Gil García comparece hoy de nuevo en el Juzgado por otro posible caso de prevaricación

En esta ocasión se trata de unas diligencias previas abiertas contra el exalcalde por otorgar una licencia urbanística sin contar con informes preceptivos favorables

Gil García en una imagen de archivo
Gil García en una imagen de archivo
Gil García comparece hoy de nuevo en el Juzgado por otro posible caso de prevaricación

 

Parece ser que Gil García, el ex alcalde de Tarifa y actual presidente del Partido Popular de la localidad, le ha cogido gusto a los Juzgado y de nuevo en la mañana de hoy deberá de comparecer ante el titular del Juzgado de Instrucción Número 2 de Algeciras para declarar en su defensa de unas diligencias previas abiertas contra él, por un posible delito de prevaricación administrativa al conceder licencia para una obra en la campiña que no contaba con informes favorables.

El ex alcalde, que cumple actualmente una condena en firme de 7 años de inhabilitación por un delito probado de prevaricación estará asistido por uno de los juristas del Consistorio, una deferencia del actual gobierno tripartito.

Este diario, ha podido conocer, que mañana jueves, la misma sala del juzgado será visitada por la Secretaria Municipal, y dos técnicos relacionados con el área de Urbanismo, Patrimonio y Disciplina Urbanística para declarar en ese nuevo caso en calidad de testigos.

 

Fuentes cercanas al ex alcalde, han manifestado que el ex edil se encuentra seriamente preocupado ante la acumulación de casos pendientes con la justicia. No obstante, este nuevo proceso, que podría derivar en un nuevo juicio contempla solo penas de inhabilitación que oscilan entre los 6 y 10 años.

Pero no es lo que se ha juzgado ya, sino lo que queda por juzgar lo que preocupa no solo al ex alcalde, sino a responsables del Partido Popular, que este diario conoce, no se encuentran especialmente cómodos con la acumulación de ‘papeles en el juzgado’ que tiene ya en su haber Juan Andrés Gil.

 

 

Al menos le aguardan dos citas judiciales más

 

Y es que haciendo un repaso al historial judicial del ex alcalde del Partido Popular, el asunto es para preocuparse y cuestionarse la transparencia en la gestión pública de Gil García.  Juan Andrés Gil fue condenado en marzo de 2016 a siete años de inhabilitación a raíz de una denuncia que el PSOE interpuso contra él por el despido de Miguel Ángel Marín, y la contratación de Cristóbal Iglesias, alcalde de Facinas y miembro del Partido Popular tarifeño.

 

El próximo mes de enero, el ex alcalde, volvería a vérselas con la Justicia. En esta ocasión la Fiscalía pide para Gil una condena de diez años de inhabilitación por autorizar conciertos en la venta ‘El Tito’, en una zona especialmente protegida medioambientalmente y pese a regir una prohibición expresa.

Y pendientes quedan aún la petición de la Fiscalía Anticorrupción de otros diez años de inhabilitación por un supuesto delito de prevaricación continuada basado en contratación de los hijos de dos concejales del PP como personal laboral indefinido.

Las condenas por inhabilitación resultan acumulativas, ante este nuevo procedimiento, y el que tiene pendiente por los contratos, cabría la posibilidad de que Gil pactase una conformidad judicial; un mecanismo contemplado en la ley y basado en asumir la pena sin llegar a la celebración de la vista, generalmente a cambio de una notable reducción en los términos de la condena que propone el Ministerio Público.

Comentarios