numerosas irregularidad administrativas en el procedimiento técnico de adjudicación para la obra pública  formalizado el 8 de agosto de 2005- dictaminar la “declaración de nulidad del contrato de concesión (por 35 años prorrogables hasta 40) a Tarifa Centro Santa Catalina, SA”.

Tras la pertinente declaración de ‘nulidad’ de oficio, el siguiente paso era aprobarla en pleno como así ocurrió gracias al voto favorable de todos los grupos políticos con representación en el Consistorio, no sin que el Partido Popular volviera a señalar el asunto como un “proceso irregular que debiera de tener consecuencias políticas”, desechando así la sentencia absolutoria emitida por el Juzgado y ratificada por la Audiencia Provincial que entiende el PP que se trata de “evidente error judicial al absolver a los culpables de este desastre”.

El alcalde defendió la inocencia “como así lo constata la propia sentencia absolutoria y lo que ha existido un error administrativo localizado en el paso de concurso de ideas a adjudicación”, señaló el alcalde, que tachó la insistencia del PP de buscar culpables a los ediles en una actitud radicalista”. El alcalde señaló a este medio de comunicación que “el informe del CCA en nada da la razón al Partido Popular que denunció la existencia de prevaricación, eso ha sido juzgado y ha quedado diáfanamente claro que no habido ninguna responsabilidad política. Lo único que ha habido es un procedimiento administrativo mal hecho, y esos procedimientos no los realiza el político”. Ruiz Giráldez explicó que el procedimiento iniciado por su gobierno, “pudo haberlo hecho, Juan Andrés Gil, pero prefirió buscar la contienda política y judicial, que no le dio la razón”.

Ahora la ‘nulidad de la adjudicación’ prevé la liquidación del contrato, la posibilidad de reposición del lugar a su estado original y una más que posible indemnización a la empresa. Este diario ha conocido que la empresa Centro Tarifa Santa Catalina SA. había solicitado una cantidad por indemnización de 21 millones de euros. O lo que es lo mismo, un millón menos que todo el presupuesto municipal previsto para el ejercicio 2017. Algo a lo que el gobierno local se ha negado tajantemente.

El futuro de Santa Catalina será explorado por el nuevo equipo de gobierno, que tiene claro que es necesario poner una puesta en valor del conjunto y entorno de Santa Catalina afrontando un nuevo proceso que desembocará en una nueva licitación.

Comentarios