La historia más oscura del Carnaval gaditano como bálsamo a un Carnaval suspendido

El joven Adrián López Guerrero presenta a través de la UCA su trabajo de fin de grado en Historia que editará próximamente Imagenta con el título de. “Carnaval de Cádiz: control y censura durante la dictadura franquista"

Adriánlopez
El joven Adrián López Guerrero hablando sobre su libro con el templo de las coplas tarifeñas el Teatro Cine Alameda como escenario/TAD
La historia más oscura del Carnaval gaditano como bálsamo a un Carnaval suspendido

 

Dicen que ni la Guerra Civil consiguió lo que va a conseguir ahora la pandemia de la COVID-19, que este año no haya Carnaval en Cádiz. Quién dice Cádiz... dice toda la provincia, porque las autoridades locales también anunciaron por el pasado mes de abril la suspensión del Concurso de Coplas Carnavaleras y señalaban entonces que intentarían “plantear alternativas seguras a una celebración muy arraiga en las costumbres de la ciudadanía que ahora se concibe como inviable”

 

Así, con tal panorama los hay que buscan realmente alternativas para que el Carnaval no quede sin edición en este año. Lo hacen los jartibles de la ‘Asociación de Carnaval Vamoscuchá’ organizando el I Concurso Virtual de Coplas a Nuestra Tierra o como el joven Adrián López Guerrero, quién une su pasión carnavalera -que la tiene mamada desde mu chico porque no en vano abrió sus ojos al sol de la Tacita de Plata hace ya 22 primaveras y porque sus padres han sido carnavaleros y chirigoteros de toda la vida-, con su otra pasión la Historia para ofrecernos lo que es su trabajo de fin de grado en Historia por la Universidad de Cádiz y que editará próximamente Imagenta con el título de. “Carnaval de Cádiz: control y censura durante la dictadura franquista".

 

La UCA ha dado un primer avance de lo que más temprano que tarde será su primer libro y que analiza el devenir de unas fiestas que el dictador quiso eliminar o esconder bajo el título de Fiestas Típicas Gaditanas. Así, impulsado por la sección de Jóvenes Historiadores y Humanistas de la UCA, Adrián López es protagonista de un pequeño video avanzadilla de la presentación de su próximo libro el el que el joven explica de manera pormenorizada como “la celebración del carnaval fue prohibida por la dictadura franquista. En 1948 la fiesta fue recuperada bajo la denominación de Fiestas Típicas Gaditanas, lo que implicaba una profunda remodelación de los antiguos carnavales con el objetivo de hacerlos aceptables para el régimen. En este trabajo analizo el proceso que condujo del carnaval a las Fiestas Típicas Gaditanas, los cambios que se introdujeron en la nueva fiesta, incluido un reforzamiento de la censura, así como el objetivo de tales cambios: hacer del carnaval un espectáculo ideológicamente neutro al servicio de la oligarquía gaditana”.

 

Adrián López Guerrero se confiesa en el video “enamorado de Cádiz, de sus gentes, de sus calles, de su Carnaval…y yo tenía que hacerle algo esta ciudad (donde cursa sus estudios de Historia). Teniendo como profesor a Pepe Marchena, el popular autor de coros tan celebrado como el Coro de los Niños o Tutilimundi y su pasión carnavalera era solo cuestión de tiempo que sus inquietudes quedaran plasmadas en un libro que es fruto de una dedicada investigación documental marcada por la propia pandemia.

 

La pandemia sin embargo no iban a ser óbice para cortar las alas e ilusión de Adrián que gracias a su tesón y pasión tendrá recompensa con la próxima publicación de su trabajo de fin de grado entre los lomos de Carnaval de Cádiz: control y censura durante la dictadura franquista", con una curiosa e ilustrativa (del contenido de su libro) portada que es una adaptación de un cartel de los Carnavales de Cádiz de 1954.

 

Convencido, ferviente y activista creyente Adrián señala que “cuando Dios hizo el mundo, se bajó en Cádiz y creo el paraíso. El Edén es el parque Genovés”, señala López Guerrero que fue en el 2015 pregonero juvenil de la Semana Santa de Tarifa.

 

Este trabajo, según su propio autor “existen dos Carnavales. El de autor de agrupaciones y estamos nosotros, los que contamos la historia del Carnaval de Cádiz. Solo pido que cuando haya carnavales regresemos con más fuerzas (…) para que estas fiestas sigan siendo la verdadera fiesta de la libertad”.

 

Un primer avance, pero los carnavaleros y amantes de la libertad deseamos encontrar el libro en las librerías y poder ojearlo y hojearlo para conocer los entresijos de su propia esencia a través de la mirada limpia y cristalina de Adrián quien representa los mejores valores de la juventud tarifeña.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad