Unas lentejas quemadas originan el susto en ‘El Cerro’

Un hombre de avanzada edad, inquilino de la vivienda el único afectado. Bomberos, Policía Local, Guardia Civil y personal sanitario intervienen

Operativo movilizado ante la alarma y riesgo de incendio/S.T.
Operativo movilizado ante la alarma y riesgo de incendio/S.T.
Unas lentejas quemadas originan el susto en ‘El Cerro’

 

 

La intención de comer unas lentejas y una ‘cabezadita’ son posiblemente el origen de la alarma de incendio provocada esta misma tarde en la barriada Nuestra Señora de la Luz, más conocida como ‘El Cerro’.

Las sirenas de los vehículos prioritarios, de Bomberos, Guardia Civil, Policía Local y personal sanitario sembraron la alarma en la población sobre las 13:30 horas de hoy. Todos los vehículos se dirigían rápidamente hacia el bloque número 5 de la barriada ‘Nuestra Señora de la Luz’. Antes de que llegaran los vehículos de emergencia, varios vecinos ya apuntaban a que el origen del humo y el fuerte olor a quemado, procedía de la vivienda Bajo Izquierda del portal 1 del bloque 5. Los bomberos necesitaron forzar la puerta para acceder al interior.

En la vivienda se encontraba, su propietario de avanzada edad, que según apuntaron efectivos de emergencia, “se había quedado dormido mientras preparaba unas lentejas para almorzar”. El descuido provocó que la comida se quemase originando humo y un fuerte olor a quemado que alertó al resto de vecinos.

Controlado el fuego y ventilada la vivienda, los efectivos sanitarios procedieron a la asistencia del anciano que a pesar de necesitar ayuda salió andando por su propio pie. En el interior de una ambulancia, el hombre fue tratado de un estado de nervios y se le proporcionó respiración asistida, sin que aparentemente revistiera más importancia que el susto.

 

Otro fuego en septiembre acarreó la detención de dos jóvenes

Recordamos que en la misma barriada el pasado mes de septiembre la vivienda, segundo izquierda del portal 1 del bloque 2, se produjo un incendio que afectó a toda la vivienda y puso en riesgo a otros vecinos.

Hasta dos vehículos autobombas se personaron en el lugar y varios efectivos de bomberos accedieron con material de respiración autónoma hasta la vivienda en llamas, que ha sido afectada en su totalidad, si bien las llamas se localizaban en el salón de la vivienda. Los bomberos emplearon hasta 1.000 litros de agua para sofocar el fuego y procedieron a la ventilación de la vivienda, así como a retirar elementos afectados que como ventanas de vidrio o persianas.

En aquella ocasión el fuego fue intencionado y la Guardia Civil procedía días después a la detención de dos jóvenes por su presunta implicación en el suceso.

Comentarios