La Junta sanciona con 15.000 euros al Consistorio por los vertidos de Aqualia a la Caleta

El alcalde señala que estudia la posibilidad de que la empresa adjudicataria del servicio asuma íntegramente la sanción. Aqualia insiste en que no es "un vertido residual" sino el aliviadero del agua potabilizada y el limpiado del tanque

vertidocaleta1
Vertido a La Caleta procedente del limpiado de la ETAP que gestiona AQUALIA/TAD
La Junta sanciona con 15.000 euros al Consistorio por los vertidos de Aqualia a la Caleta

 

El pasado mes de octubre este diario se hacía eco de la denuncia del grupo ecologista AGADEN en referencia a un posible vertido de aguas residuales a la playa de la Caleta procedente de la limpieza de la Estación de Tratamiento de Agua Potable, ETAP que gestiona la concesionaria del Servicio Municipal de Aguas y Alcantarillado, AQUALIA.

Hoy, el mismo grupo ecologista ha remitido a los medios de comunicación un documento donde apunta a que la Delegación Territorial de A.G. P.  y Desarrollo Sostenible en Cádiz, ha impuesto una multa de 15.000 euros al Ayuntamiento de Tarifa por vertidos de aguas residuales en La Caleta.

Si bien en la comunicación o contestación de la Consejería de Medio Ambiente al grupo ecologista apunta a que, una vez realizada inspección ocular tanto el vertido del pasado octubre, como otro anterior con fecha de septiembre del 2018, proveniente de la limpieza de la referida ETAP “no se aprecia anomalías, ni olor aparente en el agua (…) pero se levanta (por parte de los agentes de Medio Ambiente) acta por vertido de aguas residuales no autorizado al Dominio Público Hidráulico, susceptible de contaminar  aguas superficiales”. Ello ha derivado finalmente en una sanción de 15.00 euros con cargo al Consistorio y la obligatoriedad de adoptar medidas al fin de evitar vertidos como los denunciados”.

El grupo Ecologista AGADEN ha subrayado la “extensa cronología de unos hechos repetidos y los incumplimientos reiterados por parte de la empresa Aqualia” por lo que solicita que como responsable directa y última de estos hechos, “asuma su responsabilidad” y por tanto la cuantía de la sanción para evitar que sean los ciudadanos de Tarifa quienes tengan que hacer frente a una mala praxis por parte de la empresa.

De igual modo, AGADEN insta al alcalde Francisco Ruiz a que exija a Aqualia a asumir la cuantía de la sanción y a acometer con carácter de urgencias las obras necesarias para que este histórico problema sea solucionado definitivamente en lugar de tener que sumir constantes multas cada vez que se produzcan vertidos de aguas residuales”.

 

El alcalde entiende que deberá de ser Aqualia quién asuma la sanción

 

El alcalde de la localidad, Francisco Ruiz Giráldez, preguntado al respecto ha manifestado que estudiará con sus asesores jurídicos y técnicos este asunto, pero a falta de un conocimiento del “estado de la sanción que creo debe de estar en fase de suspensión, entendemos que deberá de ser AQUALIA, la que como responsable directa de ese vertido asuma las consecuencias de esa acción”. El alcalde recordó que el gobierno local plantea unas obras que hagan que los lodos y aguas residuales de la referida ETAP, no vayan a parar al cauce del arroyo del Olivar y por tanto atraviese propiedades privadas y públicas para finalmente acabar en el mar. La intención es generar un enganche desde la ETAP a la red general de aliviaderos, que canalice ese agua residual (no contaminada, se insiste desde Aqualia) a la EDAR de Tarifa y evitar un vertido al mar, por inocuo que sea o pueda parecer.

 

Aqualia rechaza que sea una vertido de "agua residual"

A lo largo de la tarde el departamento de marketing de Aqualia se ha puesto en contacto con este diario para aclarar que "el vertido no es de agua residual, entendiéndose como agua residual agua contaminada", ha apuntado la portavoz de la empresa, África Hidalgo quién ha precisado que lo vertido al mar, no es más que "agua tratada con los químicos propios de la potabilización, y por tanto inocuo para la salud humana así como sedimentos y elementos en suspensión del tanque donde se almacén el agua procedente de las fuentes de las que se abastece la red general de agua potable".

Cabe recordar que el pasado mes de octubre, cuando este diario publicaba el vertido y la posible inspección por el vertido, el jefe de servicio, Rafael Blanco señaló al respecto que no existió ninguna anomalía ni actividad extraña que haya generado el vertido. “No se ha hecho nada que no se haga siempre cuando se limpian los filtros”, aseguró Blanco, quien además señaló que “los filtros se realizan todos los días”. Este periódico preguntó entonces al jefe del servicio, por qué si todos los días se limpian los filtros, no se produce la mancha en La Caleta todos los días. Rafael Blanco insistió en apuntar a que la operación llevada a cabo el domingo entra dentro del normal funcionamiento de la planta”.

La responsable de comunicación de Aqualia, aseguró desconocer la sanción de 15.000 euros y sí confirmó una existente de 6.000 euros. Pero matizó que "no entiende el por qué de la sanción si cuentan con una autorización expresa de la Junta para llevar a cabo la limpieza de los tanques de manera frecuente e inherente al propio funcionamiento de la planta potabilizadora. Algo ya expresado por Jefe de Servicio, quién señaló entonces de igual modo que “los trabajos de limpieza contaban con las autorizaciones pertinentes  e inherentes a la propia actividad”.

Hidalgo ha señalado que sobre la sanción conocida (la de 6.000 euros) se ha solicitado su suspensión temporal para estudiarla y presentar cuantas alegaciones considere pertinente la empresa. La responsable de comunicación no quiso expresarse al respecto de lo señalado por el alcalde en cuanto a que sea AQUALIA quién asuma la sanción, mientras no concluyan las alegaciones sobre una sanción que oficialmente no tienen constancia oficial.

 

 

Comentarios