06:34 h. Jueves, 25 de Abril de 2019

Impiden a un miembro de la Selección Española de Fútbol Amputado recorrer el ‘Caminito del Rey’ por llevar muleta

La empresa de gestión y explotación del sendero de aventura alega que dentro de las normas de seguridad (así reza en su web) está prohibido “portar o el uso de “palos selfies”, bastones y muletas”.

Shus Terán Reyes  |  12 de Abril de 2019 (07:46 h.)
Más acciones:

Marcos disputando un partido internacional vistiendo 'La Roja' /MG.
Marcos disputando un partido internacional vistiendo 'La Roja' /MG.

 

¿Se imaginan que en cualquier establecimiento público o privado se le niegue la entrada a alguien por estar acompañado por un perro ‘lazarillo’, no verdad? Pues atentos a esta extraña historia.

 

Marcos González Peña es profesor de Educación Física en el Instituto Baelo Claudia, donde además es el director del centro educativo. Es al margen de su profesión vocacional un auténtico deportista de élite pues es un experto rider de Kite, aficionado al senderismo y ha formado parte además de la ‘Selección Española de Fútbol Amputado’, pues a pesar de que Marcos es un ‘picao’ del deporte, cuando tenía 8 años le fue amputada el femoral de su pierna derecha. Ya ven el tener una prótesis no le ha impedido ni su desarrollo profesional como profesor de Educación Física ni practicar deportes, que como en el caso de Kite, exige una elevada cualificación física. Pues sin embargo el joven profesor ha visto como recientemente esa prótesis y la muleta con la que se ayuda, sí es motivo para que los responsables de la gestión y explotación del Caminito del Rey, le impidiera realizar el trayecto de aventura por los desfiladeros y cañones del Valle del Guadahorce.

 

La situación se produjo hace un día, cuando Marcos acompañaba a sus alumnos a realizar el sendero. Cuando se disponía a acceder en grupo al inicio de la ruta por Ardales y acabarla en Álora. Sin embargo, su intención se vio truncada por algo que nunca a lo largo de su vida ha sido un impedimento, la falta de su pierna y su socorrida muleta. Y es que las normas de este enclave natural aprobadas recientemente por la Diputación de Málaga, prohíben que cualquier persona realice el Caminito del Rey portando cualquier elemento con el que apoyarse como en su caso muletas.

 

Marcos intentó sin éxito explicar a los gestores que se trataba de una pura necesidad y que no permitirle iba en contra de la igualdad de derecho con respecto a personas con capacidades diferentes. De hecho, el joven profesor colgó en su muro de ‘Facebook’ su mala experiencia acompañándolo de este texto. “la empresa (Hermanos Campano y Bobastro) que gestiona el ‘Caminito del Rey’ (pagado con fondos públicos) discrimina y priva de su disfrute a personas con discapacidad que precisen el uso de muletas. ¡Vergonzoso!”. Y es que Marcos González piensa que “por encima de cualquier norma general debe de prevalecer las circunstancias personales” como en su caso.

 

 

No hubo nada que hacer, y mientras sus alumnos acompañados por otro profesor recorrieron los 8 kilómetros de un paseo que mezcla la aventura con el disfrute del entorno natural, Marcos, vio truncada su posibilidad y derecho como cualquier ciudadano por tener amputada una pierna, algo que no le ha impendido nunca hacer algo que se haya propuesto. No así, los gestores del Caminito del Rey que decidieron por él que no podía realizar el trayecto.

 

Tras interponer la pertinente hoja de reclamaciones, los trabajadores del parque lejos de atender las reclamaciones del profesor, llamaron a la Guardia Civil asegurando que les estaba amenazando. Algo que el joven niega en otro video subido al ‘Facebook’. Marcos optó por marcharse y esperar al grupo al final del trayecto, con una sensación agria y triste. “Me han tratado como un delincuente. (…) Esta es la Andalucía del siglo XXI.” señaló.

 

El Caminito del Rey

El recorrido de El Caminito del Rey es espectacular, desde su llegada a la zona del pantano del Conde de Guadalhorce hasta su salida por la presa del Chorro, dado que nos encontramos en un entorno natural único, que discurre entre dos desfiladeros, cañones y un gran valle, en parte por senderos y en parte por pasarelas. Las descripciones, fotografías y vídeos de todo el recorrido que mostramos a continuación han sido realizadas tras varios meses de intenso trabajo y de múltiples visitas de numerosos técnicos.

Se trata de un recorrido lineal, no circular, y en sentido único, descendente de Norte a Sur, empezando por el término municipal de Ardales y acabando en el de Álora. Este recorrido es de casi 8 kilómetros, empleándose un promedio de 3 a 4 horas. Por su carácter único, hemos estimado oportuno describir dicho recorrido, mostrar claramente sus diferentes partes y hacerle partícipe de lo que a lo largo del mismo puede verse y sentirse.