15:57 h. Jueves, 22 de agosto de 2019

Casi un millar de personas reclamaron Justicia ayer #porlos8detarifa

Unas 800 personas (según fuentes de la policía Local) recorrieron ayer el casco histórico reclamando justicia y recordando a Sara, Mariluz, Irene, Ester, Kisco, Cobito, Fran y Dani. La manifestación desembocó en las puertas del castillo donde algunos de los jóvenes relataron sus via crucis e informaron sobre el proceso judicial

Tarifaaldia.es  |  06 de agosto de 2019 (08:57 h.)
Más acciones:

La manifestación #porlos8deTarifa recorriendo ayer La Calzada/Shus Terán
La manifestación #porlos8deTarifa recorriendo ayer La Calzada/Shus Terán

 

Cuando el sol comenzaba su descenso, el Paseo de la Alameda se llenaba de gente. A medida que iban llegando personas, el color negro de las camisetas diseñadas para el recuerdo de aquel fatídico día, se convertían en el color predominante. Solo los lemas que la decoraban (#Porlos8deTarifa, #JUSTICIA) rompían el duelo y el luto que las víctimas, sus familias, y todo un pueblo viven desde aquella fatídica tarde de un 5 de agosto del 2017, cuando los fallos anomalías del sobreexplotado y viejo transformador 29272 de ENDESA provocaron que se vertieran más de 100 litros de aceite en llamas a través de las rendijas y envolviera en una bola de fuego a Sara, Mariluz, Irene, Ester, Kisco, Cobito, Fran y Dani. Las dos primeras no pudieron sobrevivir a las quemaduras, el resto continúan aún su calvario sometiéndose a constantes procesos quirúrgicos, terapias sicológicas y con la rabia de ver cómo ni las administraciones, ni el hotel, y mucho menos la multinacional eléctrica, ayudan en un lento e ignominioso proceso judicial, sino que por el contrario parecen poner todo tipo de impedimento por esclarecer los hechos e impartir justicia

A pesar del gentío llamaba poderosamente la atención el silencio que casi se palpaba en el momento en el que la cabecera de la manifestación iniciaba su marcha bajo una pancarta en la que rezaba “Pedimos #JUSTICIA, Asociación de Víctimas del Accidente del Transformador 29272 de ENDESA”. En otras pancartas los nombres de Sara, Mariluz, Irene, Ester, Kisco, Cobito, Fran y Dani. El último de ellos, llegado de su localidad, Navalmoral de La Mata en Cáceres que aún convaleciente de sus heridos como el resto de sus compañeros, no quiso en esta ocasión (la anterior no pudo debido a sus heridas) participar del recuerdo a Sara y Mariluz, y el resto de sus compañeros.

Con gritos de Justicia, Justicia….. la manifestación avanzó por la calle Colón para desembocar por la céntrica calle Nuestra Señora de la Luz, para alcanzar La Calzada y continuar en dirección hacia San Mateo para adentrarse por la calle Privilegios y ante las curiosas y respetuosas miradas de los numerosos turistas que poblaban a esas horas las terrazas de los bares y restaurantes, enfilar la calle Guzmán el Bueno para finalmente desembocar a las puertas del castillo. Allí dos de las víctimas (Cobito y Fran) tomaron la palabra para por un lado, hacer un escalofriante relato de los ‘calvarios’ que llevan pasado como consecuencia de aquella tarde y contar la actualidad del proceso judicial que se lleva a cabo como consecuencia del suceso en el Juzgado de Instrucción Número 4 de Algeciras.

Así, Cobito, relató como “aquel clik y la bola de fuego les cambió a todos la vida (…) que intentan normalizar, sin que sea una tarea fácil”. Uno por uno, primero con un emocionado recuerdo hacia Sara y Mariluz, quienes por desgracia no pudieron superar sus heridas, Cobito fue nombrando a sus compañeros, relatando cómo pasaron aquella tarde, y como pasan sus días. Algunos sometidos a intervenciones dolorosas que parece no tener fin. La intervención fue interrumpida en varias ocasiones por los aplausos de los presentes.

Fran Fernández Parras, repasó con detalle la actualidad del proceso judicial. Informó de cómo los imputados, es decir Hotel y ENDESA, no solo no colaboran para aclarar el suceso, sino “que se niegan a contestar las preguntas de nuestros abogados”. También se quejó Fernández Parras, de que el transformador que generó la muerte y el horror, no haya sido custodiado por la Guardia Civil y haya permanecido en las dependencias de una subcontrata de ENDESA, por lo que temen que haya sido contaminado. Fran insistió en que los informes policiales y de otras fuentes de investigación han demostrado que el transformador sufría desperfecto, estaba caduco y sometido a constantes sobrecargas. Todo ello se convirtió en factores determinantes para que aquella tarde del 5 de agosto del 2017, una tranquila cena de compañeros de trabajo antes de incorporarse al servicio de noche, se convirtiera en un auténtico infierno, del que intentan salir.

Tras más de una hora y media de manifestación y concentración donde las lágrimas estuvieron a flor de piel, los 8 de Tarifa volvieron a agradecer al pueblo de Tarifa “la fuerza que nos dais. Sin vosotros, hoy no estaríamos aquí” y volvieron a reprochar la actitud de inacción de la Junta de Andalucía y la de desprecio y falta de humanidad del Hotel 100% FUN y de ENDESA, que se ha desatendido de Sara, Mariluz, Ester, Irene, Kisco, Cobito, Fran y Dani, quienes por suerte y a pesar del calvario por el que transitan pudieron sentir una vez más el cariño de sus convecinos quienes junto a ellos ayer volvieron a reclamar #JUSTICIA #porlos8deTarifa.