La instrucción del suceso en el 100% FUN concluye que la causa del incendio y la deflagración fue “el régimen de sobrecargas severo al que estaba siendo sometido el transformador de alta tensión”

El juez incluye como imputados por homicidio a la empresa hotelera y a la entonces directora, la vicepresidenta de la Mancomunidad y primer teniente de alcalde de Tarifa, María Manella. El inicio del proceso oral podría alargarse entre un año y medio o dos

mani8-2
Manifestación ciudadana reclamando Justicia para las víctimas del suceso del transformador de ENDESA/S.Terán
La instrucción del suceso en el 100% FUN concluye que la causa del incendio y la deflagración fue “el régimen de sobrecargas severo al que estaba siendo sometido el transformador de alta tensión”

 

El fatal suceso de la explosión del hotel 100% FUN ocurrido el 5 de agosto del año 2017 que causó la muerte de dos de sus trabajadoras e hirió de gravedad a otras seis personas mientras estaban cenando antes de incorporarse al servicio de noche ha concluido su fase de instrucción y el titular del Juzgado número 4 de Algeciras solicita la apertura de juicio elevando el asunto al Ministerio Fiscal para que elabore su escrito de acusación. Y lo hace con una demoledora -no sorprendente, pero sí tácita- conclusión y es que lejos de lo argumentado en su defensa por parte de ENDESA el juez subraya en el auto que: “la causa del incendio y la deflagración fue el régimen de sobrecargas severo al que estaba siendo sometido el transformador de alta tensión desde, al menos, el año 2013 y, presumiblemente, desde 2009.

 

En tal sentido el portavoz de la Asociación de Afectados por el Accidente del Transformador 29272 de Tarifa Juan Ramón Ojeda (padre de Sara Ojeda, una de las fallecidas en el suceso) ha valorado el nuevo auto judicial como un paso más en el lento y transcurrir calvario que sufren las víctimas desde aquel fatídico 5 de agosto de 2017, pero con la esperanza de que el juez “nos da completamente la razón y apunta a que la empresa ENDESA es culpable y que lo ocurrido pudo haberse evitado si se hubiera cumplido con las normativas en materia de revisión y control de este tipo de instalaciones eléctricas”, apunta Juan Ramón.

 

El portavoz de la asociación de víctimas, es tajante: las irregularidades comenzaron en el 2009, cuando el último abonado que se enganchó a ese transformador y necesitaba utilizar hasta un 17% de rendimiento más del mismo y ENDESA sabía que la instalación no lo podría soportar. Ya entonces tenía que haber cambiado el transformador por uno que al menos tuviese el doble de capacidad de potencia”.

 

“Tampoco actuó ENDESA”, señala Juan Ramón Ojeda, “cuando conocía perfectamente, y así lo señala el nuevo auto judicial, que prácticamente todos los días de los meses de verano se producían sobrecargas llegando a alcanzar factores de carga superiores al 175% en los momentos de mayor demanda. Y tampoco entonces fue capaz ENDESA de implantar mecanismos de protección y prevención como estiman las normas y las leyes”.

 

El auto recoge el extracto del peritaje judicial ordenado en primera instancia por el Juzgado de instrucción número 2 de Algeciras dentro de las diligencias previas a la Agencia Técnica de Peritaciones en el que se informa que el forzado del transformador debido al alto consumo “se traducían en térmicos, y éstos en mecánicos que fueron mermando, con el paso de los años, la resistencia a la fatiga de la cuba elástica. Una vez vencida, el aceite saltó en estado líquido del interior del transformador, produciendo una atmósfera explosiva que generó una deflagración que creó un frente de llama que alcanzó a los trabajadores del hotel que se encontraban cenando al lado del aparato”. En tal sentido, desde la asociación de afectados, se apela a que la Junta cumpla con los adoptado en el 2021 en el Parlamento Andaluz donde a iniciativa de Adelante Andalucía adoptó el compromiso de “revisar y renovar todos los transformadores eléctricos de Andalucía obsoletos, así como brindar asistencia técnica y legal a las víctimas del suceso”. Juan Ramón Ojeda ha recordado que a pesar de haberse revisado en el pasado año 33.000 inspecciones “se ha conseguido poco puesto que si vemos las gráficas, observamos un incremento alarmante y cómo el pasado año se produjeron 56 casos en todo el territorio español, más de la mitad en Andalucía de sucesos relacionados con transformadores eléctricos, y en este año ya vamos por 24, más de la mitad en Andalucía”. Para Ojeda, no solo valen las inspecciones, sino que estas deben de llevar aparejado la sustitución de los transformadores obsoletos y la actualización de leyes y normativas más restrictivas y garantes de la prevención de sucesos que causen tragedias como la que ellos llevan viviendo.

 

El juez imputa dos delitos a los responsables del hotel

El nuevo auto también ha revelado un nuevo dato y es que tras la realización de todas las pruebas, análisis periciales y las diligencias pertinentes, el juez imputa al dueño del hotel y a la que entonces era directora del hotel, la actual vicepresidenta de la Mancomunidad de Municipios y primer teniente de alcalde, María Manella González -además de a tres responsables de la compañía eléctrica- dos delitos de homicidio por imprudencia grave (por la muerte de las dos empleadas), además de seis de lesiones por imprudencia grave. Y en el caso del hotel y de la Dirección otro delito contra los derechos de los trabajadores. Además, de la responsabilidad civil que tuvieran que asumir.

 

La edil ha declinado pronunciarse al respecto hasta no concluya el proceso judicial, del que fuentes del entorno cercano al gobierno local apuntan “están convencidos que será exonerada de culpa”. De hecho, cabe señalar que sin confirmación por parte de la propia edil, ni del hotel, todo hace indicar que recurrirán la imputación, no descartándose que antes del inicio de la vista oral, que podría iniciarse no antes de año y medio o dos años -según apuntó Juan Ramón Ojeda-, se les saque de la condición de imputados. En tal sentido, el portavoz de la Asociación de Víctimas del Accidentes del Transformador de ENDESA 29272, ha evitado pronunciarse al respecto a las imputaciones tanto del hotel como de quien fuese su directora, señalando tan solo que “será el juez el que determine durante el juicio si tanto el hotel como la directora tuvieron alguna responsabilidad en los hechos”.

 

Ahora tras la emisión de este nuevo auto, se deberá de esperar a la conclusión del informe preceptivo del Ministerio Fiscal, las propias alegaciones de las partes imputadas y tras ello el juez de estas diligencias valorará si conforme a los datos, informes y alegaciones aportados, es este mismo juzgado el competente para juzgar el suceso o elevar la causa a la audiencia provincial.

 

Cuatro años de tragedia y de calvario

Así, cuando estamos a punto de cumplir cuatro años de la tragedia en la que perdieron la vida Mariluz y Sara y dejó malheridos a sus compañeros, Irene, Ester, Kisco, Cobito, Fran y Dani, cocineros y camareros del establecimiento, la Justicia avanza de manera lenta en el esclarecimiento del suceso y la depuración de las responsabilidades.

Comentarios