Tarifaaldia

Ante las constantes roturas, AGADEN-EA piden el total desmantelamiento del ‘Cable’

Apuntan a que “se trata de unas instalaciones precarias desde su puesta en marcha y ya obsoletas y cuya razón de ser no es otra que traer energía sucia desde Marruecos”

Obras de instalación del 'cable' en 1996/TAD
Obras de instalación del 'cable' en 1996/TAD
Ante las constantes roturas, AGADEN-EA piden el total desmantelamiento del ‘Cable’

 

 

Asegura en un comunicado Agaden-Ecologistas en Acción que “la interconexión eléctrica entre España y Marruecos, conocida popularmente como el ‘cable de Tarifa’ y que ha cumplido ya 22 años desde su puesta en marcha, no ha dejado de provocar en los últimos años continuas fugas por roturas en la instalación, hecho que desde AGADEN-EA no se ha dejado de denunciar. Y por lo que es hora de plantearse su total desmantelamiento”, se apunta.

 

La coalición de los dos grupos conservacionistas basa su petición -que no es nueva- “en constates fugas de aceite refrigerante, debidas a lo obsoleto de la instalación, que se producen en la profundidad del Estrecho, y si bien nos pasan desapercibidas por su localización, debemos recordar que afecta gravemente al medio marino. El vertido que se produce con cada rotura no es tan inocuo como pretenden vendernos, ya que este refrigerante está catalogado como producto químico de toxicidad R 21 y R 22, el cual afecta tanto a la Reserva de la Biosfera, la cual es deber de todos el protegerla, como por los problemas graves que puede traer a un sector tan frágil en estos momentos como es el pesquero”, asegura Agaden-EC, contradiciendo a las declaraciones remitidas desde Red Eléctrica de España.

 

Así la multinacional eléctrica ha insistido cada vez que se ha confirmado la rotura de alguno de los siete cables que componen la interconexión, que: “el fluido aislante es biodegradable y una vez disuelto en agua no resulta nocivo para la salud marina y humana” así  se concluye según un estudio del Centro Andaluz de Ciencia y Tecnologías Marinas de la Universidad de Cádiz que apunta a que el fluido aislante que hay en el interior del cable es el PETRELAB 550 y este no resulta nocivo para la salud marina y/o humana” y subrayando que en anteriores vertidos de PETRELAB 550 derramados en el mar y las características hidrodinámicas de la zona afectada, se podía concluir que la afección al medio marino del líquido fugado no ha tenido impacto sobre el medio”.

 

Las explicaciones de REE, que siempre se han producido, toda vez que los ecologistas hayan sacado a la luz la rotura de los cables, y no por iniciativa propia, nunca han convencido a los ecologistas que además consideran que “por otra parte, consideran no conveniente mantener instalaciones cuya razón de ser no es otra que traer energía sucia desde Marruecos. Al día de hoy Europa ha conseguido dentro de su espacio el cierre de centrales térmicas de carbón por su alta contaminación, no debemos caer en la hipocresía de importarlo de terceros países. Es por ello que desde AGADEN EA hacen un nuevo llamamiento al Ministerio de Industria y Energía pidiendo información de los hechos acaecidos y el desmantelamiento de la instalación”.

Comentarios