El MITECO abre la puerta “al aprovechamiento por valorización de la eliminación del alga invasora’

La última actualización de la “Memoria Técnica Justificativa, del Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras” recoge pautas presentadas en su informe por la ‘Mesa Ciudadana sobre el Alga Invasora”

244259892_10226387271933180_1251566471342672288_n
El MITECO abre la puerta “al aprovechamiento por valorización de la eliminación del alga invasora’

Llegan nuevas y esperanzadoras noticias del Ministerio de Transición Ecológica, MITECO respecto al alga asiática invasora, la Rugulopterix Okamurae. Y es que ayer mismo conocíamos la inclusión en el “Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras” de varias de las consideraciones y reclamaciones que a través de la “Mesa Ciudadana sobre el Alga Invasora” entre ellas, y toda vez que el pasado 1 de diciembre del 2020 el Gobierno la declarase como especie invasora, ahora el MITECO dentro de “las medidas y nivel de dificultad para su control de la actualización de su ‘memoria técnica justificada’ del referido catálogo ha incluido como propuesta: el Aprovechamiento de la biomasa generada como medida asociada a la contención y control poblacional de la especie, con garantías de control y con fines de investigación, salud o seguridad de las personas o cualquier otro de beneficio público”.

 

Este detalle en fundamental para que las distintas administraciones con competencias no pongan trabas a cualquiera de los proyectos surgidos al efecto para paliar esta catástrofe ambiental, siempre y, cuando cumpla con estos fines. Proyectos piloto de valorización de alga asiática presentado por la Asociación de Alumnas Algas del Estrecho en colaboración con la empresa ELDAPLAT para la fabricación a partir de los arribazones de algas de la creación de espumas para hacer plantillas u otros componentes del calzado, que se fabrican en rollos para después ser troqueladas. Así se da vía libre para el aprovechamiento de las algas a través de la producción de cosméticos, cordones o plantillas de zapatos o envoltorios para frutas y hortalizas.

 

La noticia es un paso determinante en la apuesta planteada por la Mesa del Alga a tenor del impecable y demoledor informe técnico jurídico realizado por por Francisco Petisme Espino, y Lorena Blázquez Carmona, que concluía que los arribazones de esta alga invasora se concentraban en “aguas interiores cuyas competencias son exclusivas de la Junta de Andalucía” y reclamaba a la administración autonómica responsabilidad patrimonial para afrontar la recogida en indemnizar al sector pesquero y apuntaba como principio general que el destino final de los residuos debe orientarse a su revalorización, fomentándose la recuperación de los materiales sobre la obtención de energía y considerando la deposición de los residuos en vertedero aceptable únicamente cuando no existan otras alternativas viables”.

 

Otras de las propuestas incluidas en la actualización del catálogo de especies exóticas invasoras recoge otras pautas como:

 

  • Identificación y control de las fuentes y los vectores de introducción.

 

  • Identificación y control de los vectores de dispersión.

 

  • Estrategias y redes de alerta temprana en las zonas donde los modelos preventivos han mostrado condiciones ambientales altamente favorables, especialmente en los Espacios Protegidos de la Red Natura 2000, y/o que alberguen hábitats de interés prioritario de conservación, y/o especies incluidas en catálogos de especies amenazadas.

 

  • Seguimiento y vigilancia de la distribución y abundancia de las poblaciones de la especie, sobre todo en áreas marinas protegidas, hábitats de interés y en los límites de su distribución.

 

  • Restauración ecológica de los ecosistemas invadidos y actuaciones de erradicación en los casos en los que ocupe un área muy pequeña y exista presupuesto que garantice el seguimiento posterior, aunque es prácticamente imposible evitar la llegada de nuevos propágulos debido a que su principal vector de dispersión son las corrientes marinas.

 

  • Retirada de los arribazones, con garantía de no alterar ni las comunidades del litoral ni la estructura y composición química del sustrato en el que se asientan.

 

  • Mejora ecológica de las comunidades nativas.

 

  • Coordinación interadministrativa entre todas las administraciones concernidas (local, autonómica y estatal) con competencias en medio ambiente, turismo, pesca, transporte, etc.

 

  • Coordinación transfronteriza en las actuaciones de gestión.

 

  • Sensibilización de la sociedad con el problema de la invasión (educación ambiental) y participación de la misma en actividades de gestión (ciencia ciudadana).

 

Ahora el Gobierno de la Nación parece haber “captado el mensaje” de quienes han volcado de manera altruista su trabajo y horas buscando una solución a un problema que ha trascendido la catástrofe medioambiental y ha adquirido tintes de auténtica crisis pesquera e incluso turística.

 

la ‘Mesa Ciudadana del Alga’ creada en el año 2019 y compuesta por entidades civiles, empresariales y políticas representativas del tejido social de la población tiene el objetivo de analizar la situación, ha sido la de generar propuestas para afrontar la plaga y sus consecuencias, así como promover las acciones necesarias para que las administraciones públicas hagan frente al problema de manera integral, coordinada y efectiva. La nueva actualización del catálogo se acerca a la realidad relatada en su informe la ‘Mesa Ciudadana sobre el Alga Invasora’ recogiendo los efectos negativos para la pesca y el turismo. Las nuevas actualizaciones recogen los daños producidos a la pesca por pérdida de redes y descenso de capturas. Reconoce además “el daño en espacios protegidos dentro de la Red Natura 2000”.

 

Como conclusión de esta nueva actualización el informe apunta a que “el análisis de riesgos realizado determina que el nivel de riesgo del potencial invasor de Rugulopteryx okamurae es MEDIO, ya que se alcanza una puntuación de 17 puntos sobre un máximo de 19. Para que el riesgo se considere ALTO es imprescindible que se alcancen los 19 puntos, es decir, la máxima puntuación en todos los apartados tratados. A pesar de no haber obtenido la máxima puntuación en dos de los apartados, todos los autores del informe consideran que el riesgo para Rugulopterix okamurae debería considerarse ALTO, en base argumentos tan sólidos como que “existe historial invasor de la especie, pues desde 2015 se vienen registrando arribazones masivos en el Estrecho de Gibraltar; el área de distribución nativa del alga asiática presenta condiciones ambientales similares a las presentes en el territorio español; está produciendo importantes pérdidas económicas en el área que ocupa como invasora en el Estrecho de Gibraltar, asociadas al sector pesquero y a la gestión de los arribazones masivos en las playas; o lago tan demoledor como que: “Se desconocen métodos de control efectivos que se puedan aplicar en el estado actual de la invasión”.

 

Así, queda constatado a raíz de esta nueva actualización que la movilización ciudadana y la cooperación entre la ciudadanía y las administraciones públicas son un instrumento más que útil en la búsqueda de soluciones a un problema que se remonta a más de un lustro y que por desgracia tiene aún mucho trabajo por delante para eliminarlo.

Comentarios