Una explosión de gas altera la tranquilidad de la barriada de 'Los Pajaritos'

La inquilina de la vivienda número 32 de los adosados de la calle Cristóbal Rojas única herida de consideración por la explosión. Parece que presenta quemaduras de tercer grado en brazos, piernas y cara.

En la derecha de la imagen la cancela de hierro que ha salido despedida una decena de metros hacia la calle/S.T.
En la derecha de la imagen la cancela de hierro que ha salido despedida una decena de metros hacia la calle/S.T.
Una explosión de gas altera la tranquilidad de la barriada de 'Los Pajaritos'

 

La tranquilidad en el que el confinamiento por la alerta sanitaria tiene sumido a la localidad, se ha visto hoy interrumpida en la populosa barriada de ‘Los Pajaritos’ cuando sobre las 21:45 horas, una gran explosión ha ocurrido en la vivienda número 32 de la calle Cristóbal Rojas causando daños de consideración a su inquilina y ocasionando graves daños a la vivienda.

Eran sobre las diez de la noche cuando se escuchó una gran explosión. La reja del cierro principal de la fachada (de unos 50 kilos) salió disparada una decena de metros, al igual que el marco metálico del enorme ventanal.

Uno de los vecinos de ‘Los Pajaritos’ ha acudido hasta el lugar y la propia inquilina salió a su encuentro pidiendo ayuda. Según este vecino, la mujer una chica joven, presentaba quemaduras en sus manos, su cabello y una herida en una de sus rodillas.

 

Hasta el lugar han acudido velozmente, varias dotaciones de la Policía Local, Guardia Civil, Dos vehículos autobombas del parque local de Bomberos y una ambulancia que trasladó a la herida al centro de salud y trasladada hasta el hospital Punta de Europa en Algeciras. Casi con toda probabilidad, sea trasladada a la Unidad de Quemados del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, porque presenta quemaduras de tercer grado en piernas brazos y rostro. La Guardia Civil y la Policía Local tuvo que disolvero alguna concentración de vecinos originada nada más producirse la explosión.

 

Según lo recabado por este diario, el origen del suceso estaría en la acumulación de gas butano que habría tomado contacto con una fuente de calor incandescente, lo que habría originado una gran explosión que se ha podido oír varias manzanas más lejos, creando la alarma en el vecindario.

Los bomberos actuaron en la vivienda -que presenta graves daños estructurales- con cámara térmica, detector de gases y explosímetros, dedicándose fundamentalmente a las tareas de búsqueda de más inquilinos (no los había), eliminación de más riesgo de explosión y ventilar la vivienda.

 

Este diario ha conocido de fuentes fidedignas, que la explosión ocurrió en el piso de arriba, en un dormitorio por causa de una bombona que en esa estancia se encontraba, a pesar que la cocina se encuentra en el piso de abajo.

Los vecinos de la casa colindante se han llevado un buen susto y "daban gracias a dios,  porque la explosión no hubiese afectado al cuarto de la hija pequeña. Por pura precaución, estos vecinos fueron desalojados de su vivienda, pero se confían puedan regresar a ella en breve

 

En estos momentos, los bomberos se encuentran retirando cristales y material desprendido de la vivienda de la vía pública, y las fuerzas del orden público mantienen cortado el tráfico rodado en el lugar.

Comentarios