Tarifaaldia

Las familias del alumnado de colegio de Bolonia no llevarán a sus hijos a clase hasta que no se coloquen “los necesarios módulos”

Ante la amenaza planteada por el Ministerio Fiscal que ha anunciado que se iniciarán acciones penales contra aquellos padres o tutores que permitan el absentismo escolar ante la pandemia del Covid-19, las familias aseguran que asumirán las consecuencias, pero que antes está “la garantía sanitaria y las propias medidas anti-Covid-19 planteadas por la propia administración”.

Las familias del alumnado de colegio de Bolonia no llevarán a sus hijos a clase hasta que no se coloquen “los necesarios módulos”

 

Después de que las familias del alumnado del aula del Colegio Rural Campiña de Tarifa, se negasen a que la Junta instalase en el patio del colegio de Bolonia y El Lentiscal los cinco módulos prefabricados que deberán de garantizar el mantenimiento de la ratio ideal y del distanciamiento social entre el alumnado, y que la Junta ante el desplante de las familias determinara llevárselos y no instalarlos (aunque no existía infraestructura de obra previa, para poder hacerlo), anuncian ahora que hasta que “los módulos no se instalen en la zona adecuada (detrás del colegio en los terrenos donados por el Ayuntamiento de Tarifa), el alumnado no asistirá al colegio.

 

Así se lo han trasladado mediante misiva al delegado territorial de Educación, Miguel Andreu, al alcalde de Tarifa, Francisco Ruiz Giráldez así como al equipo directivo. Las familias aseguran que “instalar los módulos es necesario como medida de seguridad contra la COVID-19 y ante el incremento de la ratio por dos nuevas líneas educativas”, pero matizan que “deberán de ser las administraciones quienes finalmente deben de subsanar los errores o finalizar los trámites, para que se coloquen en el suelo que el Ayuntamiento ha donado a la Junta”.

 

Las familias aseguran que “no van a consentir que por falta de algún documento hacinen al alumnado en aulas o habitáculos de pequeñas dimensiones ay que vulneran el principio de nueva norma sanitaria en materia de prevención y de ninguna otra manera vamos a consentir que parte del alumnado sea trasladados a otros centros educativos”.

 

Las madres y padres del alumnado avisan a la administración que “sus hijos no acudirán a clase hasta que la anómala situación sea subsanada”.

 

Las familias son conscientes de la amenaza que en días pasados se ha lanzado desde distintas administraciones publicitando que el Ministerio Fiscal ha recordado que se iniciarán acciones penales contra aquellos padres o tutores que permitan el absentismo escolar presencial de sus hijos al colegio de forma repetida y sin justificación clara ante la pandemia del Covid-19, señalando que “asumiremos las consecuencias. “Conocemos la amenaza, pero realmente no hay espacio. Los niños de 6 tendrían que tener sus clases en la sala de entrada y secundaria a la biblioteca. Hay 30 matriculaciones nuevas este año y no hay sitio donde meter a los alumnos. Y menos ahora con la necesidad de los grupos burbuja. Lolos grupos burbujas q se piden hacer por el bien de su salud y cono prevención contra la pandemia, son imposible si no hay aulas para los alumnos”, asegura una de las madres.

Comentarios