España realizó en septiembre las primeras auditorías de cumplimiento del Convenio de Aguas de Lastre a dos buques atracados en el Puerto de Algeciras

La Mesa Ciudadana Contra el Alga Asiática lleva años solicitando tales auditorías para favorecer el control de aguas de lastre y por ende del control de especies invasoras como la Rugulopterix Okamurae el el litoral andaluz

retiradaalgas
Una máquina retirando arribazones del alga asiática invasora de la playa de Los Lances/S.T.
España realizó en septiembre las primeras auditorías de cumplimiento del Convenio de Aguas de Lastre a dos buques atracados en el Puerto de Algeciras

Miembros de la Mesa Ciudadana Contra el Alga Invasora y de la Asesoría Jurísdica del Sur, que ha venido desarrollando una labor altruista en los mecanismos contra la proliferación del alga han querido pronunciarse al respecto de la nota emitida el pasado mes de septiembre por el MITECO ante la escasa repercusión que la misma habría tenido. Se trata de la valoración sobre el hecho de que el Organismo Público Puertos del Estado habría liderado y coordinado las primeras pruebas de comprobación del buen funcionamiento de las plantas de tratamiento instaladas a bordo en cumplimiento del Convenio de Aguas de Lastre. Estas plantas permiten purificar el agua de lastre antes de verterse a las dársenas portuarias, de forma que se elimina el riesgo de introducir especies invasoras procedentes de otros hábitats marinos.

 

El calentamiento global, que incluye entre otros efectos la elevación de la temperatura del mar, convierte el riesgo de introducción de especies invasoras en uno de los factores más relevantes de la pérdida de biodiversidad pues facilita el establecimiento y diseminación de estas especies.

 

Las auditorías, que se han realizado a los buques NORDIC LUEBECK y MARY que se encontraban atracados en las terminales de contenedores de MAERSK y TTI durante los días 14 y 15 de septiembre, respectivamente, han contado con el apoyo técnico de la Capitanía Marítima del Estrecho y su servicio de Inspección, y el apoyo logístico de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras. Ambas auditorías se han llevado a cabo por dos equipos distintos que han abordado los buques: el primer equipo ha estado integrado por la empresa global de auditoria industrial SGS en partenariado con LUMINULTRA que utilizó la tecnología ATP para la detección de microorganismos y bacterias; y el segundo equipo por el laboratorio local BE-QUÍMICA en partenariado con la empresa holandesa VESSEL PERFORMANCE CENTRE que utilizó la tecnología basada en la detección y conteo de microorganismos por microscopía de motilidad.

 

La Agencia Europea de Seguridad Marítima (EMSA) ha participado en el ejercicio en calidad de observador, al igual que lo ha hecho la empresa ALFA-LAVAL fabricante de las plantas de tratamiento a bordo de ambos buques.

 

Los resultados y experiencia extraídos de este ejercicio -piloto en España y la UE- serán puestos a disposición de la Organización Marítima Internacional (IMO) a través de la Dirección General de la Marina Mercante para consolidar el conocimiento sobre la eficacia de este Convenio Internacional de Aguas de Lastre en esta fase de aprendizaje en que se encuentra.

 

España se suma así a experiencias análogas realizadas en el Puerto de Singapur y en la Administración Australiana. En el ejercicio han intervenido expertos en la toma de muestras y análisis de cinco nacionalidades de la UE.

 

Un paso más de la Mesa Ciudadana Contra el Alga Invasora

 

La noticia que se fecha el pasado mes de septiembre, viene a satisfacer la demanda de la Mesa Ciudadana Contra el Alga Asiática que lleva años solicitando tales auditorías para favorecer el control de aguas de lastre y por ende del control de especies invasoras como la Rugulopterix Okamurae, llamada Alga Asiática que se ha convertido en una auténtica plaga no solo en el Estrecho sino en todo el litoral costero andaluz.

 

De hecho, una de las estrategias para la gestión de la especie invasora marcada por la Mesa Ciudadana Contra el Alga Invasora, que integra a representantes de los ayuntamientos afectados además del Ministerio de Transición Ecológica, la Junta de Andalucía y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, ha sido precisamente la petición de llevar a cabo auditorias de control de las aguas de lastres de los buques que atracan en la Bahía de Algeciras. Así, a través del trabajo altruista de la Asesoría Jurídica del Sur, Ajdelsur, representada en las figuras de Francisco Petisme Espino y Lorena Blázquez Carmona se había solicitado al MITECO que procediera a “identificar los buques que realizaron los vertidos contaminantes entre 2008 y 2014 con el fin de determinar las responsabilidades de la actual situación y pedir la responsabilidad subsidiaria de los organismos competentes en esta materia”. La intención es que la responsabilidad del vertido sin control del agua de lastre en la proliferación del alga asiática “quede impune”.

 

Desde la Mesa Ciudadana Contra el Alga Invasora insisten en apuntar a que estas auditorias habrían traído consigo la realización de otras tantas, pero "sin que haya trascendido públicamente" y vuelven a solicitar (entre otras muchas medidas) “que se aplique la legislación internacional en materia de vertidos de aguas de lastre adelantándose en la zona del Estrecho a la fecha prevista en el convenio internacional para el control y la gestión el agua de lastre y los sedimentos de los buques por decisión del Estado o de la UE.

 

Antonio Vegara: "Nunca es tarde si la dicha es buena"

 

Uno de las personas más involucradas dentro de la mesa ciudadana, el activista Antonio Vegara se ha congratulado con la noticia y ha apuntado a que "el Gobierno de España inicia sus deberes, nunca es tarde si la dicha es buena". No obstante, Vegara asegura "echar de menos una investigación rigurosa para detectar el 'polizón 0' que hace seis o siete años desembarco ilegalmente por la negligencia de una naviera y un capitán de un buque". El activista medioambiental sugiere "una coordinación con Tánger-Med y Puerto de Gibraltar. Porque de nada sirven acciones en una sola orilla, se trata de llevar acuerdos globales", apunta señalando además a que "estas inspecciones pueden recaudar en multas un 1% de los daños causados, por lo que es necesario tanto serlo como parecerlo, es decir, meterle mano al transporte marítimo para hacerlo sostenible y que pague los perjuicios generados por su actividad".

Comentarios