El Ayuntamiento renueva el voto del pueblo a su Patrona

En un escenario histórico del templo de San Francisco marcado por las restricciones de la pandemia y por las obras en San Mateo, el alcalde Francisco Ruiz renovaba a las 12:40 el voto de esta tradición que data de 1750

votovirge
El alcalde renovando el Voto a la Patrona/Shus Terán
El Ayuntamiento renueva el voto del pueblo a su Patrona

En un templo de San Francisco que pasó ayer a la Historia por acoger a la imagen de la Patrona, María Santísima de la Luz en su venida a Tarifa, a causa de estar cerrado al culto su tradicional sede en San Mateo, y bajo las restricciones y medidas anti-COVID-19 que implica estar aún instaurados en la pandemia, tuvo lugar la renovación del Voto del Pueblo a su Patrona, María Santísima de la Luz en una tradición que se remonta ya al 1750.

 

La homilía fue conducida conducida por el Obispo de la Diócesis de Cádiz, Rafael Zornoza, y por el párroco de Tarifa, Juan Pedro Varo, pero contó con la participación de otros sacerdotes como el párroco de Facinas, Antonio Garrido, y también del Vicario del Campo de Gibraltar, Juan José Marina. Precisamente Garrido fue el encargado de introducir el contexto histórico de esta tradición que coincide con la festividad de la natividad de la Virgen y festividad de la Patrona.

 

Tomó la palabra el alcalde tarifeño, Francisco Ruiz Giráldez en representación del Ayuntamiento ‘bajo maza’, quién apuntó a que el ceremonial acto volvía a desarrollarse un año más bajo tiempo de pandemia. En tal sentido el regidor tarifeño quiso tener palabras de agradecimiento para la figura de los sanitarios y hacia el proceso de vacunación que es el verdadero causante que a pesar de seguir en pandemia estar en un momento trascendental para su superación.

 

El alcalde quiso subrayar el trabajo común de la ciudadanía y de las autoridades para afrontar grandes retos como la reactivación de la economía local. El alcalde recordó el esfuerzo de todos por conseguir este hecho y su posicionamiento (el de Tarifa) como destino turístico. A pesar de que durante la época estival la localidad ha estado repleta de turismo que la han hecho cosmopolita y multicultural, la llegada de septiembre y por ende de la Virgen a la localidad procedente de su ermita en Caheruelas, “nos recuerda nuestros orígenes camperos y marineros. Las tradiciones son importantes para todos, y por eso hemos trabajado con la Hermandad buscando alternativas para poder celebrar este año los cultos en honor a la Patrona”.

 

En un templo que se empequeñeció ante el fervor mariano, llegando los fieles a ocupar asientos fuera del templo en la Plaza del Ángel, el regidor tarifeño subrayó que la pandemia nos ha cambiado la vida a todos, “pero la forma de afrontarla invita al optimismo” apuntó Ruiz Giráldez que cuando daban las 12:40 horas sentención “Tarifa se encomienda a su Patrona. Queda renovado el voto a la señora”.

 

En su homilía el Obispo, Rafael Zornoza acentuó la coincidencia del ceremonial acto, con la festividad de la Natividad de la Virgen María. “Hay un momento que es un volver a empezar. Que nos hace resetearnos. Y ese es cuando Dios se hace hombre. Pero para ello cuenta con la figura de la madre. Es en ese momento cuando se alumbra a Jesús cuando entra el sol en la vida de los hombres. Pero con el nacimiento de la Virgen ese sol ya empezaba a clarear” dijo Zornoza quien  apuntó a que ese símil de Jesús y el sol fue utilizado en el Concilio Vaticano II para revelar la importancia de la Virgen.

 

Y poco a poco con las notas musicales del coro de cámara Ars Moriendi, fue avanzando la liturgia con la presencia además de numerosos fieles, de las autoridades civiles y militares en un acto convertido ya en histórico por celebrarse en tan extraordinario marco de San Francisco.

 

Tras la misa comenzó un día festivo más seglar, donde las familias se congregaron en torno a mesa y mantel para celebrarlo. Pero eso se lo contaremos en la próxima crónica. Mientras tanto, Tarifa en su conjunto, a través del Ayuntamiento vuelve a encomendarse 271 años después a María Santísima de La Luz.

Comentarios