El alcalde de Tahivilla denuncia la discriminación de la Junta ante la falta de protocolos contra la fiebre del Nilo

En la ELA tarifeña se están tratando al menos dos caballos que han sido picados por el mosquito y se está vacunando ala yeguada de la zona. Desde el Ayuntamiento de Tarifa se está recabando información sanitaria y en base a ello solicitar a la Junta una desinfección del territorio. Adelante Tarifa quiere que se fumigue el tubo-arco de Los Lances donde se producen vertidos de fecales

Diego España Calderón alcalde de Tahivilla/S.T.
Diego España Calderón alcalde de Tahivilla/S.T.
El alcalde de Tahivilla denuncia la discriminación de la Junta ante la falta de protocolos contra la fiebre del Nilo

 

“Éramos pocos y parió la abuela”, dice el refrán, y viene como anillo al dedo en una época donde los nuevos brotes de la COVID-19 han determinado nuevas y extraordinarias medidas sanitarias en el término municipal. Y viene como anillo al dedo, porque si el estado sanitario no fuese complicado, este diario puede confirmar a día de hoy la existencia de la presencia de la denominada ‘fiebre del Nilo occidental’ cuya transmisión es achacable a la picadura de un mosquito dentro del término municipal tarifeño.

 

El contagio no se ha producido en humanos, sino en el ganado caballar de la ELA de Tahivilla, cuyo alcalde pedáneo, Diego España ha confirmado que al menos dos equinos están siendo tratados por esta enfermedad y que como medida de prevención se está vacunando a toda la yeguada de la zona.

 

Al margen de los perjuicios que a los ganaderos puede acarrear la enfermedad, el alcalde pedáneo muestra su verdadera preocupación por que la enfermedad afecte a las personas. Algo que España Calderón, sin caer en la alarma, quiere que se evite mediante protocolos preventivos como la Junta de Andalucía ha llevado a cabo en otras zonas de la comarca de La Janda-Litoral. En tal sentido, el regidor pedáneo ha sido especialmente crítico con la Junta de Andalucía, quien desde que surgiera el primer caso en la Puebla del Río (Sevilla) diseñó y puso en marcha el denominado 'Plan de actuación para el control de vectores culícidos en respuesta al brote de fiebre del Nilo Occidental' que ha tenido implantación en poblaciones donde han surgido nuevos casos.

 

La incorporación de localidades al ámbito de actuación de dicho plan compete directamente a la Junta de Andalucía, de ahí que Diego España haya acusado a la administración autonómica de “no tener consideración hacia el término municipal tarifeño, y en concreto a Tahivilla, como sí ha hecho con otras localidades pertenecientes a La Janda como los casos, de Vejer, Barbate, Benalup o Alcalá”.

 

España Calderón apunta a que en Tahivilla y todo el término municipal de Tarifa, existe -aunque no son grandes superficies- zonas agrícolas destinadas a la siembra de arroz, lo que hace que se genere un foco de riesgo de presencia de mosquitos y por tanto de propagación de la enfermedad. También señala al cauce estancado del río Almodóvar como “un riesgo más para que proliferen los mosquitos y por tanto se propague la enfermedad”.

 

El alcalde de Tahivilla ha criticado que en la reunión propiciada por la Junta para abordar este asunto el pasado lunes, no se contase con la presencia del alcalde de la localidad, Francisco Ruiz, frente a la presencia de otros alcaldes de poblaciones vecinas.

 

Diputación realiza campañas ordinarias, pero las extraordinarias como la de la fiebre del Nilo competen a la Junta

 

Desde la Junta de Andalucía se apunta a que “la delimitación de una o varias zonas de riesgo tiene en cuenta la información obtenida de la investigación epidemiológica de los casos, las condiciones naturales y ambientales que determinan las zonas de predisposición y otras fuentes, como las procedentes del sistema de vigilancia de equinos”.

 

Precisamente el alcalde de Tarifa, Francisco Ruiz ha apuntado a que han solicitado información epidemiológica al respecto a las autoridades sanitarias de la Junta, para en base a ello determinar la necesidad de incluir al municipio en ese plan de actuación que tiene una Fase 1 de control vectorial, y en la que están implicados directamente los ayuntamientos y sobre la que se le ha informado especialmente en la reunión del pasado lunes (sin invitar al de Tarifa). Esta actuación consiste en dar respuesta de manera urgente a la eliminación de la mayoría de la población adulta de mosquitos que pudiesen estar asociados al brote. Finalizada la Fase 1 de choque, se desarrollará una Fase 2 con nuevas actuaciones de control del vector y sus larvas; tiene un alcance a medio plazo y con una extensión territorial mayor respecto al área periurbana.

 

De la fase 1 de estos trabajos han participado ayuntamientos y la Diputación provincial. De hecho, la Diputación - ejerce estas labores desde 2006 dentro de su campañas ordinarias- finalizó el trabajo de campo para controlar plagas de mosquitos el 15 de septiembre (plazo límite que también establece la administración autonómica).

 

La determinación de las zonas de actuación está determinada por datos sanitarios (infecciones), vigilancia de équidos y circunstancias epidemiológicos...información que dispone la Junta en base a sus facultades legales. Según se apunta desde la Diputación provincial, junto al trabajo de campo también se aborda una tarea de prospección y diagnosis que concluirá el 30 de octubre. Estos resultados iniciales son – a juicio de responsables provinciales- muy satisfactorios y revelan la práctica inexistencia de larvas en las zonas de control.

 

Adelante Tarifa solicita que se fumigue la salida del turbo arco como prevención de riesgo de la fiebre del Nilo

 

Los casos de Fiebre del Nilo Occidental coinciden cuando hoy mismo, la formación de la oposición Ganar Tarifa ha presentado una solicitud al alcalde “pidiendo que en la zona de las fecales (aliviadero de aguas pluviales del tubo-arco) de Los Lances se lleven a cabo las labores de fumigación que en otros municipios de la provincia de Cádiz ya están realizando”.

El portavoz municipal, José Francisco Castro pide al gobierno local “que asuma sus competencias de acuerdo con la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local, sobre gestión de los residuos sólidos urbanos y protección de la salubridad pública, por lo que pide iniciar y prever la fumigación con producto 𝐛𝐢𝐨𝐜𝐢𝐝𝐚 𝐞𝐜𝐨𝐥𝐨́𝐠𝐢𝐜𝐨 sobre los potenciales lugares de reproducción de las larvas de los mosquitos, que suele ser en zonas húmedas, como la charca de aguas fecales de los Lances o riberas de los ríos, todo ello salvo mejor opinión técnica”.

 

Asegura la formación de izquierda que “la charca que forma el vertido de fecales y el lodazal que lo rodea y que existe casi todos los meses del año, son el entorno perfecto para el anidamiento de insectos, y por ello la petición de Adelante Tarifa de iniciar las labores de fumigación y prevención. No menos cierto es que las aguas fecales suponen un tema controvertido ya que supone poner en evidencia un hecho que puede generar mala prensa, no obstante, la formación local considera que no hay mejor publicidad que un Ayuntamiento que atiende las necesidades de sus ciudadanos tomando las medidas necesarias y radicales ante los problemas”, señalan.

Comentarios