Tarifaaldia

‘BiBo Tarifa’ abre sus puertas generando más de 50 empleos directos

A pesar de las críticas recibidas el proyecto consigue la regeneración del entorno de Valdevaqueros. Lleva varios días abierto en modo de prueba y se prepara para quedar abierto al público a partir de mañana de manera oficial

BiBoentrada
‘BiBo Tarifa’ abre sus puertas generando más de 50 empleos directos

 

El ‘BiBo Beach House’ del prestigioso cocinero Dani García y escaparate estrella del proyecto ‘Chiringuitos Casas de Porros’ toma el testigo del famoso restaurante BiBo abierto en Marbella y abrirá sus puertas de manera oficial a partir de mañana lunes

 

El prestigioso chef que cuenta con varias estrellas Michelín, estuvo ayer en el restaurante que lleva días atrás de intensa actividad, ultimándolo todo para arrancar la temporada. El propio Chef ha asegurado que eligió Tarifa porque a pesar de contar con interesantes ofertas para abrir este restaurante en diferentes ciudades del mundo como Londres o Miami, se decantó por Tarifa, en plena ensenada de Valdevaqueros porque así se refuerza la propia imagen “mágica del restaurante” de que la dota la propia esencia y espíritu de libertad que emana Tarifa.

 

El restaurante se abre mañana lunes y después de estar sujeto a un sinfín de requisitos y condicionantes al levantarse en una zona especialmente sensible medioambiental y arqueológica. Donde por otro lado y, a menos de 70 metros y otros 200 hay dos chiringuitos más, pero que desató el malestar de asociaciones ecologistas y de protección del patrimonio. No obstante, el proyecto -que compatibiliza la explotación hostelera y gastronómica, con la puesta en funcionamiento de un aula medioambiental y una escuela de deportes náuticos ‘BiBo Watersport’- cuenta con todos y cada uno de los permisos necesarios. Entre ellos la “licencia municipal para la implantación de la actividad provisional por un plazo de 10 años prorrogables para el establecimiento hostelero”.

 

A pesar de las críticas, lo cierto es, que las actuaciones llevadas a cabo para la construcción del restaurante han sido realmente ajustadas a los permisos y son especialmente cuidadosas en la regeneración del entorno visiblemente afectado por la acción antrópica de años en los que la concentración de caravanas, furgonas y cientos de vehículos tenían sumido al entorno en un auténtico caos y en una degeneración medioambiental progresiva. Ahora, la intención es perimetrar los posibles restos arqueológicos para evitar que se camine por encima de ellos. También se colocará un vallado en la rampa de madera desde el restaurante a la playa, para evitar así, que los clientes invadan zonas aledañas.

 

Así, Dani García y su BiBo implantan su sello de calidad gastronómica con una carta más que atractiva con especialidades diferenciadas en “verde que te quiero verde” o sus fantásticos Brioches como el de “rabo de toro desmigado, laminas de champiñones, salsa DG y rúcula” (un auténtico placer para el palar). El atún de Tarifa estará presente en ‘Oda al atún rojo de Tarifa’ con varias interpretaciones que van desde el tartar hasta el solomillo a la plancha. Otras variedades de pescado también tienen presencia bajo la denominación de “la fritura andaluza” pudiendo degustar unos exquisitos ‘Langostinos crujientes robuchon’ o la ‘lubina frita entera en adobo’. Según el propio chef en el BiBo “puedes elegir la forma de comer como puedes elegir la forma de vivir en Tarifa. Por eso estamos aquí”. A la oferta gastronómica se le une una interesante carta de un sinfín de originales y refrescantes cócteles.

 

A partir de mañana lunes y después de estar abierto al público durante varios días a modo de prueba para ver el funcionamiento del restaurante, el BiBo Tarifa abre oficialmente sus puertas y para ello y a disposición de su clientela, 50 empleados ofrecerán servicio a los comensales (130 en su máxima capacidad) dando muestra de que la explotación turística del entorno de Valdevaqueros, si se respetan los condicionantes y premisas medioambientales, puede y debe de ser realmente compatible con el respeto y cuidado del entorno natural. Solo hay que ir y comprobar como se ha regularizado sin necesidad de emplear hormigón, las desordenadas plazas de estacionamiento y cómo se puede poner en valor el entorno mientras se disfruta de un brioches con el sello de DG.

Comentarios