(ACTUALIZADO con la valoración de ENDESA) Miles de personas recordaron ayer a las víctimas de la explosión del transformador de Endesa

Bomberos y Guardia Civil fueron alertados esta madrugada por una nueva ‘anomalía’ en el transformador causante del desastre

 

Operarios de ENDESA actuando en el 'cuadro de baja tensión' dentro de la caseta que explosionó el año pasado/TAD.
Operarios de ENDESA actuando en el 'cuadro de baja tensión' dentro de la caseta que explosionó el año pasado/TAD.
(ACTUALIZADO con la valoración de ENDESA) Miles de personas recordaron ayer a las víctimas de la explosión del transformador de Endesa

 

 

“Algo falló. Se oyó un clic y tras eso, ya solo hubo dolor, locura, el sinsentido, e intentar salvar la vida. ¿Qué es lo que ocurrió?”. Apuntaba ayer Fran Fernández Parras en el manifiesto que leyó durante la multitudinaria concentración en recuerdo a las víctimas de la explosión del transformador de ENDESA ocurrida en aquel fatídico 5 de agosto del 2017. ¿Qué es lo que ocurrió?, porque sí, todos sabemos que hace un año una bola de fuego envolvió a ocho trabajadores del restaurante del hotel 100% Fun, dejándoles malheridos y en el caso de Mariluz Morillo Lindes y de Sara Ojeda, arrebatándoles la vida, pero no sabemos por qué y eso es algo más que una mera cuestión, sino una justa necesidad para las víctimas, sus familiares y heridos.

 

Pasaba poco más de las ocho de la tarde y en la avenida comercial principal de Tarifa, Batalla del Salado, se poblaba de camisetas negras con los hashtags #Porlos8deTarifa y #Justicia que pronosticaban que la concentración sería multitudinaria como así ocurrió. En las proximidades de la puerta principal del Castillo de Guzmán el Bueno, se dieron cita unas 2.500 personas que abarrotaron la zona en una silenciosa concentración en la que la voz de Fran Fernández Parras, quien leyó un manifiesto que comenzó relatando cómo sucedió todo para posteriormente señalar que a pesar del tiempo transcurrido, aún ni se han depurado las responsabilidades, ni se han adoptado las medidas aprobadas como mediante resolución por el Parlamento de Andalucía el pasado mes de octubre al objeto de evitar sucesos similares como ocurrido en agosto del año pasado con el triste resultado.

 

Tras una hora concentrados y con la suelta de unos globos simulando a las víctimas y gritos al unísono de “Justicia” y “todos somos Mariluz y Sara” concluyó un emotivo recuerdo, de esta triste historia que aún no ha acabado.

 

 

“NI INSPECCIONES, NI RENOVACIONES, NI NADA”

Las víctimas expresaron ayer su malestar porque “nada se ha hecho” de los acordado en la referida resolución planteada al Paramento de Andalucía por Izquierda Unida establecía: La exigencia a ENDESA de “la realización de una inspección extraordinaria de todos los transformadores instalados en suelo andaluz cuya última revisión se remonte a más de un año, con la supervisión de un técnico de la Junta”. Además se solicita a través de la proposición la exigencia a la multinacional eléctrica de “en el plazo de seis meses, elaborar y presentar un plan de renovación, en el plazo de un año, de todos los transformadores cuya antigüedad superen los 25 años o su tecnología no sea la adecuada para la prestación del servicio en condiciones óptimas de seguridad”.

Nada de ello se ha realizado con el consiguiente enfado e indignación de las víctimas y sus familiares quienes también han exigido celeridad en el proceso judicial que para el esclarecimiento y responsabilidad de los hechos se mantiene abierto en el Juzgado de Instrucción número 4 de Algeciras que hace semanas dictó una providencia por la que cita, en calidad de investigados, a Endesa y al Hotel 100% Fun de Tarifa la vista se espera para el 18 del próximo mes de septiembre.

 

EL TRANSFORMADOR VOLVIÓ A GENERAR ALARMA AYER

El aniversario de la tragedia, estuvo marcado no solo por la concentración multitudinaria de ayer, sino que tanto la Guardia Civil como los Bomberos de Tarifa, fueron avisados ayer, de nueva ‘anomalía’ en el transformador 29272.

Según los datos recabados por este diario, las dependencias de la Guardia Civil de Tarifa registraron en la noche de ayer, una llamada telefónica procedente del propio hotel 100% Fun, en la que alertaban sobre un “olor a quemado”. Por lo que la Guardia Civil dio aviso al parque de Bomberos local, que junto a una patrulla de la Guardia Civil se dirigieron al establecimiento hotelero, sobre las 2 de la madrugada (de hoy lunes).

Una vez allí los bomberos procedieron a, mediante máquina sensor térmica, medir la temperatura en diferentes zonas del transformador, determinado valores de temperatura de unos 120 grados centígrados. A la hora y media del aviso, varios operarios de la compañía eléctrica, ENDESA realizaron labores en el transformador.

Preguntada la compañía por esta nueva ‘incidencia’ desde su gabinete de presa, se expresó su extrañeza, asegurnado que “cree” que el referido transformador “no está operativo”. Desde el gabinete se ha señalado que a lo largo de la mañana recabaría información sobre lo ocurrido esta madrugada.

 

ENDESA: "Allí no hay transformación"

La valoración de la empresa ENDESA de la anomalía registrada esta madrugada en el antiguo transformador podría corresponder a "un cambio de temperatura achacable a la propia y elevada temperatura ambiental unida a la del centro de baja tensión que sustituye al de transformación". Se insiste desde ENDESA que el transformador como tal, "se encuentra inoperativo, y sus funciones las realiza un transformador portátil que se encuentra en las inmediaciones" desde al suceso del año pasado, y que también fue revisado ayer por los operarios.

ENDESA sí ha confirmado no obstante que operarios suyos actuaron anoche en la instalación eléctrica "reconfigurando el sistema, pero -matizó- en un cuadro de baja tensión". Desde la compañía se señala que en los próximos meses continuarán con las labores de inspección de los distintos centros de transformación de la localidad.

Comentarios