Padres y Madres del alumnado del CEIP Virgen del Sol exigen a Imbroda -“por la seguridad de toda la comunidad educativa”- que no elimine una línea de Educación Infantil

La medida de Imbroda implica además que al solo tener 4 líneas de Educación Infantil (2 de 5 años, 1 de 4 años y otra de 3 años respectivamente) también se suprime el apoyo en Infantil, con lo cual, el centro contará única y exclusivamente con un maestro de apoyo para todo el alumnado

colegiosolpadres2016
colegiosolpadres2016
Padres y Madres del alumnado del CEIP Virgen del Sol exigen a Imbroda -“por la seguridad de toda la comunidad educativa”- que no elimine una línea de Educación Infantil

 

Un grupo de padres y madres del alumnado del CEIP Virgen del Sol, han dirigido una carta al consejero de Educación, Javier Imbroda al que solicitan recapacite y no lleve a cabo la intención de la Consejería de eliminar -y ya es el segundo curso de manera continuada- una línea -de las dos existentes- de Educación Infantil de 3 años.

 

Aseguran los padres, que “a pesar de existir un número de matriculas suficientes, un total de 26 nuevas más este año y por tanto, justificada la necesidad de continuar con las dos líneas actuales y para nuestra sorpresa, y a pesar de la interrupción del pasado curso, de las limitaciones y nuevas necesidades que en materia de atención especial por la COVID-19 se han determinado para el inicio del curso que viene, nos encontramos una situación mucho peor” aseguran los progenitores del alumnado quienes también han lamentado que además la eliminación de esta línea educativa también provoca que otras dos maestras hayan sido desplazadas, una fuera del centro y otra a Educación Primaria, ambas con destinos definitivos y muchos años de servicio en el colegio.

 

Las madres y padres subrayan que “la falta de apoyo del consejero Imbroda” es muy difícil de entender porque la eliminación de esta línea vendrá a mermar no solo la oferta y calidad educativa del alumnado, sino que afectará directamente a la movilidad tanto del alumnado como de una de las profesoras afectadas que deberán en este nuevo curso cambiar de centro educativo. “Su reducción de líneas en nuestro colegio es solo favorable para usted porque desde luego, no lo es para las familias afectadas, ni para los maestros, ni mucho menos para el centro. Ya que las familias cuyos hijos han sido trasladados a otros colegios, si han elegido nuestro centro ha sido por infinidad de circunstancias y motivos, tanto de metodología, como de ratios, familiares, personales y económicas, entre otras, que al parecer a usted le parecen importar bien poco. Pero no solo esas familias se han visto afectadas por tal actuación, señor Imbroda, sino todas y cada una de las familias de nuestro colegio, ya que al solo tener 4 líneas de Educación Infantil (2 de 5 años, 1 de 4 años y otra de 3 años respectivamente) también nos suprimen el apoyo en Infantil, con lo cual, nuestro colegio ahora contará única y exclusivamente con un maestro de apoyo para todo el centro”. Todo esto también ha provocado que otras dos maestras hayan sido desplazadas, una fuera del centro y otra a Educación Primaria, ambas con definitiva y muchos años de servicio en nuestro colegio.

 

Las madres y padres lamentan que a pesar de llevar años solicitando el aula matinal y comedor para garantizar verdaderamente la conciliación de la vida laboral y familiar, y siendo esta petición constantemente negada de manera reiterada por la Junta, en lugar de ofrecer soluciones, parecen castigarnos eliminando servicios que son fundamentales para no mermar la calidad de la enseñanza. “¿Nos podría responder usted en qué se diferencia nuestro centro del resto? ¿Por qué no se nos brindan las mismas oportunidades a todos? La falta de este tipo de servicios provoca que muchas familias decidan no matricular a sus hijos en este colegio, no porque no quieran sino porque no pueden y si además de eso usted nos recorta una línea y desplaza a nuevos alumnos que quieren formar parte de nuestro centro, pues peor todavía nos lo pone”.

 

Desde el colectivo de padres del alumnado del Sol también se incide en que hace dos años se redujeron las horas de monitores apoyo a la integración, a únicamente 15 horas semanales, con respecto a las 25 horas de años atrás.

 

Concluyen su misiva los padres planteando dudas más que razonables sobre la vuelta las aulas el próximo mes de septiembre. “¿Cómo planea usted una vuelta al cole segura para todos? ¿Cómo pretende usted volver al colegio en plena pandemia, con 25 alumnos en Educación Infantil de 3 años, sin periodo de adaptación y sin maestra de apoyo? Si no nos equivocamos, usted es doctor en Educación, pero muy probablemente no se haya visto jamás en un aula con 25 alumnos de 2 y 3 años, porque muchos de ellos aún no han cumplido los 3, separándose de sus familias por primera vez, llorando, sintiéndose inseguros, con una única maestra que tiene que calmarlos, cuidarlos y enseñarles manteniendo una distancia de seguridad y con mascarilla... porque es esa su idea, no? “. Y es que para las madres y padres, resulta inverosímil e incluso ridículo que el consejero de educación proclames normas como el uso de mascarilla y distancia social, y por otro lado elimine líneas educativas y el número de docentes., que juegan en contra de las básicas medidas preventivas contra la COVID-19.

Comentarios